Categoría: Negocios

Le hablas a un amigo de tu nuevo proyecto y se pone como si le dijeras que te acabas de unir a una secta. Presentas tu negocio a alguien y notas las “malas vibraciones” por toda la sala, en forma de miradas que juzgan y comentarios llenos de cinismo.

Pero ¿Por qué pasa tan a menudo?

La principal razón de esto es que es un modelo que nos saca, mentalmente, de lo que conocemos y entendemos como normal. Muchas personas entienden que lo ideal es tener un trabajo de ocho horas y un pago fijo mensual. Incluso si no les gusta su trabajo o si sienten que les pagan poco por todo lo que hacen, lo ven mucho más seguro.

Es ese dicho de “malo vale malo conocido”. Es un trabajo que no les llena, pero es lo que conocen como normal, es lo confiable, saben qué es lo que hay y qué deben esperar de ello.

Cuando mencionas cosas como los ingresos residuales, suena muy mal a muchas personas. Piensan que es una manera de aprovecharse del trabajo de otros cuando, en realidad, es un ingreso que deriva de un trabajo que tú ya has hecho con anterioridad. Sin embargo, fallan en ver que, en su trabajo de ocho horas, su superior gana dinero porque ellos ganan dinero, y el superior de su superior, y así hasta el propietario de la compañía.

Sin embargo, en el Network Marketing, si necesitas dejar de trabajar un tiempo por motivos personales, pero ya has estado trabajando años… no tendrás que preocuparte de que, de pronto, las facturas te destrocen. Eso si, nadie puede retirarse tras solo unos meses. El Network Marketing nunca es un “remedio milagroso” para tus cuentas, sin esfuerzo, tiempo y constancia no hay ganancias.

Pero el asunto es que, a algunas personas no les van a valer que les expliques ejemplos o le cuentes que las cosas no son como se las han imaginado.

Con el tiempo vas a identificar cuáles son las objeciones que, si puedes responder, cuáles son las dudas de escépticos que acabarán por convertirse en trabajadores y admiradores de esta industria, y cuáles no son más que excusas para no escucharte. Te recomendaría que no gastaras demasiado tiempo en los últimos. Será como intentar convencer a una pared que se convierta en puerta usando sólo tus palabras.

Solo tienes paciencia y ejemplo.

Tienes tu ejemplo para demostrar que se equivocan, y cuando vean cómo ha cambiado tu vida, entonces lo entenderán. Y si no lo quieren entender… pues, ¡que pena! Son ellos los que más pierden con esa actitud.

2

Ya debes saber que, según los datos, alrededor de un tercio de las personas que trabajan en el Network Marketing son mujeres. De ese tercio os puedo asegurar que la gran mayoría de ellas son madres.

Hay una relación evidente en esto: el Network Marketing es una industria en la que puedes generar ingresos y, a la vez, conciliar perfectamente tus horarios. Eso llama la atención de muchas madres que quieren trabajar, pero han estado fuera del mercado laboral un tiempo después de tener a sus hijos, o no quieren sacrificar todo su horario y el tiempo que podrían dedicar a educar y sus hijos en un empleo estricto y mal pagado.

De entre estas mujeres y madres, siempre podrá haber una división entre aquellas que priorizan el tiempo en casa y usan el Network Marketing como una forma de mantener la economía familiar en un mejor estado, y aquellas que definitivamente quieren hacer carrera de ello y van a por todas.

Yo siempre te dirá que cualquiera que sea tu elección, si estás feliz con esa elección y te garantiza la libertad que buscas, está bien. Mi experiencia ha sido la de ir siempre a por la cima. Lo he dado todo y he hecho sacrificios personales. Pero, aun así, a día de hoy puedo decir que tengo más tiempo de calidad para disfrutar con mi hijo que cuando no hacía esos sacrificios… O, mejor dicho, los hacía sin saberlo.

Porque pasar ocho horas o más diarias fuera de casa, en un empleo tradicional, siempre significa sacrificar tiempo. Un tiempo que nunca se recupera y que nunca te llegan a reconocer realmente con un salario que se adecue a tu esfuerzo. Eso significa no ver a tus hijos hasta por la noche, cuando todos están cansados. Es no tener tiempo nunca para hacer nada juntos y no ayudarles con sus deberes… Y la otra opción es quedarte en casa pero no ganar nada de dinero.

