Los pingüinos y el reparto del tiempo.

Los pingüinos y el reparto del tiempo.

En esta nueva entrega de aprendiendo negocios de la naturaleza, vamos a fijarnos en los pingüinos y como tienen una sociedad estructurada en base a una sola cosa: sobrevivir la mayor cantidad posible de individuos.

Así es, una pare importante en el instinto de cualquier especie es el de la preservación, principalmente mediante la reproducción y la propia supervivencia hasta al menos haber cumplido con la tarea de lanzar al mundo la siguiente generación.

Pero los pingüinos llevan esa preservación de manera organizada, no sólo como una sociedad, sino como equipos.

El huevo y el sistema de rotación.

pingu 1Cuando los pingüinos emperador esperan una cría, esta está en un huevo que debe estar protegido y caliente cada segundo hasta que la cría salga de él. Al estar en un ambiente tan inhóspito, unos pocos segundos de despiste pueden costarle la vida al polluelo, así que esa tarea es un trabajo de veinticuatro horas. Es por eso que ambos padres deben hacerse cargo del huevo por turnos que pueden ser de semanas. Mientras uno cuida del huevo, el otro debe buscar comida para ambos. Si el progenitor que esté buscando comida falla, tarda más de lo normal o le pasa algo, todo se va al traste: el otro padre acabará dejando el huevo desamparado porque el hambre le haga flaquear, abandonar, o muera. Por eso el sistema de turnos ha de ser muy dedicado y preciso o todo el plan fracasa. Suele ser la madre la que emprende el viaje mientras el padre cuida del huevo, la mayor parte del tiempo.

La guardería de crías y la minimización del riesgo y el esfuerzo.

Los mismos pingüinos emperador crean un sistema para proteger a las crías de los depredadores. En lugar de vigilar a sus crías de forma individual, saben que aunando sus fuerzas todos tienen más posibilidades de conseguir que sus crías salgan adelante. Ese sistema requiere que se olviden hasta de quién es cada cría y den el 100% por el conjunto, por todas las crías de la colonia. Los pingüinos se desempeñan por el futuro de su grupo como objetivo global.

Es un comportamiento no muy habitual en la naturaleza en la que en muchas especies prima mucho más el asegurarse de que el gen de cada individuo prevalece por encima de los genes ajenos. Mientras que los pingüinos invierten sus esfuerzos en la especie en general y no sólo en su marca genética.

pingu 2Así pues, los adultos forman “guarderías”, en las que todos los polluelos se juntan en el centro, muy pegaditos unos a otros, mientras que los adultos forman una barrera a su alrededor. Ahí también se establecen algunos turnos, mientras que unos luchar por mantener a las crías juntas, protegidas calientes, otros vuelven al mar a por comida.

Este sistema les ayuda a minimizar esfuerzos para conseguir la mayor cantidad de seguridad para todas las crías de la colonia.

Cuando los que fueron a buscar comida vuelven, alimentan a los polluelos sin importarle si es exactamente su cría o no, todas las crías alimentadas y cuidadas.

¿Qué podemos aprender de ellos, de cara a los negocios?

Los pingüinos son un ejemplo de un funcionamiento prefecto de un grupo repartiéndose las tareas a partes iguales. En un sistema que no tiene unas tareas definidas para cada individuo, se rotan para que dichas tareas se lleven a cabo con total precisión. Ninguno tiene una tarea concreta y sin embargo todos saben que hay que hacer en cada momento para asegurarse de que la mayor cantidad de crías llegan a la madurez en un hábitat duro y difícil para la prosperidad. Ningún pingüino es capaz de llevar una sola tarea por si solo y a tiempo completo.

De esto podemos aprender que los objetivos altamente complejos, difíciles y a largo plazo son más fáciles de completar si repartimos el tiempo de forma eficiente.

Este sistema tiene estos ejemplos de uso en la vida humana y los negocios muy claros:

1. Cómo emprendedor, en solitario, el reparto del tiempo entre tareas de una manera inteligente nos evita el desgaste. No se trata de saltar de una tarea a otra, sino de evitar que centrarnos en exceso en una sola tarea y perder el control sobre las demás.

2. Compartir objetivo con otras personas puede ayudarnos también a evitar un desgaste gracias al apoyo en otros y a que el esfuerzo se ve amortiguado en el equipo.

3. El objetivo del equipo, la visión de conjunto, el plan a largo plazo es más importante que el beneficio personal.

¡Sigue a Mariana Lopez de Waard en Facebook para más consejos! Y, si quieres formar parte de un grupo fuerte y unido, no dudes en enviar un mensaje con tus datos y ella se pondrá en contacto contigo personalmente .

1

You May Also Like