La era digital es algo muy humano.

La era digital es algo muy humano.

Vivimos en un mundo cada vez más digitalizado, pero eso no significa que sea más frío o menos humano. Y, de hecho, es necesario reconocer el valor del factor humano en todo el avance tecnológico.

La tecnología es una herramienta hecha por personas para hacer más sencillo a otras personas trabajar, aprender y comunicarse. Las empresas implantan tecnología, no para sustituir a personal, sino para hacer que el trabajo del personal sea más productivo con menor dificultad, y al mismo tiempo nuevo personal es requerido para crear, mejorar, manejar y supervisar esa nueva tecnología.

Y con la era digital, llegan nuevas formas de negocio, de entretenimiento, de comunicación, de pagos… de vivir en general. Los seres humanos hemos vivido desde el principio en un constante cambio, en una evolución de la cultura, del lenguaje y de nuestras herramientas, así que el cambio que tenemos frente a nosotros no es más que parte natural de la vida humana. Somos creadores de tecnología desde nuestros inicios y a través de ella nos movemos hacia el siguiente nivel.

Sólo que a veces se nos olvida, aprendemos que lo que hemos conocido durante a mayor parte de los años que hemos vivido es lo natural, y lo nuevo nos causa impresión. Pero si no fuéramos capaces de adaptarnos a esos cambios, aún estaríamos escribiendo sobre piedra. El mayor esfuerzo por adaptarse está en las organizaciones, instituciones y negocios, mientras que las personas simplemente abrazamos esos cambios al ver las facilidades que nos traen.

¿Cómo se preparan los negocios para la evolución de la era digital?

1. Moldearse al cambio.
Cambian la manera en que la compañía funciona. Para ser digitales hay que desarrollar y fomentar nuevas habilidades. Crear o adoptar nuevas formas de trabajo y trabajar para crecer y mejorar en sintonía con la nueva era.
2. Observación e información.
Recoger y estudiar los datos para cambiar o mejorar la toma de decisiones.
3. Aceptar que la disrupción es el nuevo estandar.
Comprender las nuevas necesidades de la sociedad y los mercados y cómo la tecnología emergente puede suplir o ayudar con esas necesidades. Interiorizan la necesidad del cambio e inspiran a la aceptación del cambio. La disrupción está provocada por las necesidades de las personas en busca de nuevas soluciones.
4. Asumir que todo terreno nuevo entraña algunos riesgos.
Trasladar el mundo de los negocios a un entorno digital significa explorar un nuevo terreno y por lo tanto riesgos desconocidos. Pero estar dispuesto a enfrentarse a esos riesgos y mejorar a través de la experiencia.

0

You May Also Like