La invitación

La invitación

Esa llamada tan especial que hacemos a alguien a quien queremos en nuestro equipo. Se trata de un contacto que ya hemos hecho, o una persona que, de hecho, conocemos desde algún tiempo. Y es alguien a quien sabemos que este negocio en el que estamos, ya sea el Network Marketing en sí mismo o esa oportunidad nueva y emocionante que acabamos de encontrar, le será muy útil en su vida y su carrera.

Si esa persona no conoce el Network Marketing podemos hacer un acercamiento a la idea usando la palabra proyecto. Realmente es una palabra que funciona muy bien a la hora de describir a algunas compañías o productos que promueven, y que se ajusta mucho más a lo que queremos compartir con esa persona. Sabemos lo más básico de esta industria es la distribución del producto, pero es la visión detrás de él y el impacto que crea en la vida de tanto distribuidores como usuarios, lo que lo convierte verdaderamente en un proyecto más que es un mero negocio.

“¡Hola! Oye, si tienes un rato esta tarde, me gustaría quedar contigo y hablar de un proyecto en el que estoy y creo que te puede interesar.”

Los detalles es mejor ya discutirlos en persona. Pero ese es buen primer paso para la invitación. Si esa persona quiere quedar contigo y hablar cara a cara sobre ese proyecto, ya tienes parte de su atención. Le interesa lo que tú puedas contarle.

Creando la curiosidad.

En tu llamada inicial puedes hablar de trabajar en algo juntos, o desarrollar una actividad juntos. Puedes hablar de ganar unos ingresos extra. O simplemente que acabas de empezar un nuevo proyecto y estás muy emocionado y quieres charlas sobre eso. Lo más importante es que muestre interés y que acordéis una cita.

No desveles nada por teléfono.

La necesidad de este secretismo es simple y llanamente porque corres el riesgo de explicar mal y a las prisas todo el concepto. Uno de los riesgos del teléfono es que no puedes saber cómo de receptiva está realmente la otra persona. Los grandes asuntos es mejor tratarlos en persona.

Esa conversación que vais a tener, ya sea en tu casa, en la suya, en un café o delante de algún delicioso plato en un restaurante será tu presentación. Sé claro si te pregunta detalles de ante mano. Di que en ese momento no puedes y que prefieres explicarlo todo con detalle en persona, con tiempo y sin interrupciones.

Es posible que haya quien no quiera quedar sin todos los detalles. Puede ser una persona algo desconfiada con la que deberías haber establecido mejor la relación con anterioridad, o que sea así con todo el mundo. En cualquier caso, puedes probar a decirle que pensabas que le sería útil, pero que, si no tiene 20 minutos para hablar con un café, es una pena, pero es su decisión.

Quizás en unas semanas cambie de opinión. Quizás en unas semanas sea esa persona quien te llame de vuelta.


¡Dale a Me Gusta a Mariana Lopez de Waard en Facebook para más consejos! Y, si quieres formar parte de un grupo fuerte y unido, no dudes en enviar un mensaje con tus datos y ella se pondrá en contacto contigo personalmente .

1

You May Also Like