Por eso, El Network Marketing es una alternativa que atrae a madres. Representa una nueva forma de libertad. Tenemos la posibilidad de ganar calidad de vida, dejar el estrés a un lado, disfrutar de la familia y elegir, sin trabajas qué queremos ser: la madre que, desde casa gana algunos ingresos extra y, mes a mes, las facturas vayan preocupando cada vez menos, o la madre que a veces sale de viaje, pero siempre estará en casa para lo importante y que sabe que a sus pequeños nunca les va a faltar nada.

En esta industria puedes crear el balance perfecto para tus necesidades y las de tu familia. Puedes trabajar desde casa y ser muy productiva. Puedes inspirar a tus hijos a entender que todo es posible si saben lo que quieren y se deciden a conseguirlo. Y sobre todo, pueden demostrar que se puede querer la vida que deseas sin renunciar a ninguna de las partes importantes de ella.

Ahora, sólo necesitamos que más mujeres de ese gran tercio que componen el Network Marketing, se decidan a ser caras más visibles en esta industria y demuestren que querer es poder.

1

Esa llamada tan especial que hacemos a alguien a quien queremos en nuestro equipo. Se trata de un contacto que ya hemos hecho, o una persona que, de hecho, conocemos desde algún tiempo. Y es alguien a quien sabemos que este negocio en el que estamos, ya sea el Network Marketing en sí mismo o esa oportunidad nueva y emocionante que acabamos de encontrar, le será muy útil en su vida y su carrera.

Si esa persona no conoce el Network Marketing podemos hacer un acercamiento a la idea usando la palabra proyecto. Realmente es una palabra que funciona muy bien a la hora de describir a algunas compañías o productos que promueven, y que se ajusta mucho más a lo que queremos compartir con esa persona. Sabemos lo más básico de esta industria es la distribución del producto, pero es la visión detrás de él y el impacto que crea en la vida de tanto distribuidores como usuarios, lo que lo convierte verdaderamente en un proyecto más que es un mero negocio.

“¡Hola! Oye, si tienes un rato esta tarde, me gustaría quedar contigo y hablar de un proyecto en el que estoy y creo que te puede interesar.”

Los detalles es mejor ya discutirlos en persona. Pero ese es buen primer paso para la invitación. Si esa persona quiere quedar contigo y hablar cara a cara sobre ese proyecto, ya tienes parte de su atención. Le interesa lo que tú puedas contarle.

Creando la curiosidad.

En tu llamada inicial puedes hablar de trabajar en algo juntos, o desarrollar una actividad juntos. Puedes hablar de ganar unos ingresos extra. O simplemente que acabas de empezar un nuevo proyecto y estás muy emocionado y quieres charlas sobre eso. Lo más importante es que muestre interés y que acordéis una cita.

No desveles nada por teléfono.

La necesidad de este secretismo es simple y llanamente porque corres el riesgo de explicar mal y a las prisas todo el concepto. Uno de los riesgos del teléfono es que no puedes saber cómo de receptiva está realmente la otra persona. Los grandes asuntos es mejor tratarlos en persona.

Esa conversación que vais a tener, ya sea en tu casa, en la suya, en un café o delante de algún delicioso plato en un restaurante será tu presentación. Sé claro si te pregunta detalles de ante mano. Di que en ese momento no puedes y que prefieres explicarlo todo con detalle en persona, con tiempo y sin interrupciones.

Es posible que haya quien no quiera quedar sin todos los detalles. Puede ser una persona algo desconfiada con la que deberías haber establecido mejor la relación con anterioridad, o que sea así con todo el mundo. En cualquier caso, puedes probar a decirle que pensabas que le sería útil, pero que, si no tiene 20 minutos para hablar con un café, es una pena, pero es su decisión.

Quizás en unas semanas cambie de opinión. Quizás en unas semanas sea esa persona quien te llame de vuelta.


¡Dale a Me Gusta a Mariana Lopez de Waard en Facebook para más consejos! Y, si quieres formar parte de un grupo fuerte y unido, no dudes en enviar un mensaje con tus datos y ella se pondrá en contacto contigo personalmente .

