Esas personas que no quieren saber NADA del Network Marketing.

Esas personas que no quieren saber NADA del Network Marketing.

Le hablas a un amigo de tu nuevo proyecto y se pone como si le dijeras que te acabas de unir a una secta. Presentas tu negocio a alguien y notas las “malas vibraciones” por toda la sala, en forma de miradas que juzgan y comentarios llenos de cinismo.

Pero ¿Por qué pasa tan a menudo?

La principal razón de esto es que es un modelo que nos saca, mentalmente, de lo que conocemos y entendemos como normal. Muchas personas entienden que lo ideal es tener un trabajo de ocho horas y un pago fijo mensual. Incluso si no les gusta su trabajo o si sienten que les pagan poco por todo lo que hacen, lo ven mucho más seguro.

Es ese dicho de “malo vale malo conocido”. Es un trabajo que no les llena, pero es lo que conocen como normal, es lo confiable, saben qué es lo que hay y qué deben esperar de ello.

Cuando mencionas cosas como los ingresos residuales, suena muy mal a muchas personas. Piensan que es una manera de aprovecharse del trabajo de otros cuando, en realidad, es un ingreso que deriva de un trabajo que tú ya has hecho con anterioridad. Sin embargo, fallan en ver que, en su trabajo de ocho horas, su superior gana dinero porque ellos ganan dinero, y el superior de su superior, y así hasta el propietario de la compañía.

Sin embargo, en el Network Marketing, si necesitas dejar de trabajar un tiempo por motivos personales, pero ya has estado trabajando años… no tendrás que preocuparte de que, de pronto, las facturas te destrocen. Eso si, nadie puede retirarse tras solo unos meses. El Network Marketing nunca es un “remedio milagroso” para tus cuentas, sin esfuerzo, tiempo y constancia no hay ganancias.

Pero el asunto es que, a algunas personas no les van a valer que les expliques ejemplos o le cuentes que las cosas no son como se las han imaginado.

Con el tiempo vas a identificar cuáles son las objeciones que, si puedes responder, cuáles son las dudas de escépticos que acabarán por convertirse en trabajadores y admiradores de esta industria, y cuáles no son más que excusas para no escucharte. Te recomendaría que no gastaras demasiado tiempo en los últimos. Será como intentar convencer a una pared que se convierta en puerta usando sólo tus palabras.

Solo tienes paciencia y ejemplo.

Tienes tu ejemplo para demostrar que se equivocan, y cuando vean cómo ha cambiado tu vida, entonces lo entenderán. Y si no lo quieren entender… pues, ¡que pena! Son ellos los que más pierden con esa actitud.

2

You May Also Like