Eres más inteligente de lo que crees.

Eres más inteligente de lo que crees.

A Einstein se le atribuye de forma errónea una frase muy famosa, pero no por ese error es menos cierta. Dice que “todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad para trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es un inútil”. Es una cita que nos habla de la educación y la incapacidad para comprender las necesidades individuales de cada uno. De todos modos, Einstein sí que tenía claro que la educación formal no tenía demasiado valor a la hora de preparar a las personas para la vida, ni para juzgar apropiadamente el talento real de las personas. Éste le dijo a su hijo una vez “No te preocupes por las notas. Asegúrate de tener las tareas al día y que no tengas que repetir curso. No es necesario tener buenas notas en todo”. Al mismo Einstein le llegó a decir un profesor que jamás llegaría a nada en la vida.

Por supuesto, este artículo no va sobre Einstein, sino que va sobre ti y lo que tú aun no sabes que puedes hacer. Pero este gran genio del siglo XX es un buen ejemplo para comprender que, aunque la educación es importante, la que nos dan en las escuelas es insuficiente y no alcanza para aprovechar el potencial de todas las personas.

Así, muchas personas que no han destacado en el colegio crecen con esas notas, esas opiniones de los profesores, las charlas entre padres y tutores sobre si necesitan un refuerzo. Son personas perfectamente capaces, ¡pero no han podido amoldarse a un modelo cuadriculado en el que todo lo que importa es memorizar! Y sin embargo crecerán pensando que no son lo bastante listos, ni tienen el talento suficiente para lograr hacer grandes cosas, para alcanzar sus sueños o para marcar una diferencia. Si Einstein hubiera escuchado al profesor que le dijo que jamás lograría nada en la vida, la ciencia moderna aún estaría en pañales.

Y la verdad, ninguno de nosotros necesitamos ser un genio según el sistema educativo, ni un genio al estilo de Einstein, para conseguir crear grandes cambios y para lograr lo que queremos de la vida. Eres más inteligente de lo que piensas, no importa si sacabas buenas notas o malas notas, eres mucho más que un número en un papel. Y, además, cada vez más y más personas, y más y más industrias están descubriendo cual es la verdadera inteligencia que impulsa el éxito, y ésta no es la inteligencia de los tests, de los cálculos y de la memorización, sino la inteligencia emocional. Esa en la que aprendemos de la práctica, en la que somos capaces de entender a los demás y trabajar con las personas. ¡Incluso se empieza a valorar en las empresas más la inteligencia emocional que los títulos académicos!

Es una pena que la educación formal aún no esté adaptándose lo suficiente a esta nueva forma de entender la inteligencia de las personas.

Edúcate en las materias que nunca te han enseñado en clase, esas materias que te enseñan a entender mejor el mundo en el que vivimos y entender cómo aprovechar mejor tu propio talento y tu propio potencial. Aprende a descubrir tus puntos fuertes y tus puntos débiles. Encuentra un mentor, y nunca dejes que nadie te diga que no tienes lo necesario para conseguir tus metas.

Muchísimas personas en el Network Marketing han logrado el éxito tras haberse encontrado fuera de juego en el sistema laboral y en el sistema educativo. Muchas personas que han demostrado luego tener una gran inteligencia emocional, personas que han inspirado a miles de personas y que tras un trabajo que han hecho sobre sí mismos, han demostrado tener un talento espectacular.

¿Por qué no iba a ser ese tu caso? No importa si estudiaste económicas, informática, o si tu asignatura favorita era educación física: siempre tienes mucho más talento por explorar y potenciar de lo que reza en tu expediente. Sólo tienes que creerlo de verdad y comenzar a actuar en consecuencia.

1

You May Also Like