1

Podría decir que este es un tema especialmente importante en el Network Marketing, pero creo que sería mucho más acertado decir que es un tema importante para la vida en general. Piensa que el Network Marketing es un negocio cuya base principal para el crecimiento es saber desarrollar buenas relaciones humanas, y las relaciones humanas son también la base principal de todo lo demás en nuestras vidas, o al menos todo lo demás que realmente importa.

Y para desarrollar buenas relaciones hay que tener en cuenta que, si bien querer lo mejor para uno mismo y desprenderse de relaciones negativas es siempre bueno, pensar única y exclusivamente en el beneficio propio es lo que acaba con todo lo bueno.

Nuestros equipos tienen un valor realmente incalculable en nuestras vidas como networkers y por lo que nos puede aportar en lo personal. Y nuestra responsabilidad tanto como líderes de equipo como compañeros, es fomentar y desarrollar una mentalidad de trabajo en equipo, desarrollar un sentimiento de “nosotros” que contraataque al nocivo sentimiento del “ego” que arruina relaciones y arruina proyectos.

El EGO

No voy a analizar el uso de este término en la psicología, sino de lo que supone el fenómeno del “ego” y el “egocentrismo” para las relaciones.

El ego es una falsa sensación de ser más diferente de los demás de una manera en que se sienta superior a los demás.

Este pensamiento también nos lleva a pensar que todo lo que ocurre que no nos venga bien es siempre culpa de otros, ya que “no puede ser mía, porque no me equivoco.” El problema con esta mentalidad es que, si no puedes reconocer nunca los propios errores, nunca podrás aprender de ellos, superarlos y siempre tendrás algo por lo que estar resentido con otras personas. Es una mentalidad que empuja a la competitividad cruda y sin principios. Algo que nunca puede combinar con el trabajo en equipo.

El ego lleva a los celos y al egoísmo. Nunca ser capaces de alegrarnos por los logros ajenos. Pero es también la vía más rápida para el autosabotaje, ya que el ego nos empuja a aislarnos de los demás, y a revivir demasiado los errores del pasado.

No quiero que se confunda la individualidad de cada uno, o las carreras solitarias con el Ego, pues el ego es sólo una mentalidad en el que sólo una persona tiene importancia sobre las demás.

El NOSOTROS.

No es necesario desprenderte de tu propia identidad y de tus propias necesidades individuales para entender la mentalidad del nosotros. Sólo necesitas comprender que no estás sólo en este mundo y que el éxito no es un camino solitario, que lo que nos enlaza unos a otros y a otros simultáneamente siempre ha sido una fuerza necesaria para la supervivencia y que es una fuerza necesaria la vida en su máximo potencial, así como para los negocios de hoy día. Se acabó el modelo de competición y de pisotones, y es algo de lo que debemos alegrarnos, la colaboración es el sinónimo de grandeza.

El nosotros es valorar la amistad y el perdón, saber crear unidad entre personas con sueños y necesidades similares.

Es ser capaz de sentirte feliz por la felicidad de tu compañero. Es el intercambio de gratitud y de felicidad mutua entre varias personas. En el Nosotros no pierdes importancia o poder, porque todos importamos y juntos tenemos más poder que uno solo. Vivimos el ahora y nos ilusionamos por el mañana, que entre todos sabemos que podemos conseguir.

En el Network Marketing el equipo es mucho más importante que cualquier de nosotros por separado, y eso es algo que debemos asumir, procesar y aceptar para abrazar el “nosotros”. Nosotros, todos juntos, somos algo maravilloso e imparable.

0

Esto es algo que podría aplicarse igual de bien a cualquier tipo de negocio y a cualquier estructura de organización, y es un principio muy sencillo: si tu equipo es feliz, todo funciona mejor.

Sin embargo, ese no debería ser la única motivación para desear que tu equipo sea feliz. Trabajar con personas requiere estar en contacto con un lado más humano de nosotros mismos, más social, y más empático.

Así que, quieres un equipo feliz que ame cada día más su trabajo, y como consecuencia secundaría tendrás también un equipo más exitoso. Pero para lograr ese estado ¿Qué debemos hacer?

