Fábula: El burro que se cayó en un pozo

Fábula: El burro que se cayó en un pozo

Hoy os traigo otra fábula: una que os servirá tanto en la vida como en los negocios y una de las más útiles a importantes que vais a leer jamás.

Un día caminaba un campesino acompañado de su burro y no vieron que había un pozo abandonado, dónde el pobre burro fue a caer.
El animal lloraba y rebuznaba mientras el campesino, fuera, trataba de buscar una solución.

Viendo el campesino que no tenía forma de sacar al burro, decidió que, de todos modos el animal ya era muy viejo y que el pozo, seco y en desuso, necesitaba ser tapado. Así que llamó a sus amigos y vecinos a que le ayudaran a cerrar el pozo y sacrificar al animal en el proceso. Cogieron palas y empezaron a tirar tierra al pozo.

Al caer la tierra en el pozo, el burro se dio cuenta de lo que pasaba y empezó a llorar más aún, pero tras unas cuantas paladas de tierra más el burro pareció calmarse, cosa que desconcertó a todos. Pronto y por sorpresa para todos, vieron como el burro salía tranquilamente del pozo usando el montón de tierra que había caído dentro y empezó a rebuznar de nuevo, pero esta vez de alegría.

Y es que cuando la vida nos tira tierra sólo tenemos que sacudírnosla y usarla para dar un paso más hacia arriba, aprovechar las adversidades como herramientas para crecer y conseguir llegar más lejos. Todo problema es en realidad una oportunidad de hacernos más fuertes y mejores… y lo más importante, que de todo pozo, por profundo que sea, podemos salir simplemente no rindiéndonos jamás.

4

You May Also Like