Mariana Lopez de Waard | {:en}Gracias Portugal{:}{:es}Gracias Portugal{:}
32586
post-template-default,single,single-post,postid-32586,single-format-standard,theme-hudsonwp,edgt-core-1.2,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,hudson-ver-3.1,vertical_menu_enabled, vertical_menu_left, vertical_menu_width_290,smooth_scroll,side_menu_slide_from_right,woocommerce_installed,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

{:en}Gracias Portugal{:}{:es}Gracias Portugal{:}

{:en}¡Ya estoy de vuelta de Portugal!
En breve voy a dar otra gira por España, pero cada cosa a su tiempo.
Bueno ¿ y que me traigo de Portugal? Pues muchas buenas vibraciones, para empezar. He estado en lugares preciosos que me llenaban de inspiración y de motivación. Y he descubiertos mensajes del destino en los lugares más insospechados. Y, desde luego, he aprovechado al máximo unos días de agenda apretada para dedicarme a un trabajo maravilloso como es el mío en el que puedes ayudar y formar a la gente al mismo tiempo que compartes con ellos no sólo formales reuniones y eventos, si no también una comida o un café. Hablar del futuro, del tuyo y el de otros, con ilusión mientras haces algo tan normal y cotidiano, tan social.
Eso ha sido Portugal estos días para mi, contacto humano, esperanzas, proyectos de futuro, caras alegres e ilusionadas. Y todo eso casi sin parar a asimilarlo, hasta ahora. Ahora que tengo tiempo lo estoy asimilando y lo único que puedo decir es: Gracias Portugal. Y espero volver pronto.{:}{:es}¡Ya estoy de vuelta de Portugal!
En breve voy a dar otra gira por España, pero cada cosa a su tiempo.
Bueno ¿ y que me traigo de Portugal? Pues muchas buenas vibraciones, para empezar. He estado en lugares preciosos que me llenaban de inspiración y de motivación. Y he descubiertos mensajes del destino en los lugares más insospechados. Y, desde luego, he aprovechado al máximo unos días de agenda apretada para dedicarme a un trabajo maravilloso como es el mío en el que puedes ayudar y formar a la gente al mismo tiempo que compartes con ellos no sólo formales reuniones y eventos, si no también una comida o un café. Hablar del futuro, del tuyo y el de otros, con ilusión mientras haces algo tan normal y cotidiano, tan social.
Eso ha sido Portugal estos días para mi, contacto humano, esperanzas, proyectos de futuro, caras alegres e ilusionadas. Y todo eso casi sin parar a asimilarlo, hasta ahora. Ahora que tengo tiempo lo estoy asimilando y lo único que puedo decir es: Gracias Portugal. Y espero volver pronto.
{:}



Translate »