1. Conócelos. Conoce a los miembros de tu equipo de manera sincera e interésate por comprender cómo son y qué les motiva. Conoce sus razones y los retos que han tenido que superar.

2. Comprende que cada uno aprende de una manera distinta, y aunque tengas un sistema de entrenamiento sencillo y fácilmente duplicable, siempre deberás estar dispuesto a adaptarte para llegar a todos.

3. Demuestra tu humanidad. Transmite a tu equipo que los comprendes expresándote como ser humano, demostrando que tú también has tenido tus fallos. Permítete ser una persona con sentimientos y no quieras limitar tu interacción con tu equipo de manera fríamente profesional. Un equipo ha de ser una gran familia. Se alguien en quien puedan confiar y con quien puedan hablar sin miedo a ser juzgados.

4. Reconoce siempre los logros y haz críticas constructivas. Celebra los logros de los miembros de tu equipo y anímalos a seguir adelante. Esto es importante por dos razones: Primero porque todos necesitamos sentir que nuestro trabajo es valorado, y es justo que se haga. Segundo porque para corregirlos en su aprendizaje tendrás que señalarle sus errores, y aunque eso también es necesario para seguir creciendo y lo harás de manera profesional y constructivamente, nadie se puede sentir feliz con su trabajo si sólo le hablan para decir lo que está mal.

5. Promueve el crecimiento y el desarrollo personal. Da consejos para el crecimiento, organiza entrenamientos especiales de desarrollo y anímalos a invertir tiempo en construirse a sí mismos.

6. Se siempre claro. Pide con claridad y guía con claridad. Exprésate adecuadamente y no des directrices vagas o con segundas. No vale que dejes cosas en el aire esperando que alguien las entienda, no es un liderazgo justo. Diles personalmente lo que esperas de ellos y lo que ves para ellos en un futuro.

7. Construye equipo y crea lazos. Aprovecha cada oportunidad que tengas para reunirte con varios miembros de tu equipo a la vez y crea conexión verdadera entre todos.

Seguro que puede haber muchas más maneras de traer la felicidad a un equipo, pero empezando con esas, desde la responsabilidad del líder, seguro que estamos creando un buen ambiente para un equipo unido, feliz e imparable.

¡Dale a Me Gusta a Mariana Lopez de Waard en Facebook para más consejos! Y, si quieres formar parte de un grupo fuerte y unido, no dudes en enviar un mensaje con tus datos y ella se pondrá en contacto contigo personalmente .

0

Hablemos por un momento de nuestros hábitos como Networkers y cómo nosotros mismos podemos hacer que la industria sea un poco mejor. A veces nuestro entusiasmo nos pierde y hay hábitos no nos benefician personalmente como networkers, pero que además no benefician nada al resto de compañeros de profesión.
Se trata de cómo nosotros transmitimos lo que significa el Network Marketing con nuestras propias palabras y actos. Y digo esto porque es cierto que compañeros de la industria en algún momento habrán dicho algo que haya hecho poco favor a la hora de animar a la gente a tomar el negocio en serio. Incluso yo habré cometido algún error al principio, como todos, puede que tú también.

– No adornes.
El Network Marketing es maravilloso, lo sé. Lo sé por lo vivo cada día y es una de las mejores decisiones que pude tomar jamás. Me cambió la vida por completo y ahora tengo una vida que ni siquiera me habría atrevido a soñar.
Pero eso no lo conseguí el primer mes. Ni el segundo. Ni el tercero… Lo que quiero decir es que no deberías decir que es algo fácil cuando no lo es. El Network Marketing es algo maravilloso, pero para quienes estén dispuestos a pagar con tiempo, paciencia, mucho esfuerzo y ganas de aprender durante meses. Más vale la pena que digas la dura realidad y espantes a quienes no vayan a poder con ello y no seguir desanimando a personas que no entienden que sólo están en el proceso de aprendizaje, que no es que estén haciendo algo mal o este negocio no sirva para ellos.

