Mariana Lopez de Waard | ¡Ponte una meta!
33068
post-template-default,single,single-post,postid-33068,single-format-standard,theme-hudsonwp,edgt-core-1.2,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,hudson-ver-3.1,vertical_menu_enabled, vertical_menu_left, vertical_menu_width_290,smooth_scroll,side_menu_slide_from_right,woocommerce_installed,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

¡Ponte una meta!

Todos los logros que puedas alcanzar en la vida, todos tus éxitos grandes y pequeños empiezan con algo tan pequeño, pero tan poderoso como una decisión. Y antes de esa decisión que lo cambia todo está… la meta.
La meta es cuando te das cuenta de que hay algo ansías, que deseas, o que sabes que te falta en tu vida. Sea lo que sea, una meta pequeña, una meta enorme. Pero para tomar las decisiones que te llevan hasta esa meta, tienes que saber algo muy importante sobre las metas: si no les das forma, no llegarás nunca.
Así es, es solamente una idea que no llega si quiera a sueño hasta que no decides ponerlas por escrito y entender que conseguirlas es posible. Las personas que consiguen cumplir sus sueños y alcanzar sus metas, en su mayoría, son las personas que escriben y planean sus metas, que les dan forma y se las marcan como un reto.
¿Ya te has puesto metas?
En caso de que aún no hayas formalizado eso de ponerse metas, prueba conmigo este método para fijarlas, planearlas y conquistarlas.
Paso uno. ¿Qué es exactamente lo que quieres?
Analiza bien qué es lo que de verdad quieres conseguir, cuáles serían tus metas en este mismo momento. Lo que más te importa, lo que te anima, lo que hace que tu corazón vaya más deprisa. O simplemente, ¿cómo quieres que sea tu viva en dos, tres o cinco años?
Paso dos. Revisa donde estás ahora.
Es simplemente hacer un balance de las cosas que te han hecho feliz y las que no tanto en el último par de años. Una vez tienes al menos unas tres o cuatro cosas importantes en cada lado piensa como potenciar lo que te hace feliz y como eliminar o lidiar mejor con lo que te hace infeliz. Puede que tus mayores metas se escondan tras esos pensamientos.
Paso tres. Varias pequeñas metas.
Con lo que has meditado puede que ya ten tas la respuesta a varias cosas que quieres cambiar en tu vida. Elige de tus metas una pequeña por cada área de tu vida, por ejemplo: trabajo, familia, salud, etc. Ese será tu comienzo para darle una vuelta completa a tu vida.
Paso cuatro. Escríbelo todo.
Escribe tu meta, escribe como quieres alcanzarla y los pasos que has decidido llevar a cabo. Y lo más importante, escribe cada día que has hecho y qué puedes hacer para seguir avanzando en tu meta. Recuerda que todo objetivo, toda meta, puede dividirse en tantos pasos como sean necesarios dar para alcanzarla, así que no dudes en especificarlos en tu plan si ya los conoces, y tachar con satisfacción cada vez que conquistes cada uno de ellos.
Paso cinco. Celebra cada éxito.
Cada paso en tus metas es un éxito. Es un poco más cerca que estás de conseguirlo. Celébra cada uno y te será cada vez más fácil ir a por el siguiente.
Paso seis. La metas más grandes.
Seguro que tienes guardados más grandes sueños en tu mente. Sigue poniéndote metas y retándote a ti mismo, siguiendo los pasos anteriores. Sigue con perseverancia y con consistencia, sigue marcando, planeando, tachando, celebrando… Y seguirás transformando tu vida en una muy épica.



Translate »