Lo que hace la diferencia: ¿Por qué “yo”?

Lo que hace la diferencia: ¿Por qué “yo”?

El Network marketing es un negocio social, colaborativo, en el que los éxitos de tu equipo pertenecen a todos los miembros de una manera o de otra.

Sin embargo, tu éxito y el de tu equipo también depende de que otras personas quieran trabajar contigo. Que quieran obtener el producto contigo, o que quieran asociarte a ti y formar parte de tu equipo. Contigo, por encima de cualquier otro.

Muchas personas ofrecen lo mismo en tu compañía, muchas personas que aprecias y que admiras. Pero necesitas que te escojan a ti.

Este negocio no admite competiciones tóxicas, y no avanzarás si empiezas a compararte con otros buscándote tus defectos o intentando destacar los defectos de otros. No, esto no funciona así, y si, alguna vez en tu necesidad de progresar has pensado en tirar tierra sobre tus compañeros deja que te diga que este no es lugar para ti.

Haciendo eso no te ayudas a ti mismo, pero si creas una nube oscura y perniciosa que hará sombra en tu compañía y en la reputación de toda la industria; una reputación que ya muchas personas están más que dispuestas a empañar con su odio y su envidia.

Pero no nos pongamos negativos. Ya te he dicho lo que no puedes hacer.

Pero como la clave del éxito está en ver la solución y no el problema, comencemos ya a hablar de lo que sí puedes hacer para salir de ese atasco temporal.

Tienes que ser auténtico.

Tienes que ser tú mismo. Siempre habrá una técnica o un truco que uno de tus compañeros tenga y quieras copiarle. ¡Perfecto! Siempre y cuando sigas siendo tú. Tú historia, tus razones, tu facilidad o tu dificultad para haber aprendido a dar los primeros pasos, tus metas… Conecta con las personas que son como tú.

Sólo hay un “tú”, pero hay miles de personas que conectarán con tu forma de ver las cosas, de sentir y de trabajar. Y de entre esas personas, encontrarás a tus mejores asociados.

Ten en cuenta que es muy importante que la gente con la que vayas a trabajar sean personas con las que TE GUSTE trabajar. Porque vas a pasar mucho tiempo con ellas.

Muestra autenticidad simplemente siendo natural, dejando que tu entusiasmo y tu pasión fluyan a través de ti en tus presentaciones, en tus reuniones. Que se te vea cómodo haciendo lo que te gusta y veamos que eres “real” y no una actuación. Esto es muy importante, porque lo contrario puede dar una sensación de engaño.

Lo que te digo, de una manera más clara y resumida es que, te vas a ver tentado a reconstruirte para ser igual que un líder al que admires, para tener su éxito. Pero tú no puedes ser él, igual que él no puede ser tú. Puedes aprender todo de él, filosofía y mentalidad, técnicas y consejos. Pero lo que hará que otras personas te prefieran a ti antes que a otros líderes es saber que puedes conectar con ellos, con sus problemas y con sus necesidades. Que tú eres la única persona que, de verdad, puede ayudarles.

Y eso sólo lo vas a lograr siendo honesto, auténtico, sin esconder quien eres en realidad, sin edulcorar o suavizar tu historia. Y, por supuesto, mostrando tu interés genuino por ayudar a esas personas que acuden a ti.

Con el tiempo, podrás preguntar a algunas de esas personas “¿Por qué yo?” y verás que la respuesta es muy parecida a lo que acabo de explicarte.

1

You May Also Like