– Conoce a gente, no los persigas.
Debes estar abierto a conocer a muchas personas, a crear contacto y construir relaciones. Pero ambas partes deben estar abiertas a ello. Por lo que si ves que alguien no está muy receptivo con la idea es mejor no insistir. Puede costarte al principio entender cuando alguien ha estado ocupado de verdad las últimas tres veces que quedasteis para hablar y cuando realmente no quería quedar. Una pista: Si algo de verdad te interesa, no estás nunca lo suficientemente ocupado para prestarle unos minutos. Además, hay que separar una línea entre ser perseverante y ser un pesado, y a eso no queremos llegar.

– Discute menos que no sirve de nada.
Tu sabes que tu negocio funciona. Cuando encuentras a alguien que, además de no tener ningún interés, te insiste en que no es un trabajo de verdad, o que no es un negocio legítimo, es mejor pasar y gastar tu tiempo en algo más productivo. Porque esa persona no va a cambiar de opinión por más datos que le des.
Este tipo de personas cerradas y centradas sólo en su opinión existen en casi cualquier tema, hay personas que pueden negarte que la fuerza de la gravedad existe, aunque no pares de tirar cosas al suelo delante de sus propios ojos. No vas a conseguir que diga nada diferente y sólo conseguirá que acabes perdiendo los nervios, cosa que no te viene nada bien. Sabes que se equivoca, pues ya está, a seguir viviendo tu vida y construyendo tu negocio.

– Control Online y Offline.
Modales básicos: no entres en discusiones, no descalifiques o arremetas contra otra compañía del mismo sector. Y no postees sin control y de manera masiva e invasora. Sé que quieres hacer contactos, pero eso sólo va a espantarlos.


 

¡Dale a Me Gusta a Mariana Lopez de Waard en Facebook para más consejos! Y, si quieres formar parte de un grupo fuerte y unido, no dudes en enviar un mensaje con tus datos y ella se pondrá en contacto contigo personalmente .

0

Si ya sois parte de esta fantástica industria que es el Network Marketing ya sabéis de que se trata la duplicación. Pero si aún no lo conocéis lo suficiente, dejadme que os explique.

La duplicación es simplemente la acción de enseñar los mecanismos y las herramientas del trabajo en network marketing a los nuevos distribuidores. Y de manera en que ellos el día de mañana también puedan enseñarlo cuando ya lo dominen. Duplicas la técnica, duplicas el sistema, pero al final cada persona la pondrá en práctica con su propio toque especial, porque, aunque todos aprendamos de la misma manera, también es necesario saber destacar y tomarnos la libertad de ser quienes realmente queremos ser en un negocio en el que puede permitírnoslo.

El arte y el poder de la duplicación están en el sentimiento sincero de querer crear nuevas carreras, de potenciar a las personas, ayudarlas a descubrir y aumentar sus talentos. Que te importe realmente que tengan un comienzo en la industria lo más feliz posible. Este es un trabajo que puede llegar a ser duro y frustrante en las primeras etapas, así que es vital que nosotros, los líderes, los mentores, los patrocinadores… no lo pongamos aún más difícil con entrenamientos improductivos o con falta de interés.

Ahí es donde entra el poder de una buena duplicación, una duplicación cargada de energías positivas.

Así que, como mentor, ¿qué puedes hacer para una duplicación efectiva y positiva?
Se empieza por planificar un encuentro para enseñar lo básico. Ya sea en persona o por Skype si ambas personas no pudieran acudir al mismo lugar. Hay que dedicar el tiempo necesario para que la otra persona comprenda a grandes rasgos desde el primer día como es el trabajo y el producto con el que va a convivir.

No debe pasar demasiado tiempo hasta el primer entrenamiento ya sea individual o en grupo. Una vez se entra en acción hay que entrar en acción completamente. En los primeros entrenamientos podéis establecer algunas tareas, o retos si preferís llamarlos así (es mucho más estimulante que “deberes” o “tareas”) para que empiecen a poner en práctica lo que habéis enseñado de forma masiva. La práctica es el único secreto para dominar cualquier técnica.

La duplicación no acaba tras explicarles qué deben hacer y cómo si no que deberéis tener un seguimiento continuo, animarlos a ir a vuestros o eventos o a que hagan los suyos propios y acudir, seguir ofreciendo entrenamientos aun cuando ya se hayan establecido.

0

¿Sabes qué es la libertad financiera? Es simple y llanamente ser libre de preocuparnos por el dinero. Lo que pasa es que vivimos en un mundo en el que inevitablemente hará falta dinero para cubrir todas nuestras necesidades, tener una casa calentita en invierno, agua limpia y corriente, comida en la nevera. Cuidados médicos y poder pagar los tratamientos que nos haga falta en caso de necesitarlos. La ropa de los niños, en buenas condiciones y siempre adecuada a su edad. Y su educación.

Tal vez el dinero no nos dé la felicidad (de hecho, no lo hace.) pero la falta de él nos causa muchos problemas, el estrés de no saber de dónde sacas para la ortodoncia de tu hijo, o si el coche tiene una avería y vas a tener que prescindir de algo para arreglarlo… Esas cosas no se llevan bien con la felicidad.

La libertad financiera es trabajar un entorno vital en el que esas cosas por fin dejen de tener importancia y puedas hacer lo que quieres hacer con tu vida, sin que tu vida sea una carrera sin fin por pagar las facturas.

Para llegar a este punto, un señor muy inteligente del que quizás hayas oído hablar, Robert Kiyosaki, encontró una fórmula de elementos. Estos elementos son los pilares que construyen y dan soporte a tu libertad financiera. A continuación, te explico algunos, los principales y más evidentes de esos pilares.

1 – Educación financiera.
Es la educación que no te dan en las escuelas, la educación que te ayuda a entender todo el entramado económico que existe en el mundo y que afecta a tu hipoteca, tus créditos, tu cuenta de ahorros. Es la educación que te falta para entender porque cosas que levas mucho tiempo haciendo con el dinero, son las mismas que te llevan no estar nunca libre para vivir.

2 – Desarrollo personal.
Además de aprender a manejar tu dinero, para ser libre financieramente tienes que encontrar otras vías de ingreso. Inevitablemente esto te hará pensar en crear un negocio a tiempo parcial además de tu empleo, o directamente, emprender al completo. Pero para lograrlo tienes que examinar tus miedos y derrotarlos, y tendrás que aprender y capacitarte en áreas que desconocías.

3 – Liderar.
Dice que Kiyosaki que en un negocio exitoso cuentan más las personas que el producto. Es decir, con buenas organizaciones y buen liderazgo, con un buen sistema que sea expandible y con un buen trabajo en conjunto, se llega mucho más lejos de lo que el producto o el servicio lo haría por sí solo. Eso significa trabajar en ti mismo y tus dotes de liderazgo con igual o más detalle, porque tú eres quien hará triunfar tu marca.

4 – El equipo, una hermandad de sueños comunes.
Los negocios son un asunto de equipo. Si las personas son importantes, que éstas estén unidas por sueños comunes, valores y formas de pensar parecida las hace una fuerza imparable. Aquellos con los que te reúnas para trabajar, las personas que formen parte de tu vida personal y laboral serán el impulso definitivo.

5 – Entender que no amasas riqueza, sino libertad.
No pienses en los números y los resultados como si tu meta fuese sólo amasar riqueza, lo que haces es crear un proyecto que te permita, a largo plazo, tener una vida en la que tengas tiempo para ti mismo y tu familia, en la que trabajes en algo que has creado y que te gusta, y en la que el dinero no sea tu mayor preocupación ni tu principal motor para levantarte por las mañanas. La riqueza real es saber que no estás a unas pocas semanas y un imprevisto de dejar facturas sin pagar.

¡Dale a Me Gusta a Mariana Lopez de Waard en Facebook para más consejos! Y, si quieres formar parte de un grupo fuerte y unido, no dudes en enviar un mensaje con tus datos y ella se pondrá en contacto contigo personalmente .

3

Seguramente has hecho algunas de estas cosas, sin saber que son las formas más rápidas y sencillas de tirar el dinero.

1. Gastar más de lo que ganas.
Tus ingresos no soportan tu estilo de vida y no estás trabajando por cambiar esos ingresos. Así deberías empezar a ver en qué debería ir ahorrando o ese estilo de vida te llevará a…
2. Endeudarte con créditos.
Pides prestamos o compras cosas a plazos que luego tendrás que pagar con intereses y comisiones, haciendo que te salga mucho más caro.
3. Olvidarte de ahorrar.
Lo gastas todo y vives a un mes de diferencia de quedarte en la ruina. Tienes que aprender la importancia de tener unos ahorros o crear un fondo para el futuro o para emergencias.
4. Todo el mundo sabe qué ganas y en qué lo gastas.
Es innecesario que cuentes a todo el mundo lo que haces con el dinero, y además te expone y te hace vulnerable.
5. Dejar que la impulsividad coja la tarjeta de crédito.
Ropa bonita, un reloj, ese nuevo iPhone… Antes de comprobar las entradas y salidas del mes ya estás pasando la tarjeta. Y lo que ahora es un subidón de alegría el mes que viene es un disgusto. En lugar de eso, hazte un presupuesto del mes y aparta, si los números te dan para ello, una pequeña cantidad para hacerte un regalo de vez en cuando.
6. Negarte a una educación financiera.
La educación financiera te ayuda a saber administrar tu dinero y a sacarle mucho más partido. Lo que nos lleva a al siguiente punto.
7. Pagar a alguien para que te lleve las finanzas.
A menos que tengas grandes ingresos y muy poco tiempo para poder dedicarle a tus propias finanzas, deberías poder encargarte tu mismo. Con un poco de educación financiera y un interés genuíno por tener el control de tu economía,

0

Si llegaste a leer mi artículo sobre los lobos y el liderazgo de los alfas, ya sabrás que ser un alfa no es una posición privilegiada o de poder tanto como de responsabilidad. Y en los humanos debe ser una posición también de responsabilidad y de inspiración.

En el reino animal en general, el término alfa suele referirse a aquel individuo dentro del grupo que destaca de los demás ya sea por fuerza, por astucia o por sus habilidades de supervivencia que en la mayoría de los casos suele ser quien lidera al resto del grupo en su búsqueda de refugio, agua o comida.

En los seres humanos este concepto cambia.

Cuando hablamos del alfa, normalmente nos hemos referido siempre a un hombre capaz de imponerse a los demás. Ese concepto no me gusta mucho. Principalmente porque creo que “alfa” debería ser algo que inspire, no que intimide. Pero por suerte, cada vez más ese concepto de alfa va cambiando a algo que si resulta ser inspirador y digno de admiración más que de intimidación. El “macho alfa” por fin pasa de ser una figura agresiva y convertirse en una de seguridad en uno mismo, de liderazgo con responsabilidad.

Y os cuento todo esto porque quiero hablar de otro concepto del que se habla menos, pero que existe.

La mujer alfa.

La mujer alfa destaca por su iniciativa; es aquella que está dispuesta a dar un paso adelante para “tantear el terreno” antes que sus compañeros den los siguientes pasos.

La mujer alfa no tiene sólo un plan, tiene una meta a la que no renuncia.

Una mujer alfa compite con los demás si es necesario para conseguir obtener un objetivo muy deseado, pero no competirá sólo y únicamente para mantener “un estatus”. Es decir, no existe tal cosa como una competición entre alfas.

La mujer alfa no necesita elogios ni aprobación, ni los busca, pero tampoco rechazará a aquellos que busquen apoyo e inspiración en ella.

Ella es alguien que, si tiene algo importante que decir, lo dirá sin que se lo impidan o le corten la palabra.

Las mujeres alfas son personas altamente energéticas y llenas de motivación y determinación que saben lo que quieren y que saben que se lo merecen. Saben que es ya es hora de dejar de andar de puntillas y de disculparse por querer tener metas propias.

Como veréis, realmente no distinguimos demasiado lo que es una mujer alfa, de lo que es una mujer con un fuerte espíritu emprendedor, una mujer segura, con un gran sueño por cumplir y por el que luchar.

Así qué ¿Cuántas mujeres alfas hay presentes?

 

¡Dale a Me Gusta a Mariana Lopez de Waard en Facebook para más consejos! Y, si quieres formar parte de un grupo fuerte y unido, no dudes en enviar un mensaje con tus datos y ella se pondrá en contacto contigo personalmente .