Mes: julio 2017

El mayor obstáculo que vas a encontrar en tu camino hacia el éxito es un obstáculo que crearás tú mismo.

Ese obstáculo son las barreras que construyes con tus inseguridades, con tus temores y las creencias aprendidas.

La cuestión es que, sí, tienes cosas en las que debes trabajar. Tienes cosas que no funcionan, quizás que te distraes mucho, quizás que no crees bastante en ti mismo, o quizás que aún no has creado la mentalidad que necesitas para darte el impulso. Pueden ser muchas cosas, pueden ser cosas con poca importancia o cosas en las que necesites mucho más trabajo y tiempo.

Pero todo se supera. Que tengas esos fallos o esas características no supone una barrera, pensar que no podrás alcanzar tu meta por ello, si.

Planifica.

Planifica tu meta y escribe cuales pueden ser tus puntos débiles que se interpongan. Deberás esforzarte en trabajarlos y eliminar tu camino de obstáculos. Cuando creas que te vienes abajo, repasa tu plan, recuerda tu sueño y el porqué de perseguirlo.

El mejor momento es AHORA.

Otro obstáculo que nos ponemos es dejarlo para mañana, dejarlo para el lunes o para cuando estemos preparados. Te dices una y otra vez que harás eso que tienes pendiente cuando acabes esto otro o cuando sea el mejor momento. Nunca hay mejor momento que el ahora. Cuando pospones tanto estás creando excusas para no llegar a hacerlo nunca, porque en el fondo te da miedo. Es mejor enfrentarte a ese miedo de una vez y avanzar. Entonces, se creará la magia.

Otros han podido, ¿por qué tu no?

Cuando piensas que no eres tan listo, o que no tienes suficiente carisma, o que no tienes esto o aquello… Piensa: muchas personas de éxito fueron tratadas como personas que destacaban poco. Algunos eran demasiado tímidos, a otros les dijeron que nunca llegarían a nada. Incluso hay personas de éxito que han tenido años duros en la infancia, dejaron la escuela, o se les hundieron varios proyectos antes de conseguir que uno triunfara. En resumen, todos ellos son personas normales y corrientes con fallos y virtudes como cualquiera. Lo que los hace especiales es que no se rindieron.

No más excusas.

O quieres o no quieres. O lo haces o no lo haces. Pero no te pongas excusas. Si algo se complica busca la manera de arreglarlo. Pero si no quieres gastar ese tiempo y ese esfuerzo en conseguirlo… es tu decisión. Pero al final, es sólo tu decisión y no tiene nada que ver con las circunstancias, las dificultades o los obstáculos. Porque solo son obstáculos si tu quieres.

0

En una profesión tan social y en el que las conexiones personales que hacemos son fundamentales para el desarrollo de toda la actividad, es cierto que puede costar algo más mantenerte al día con todos tus contactos.

Pero como todo lo demás, el truco está en el hábito. Ninguno de nosotros tiene una memoria lo suficientemente buena para esto, así que la ayuda de un poco de organización y de metodología es lo que te librará del caos y de olvidarte de personas, de citas o de fechas.

Usa tu teléfono como “asistente personal”

Todos hemos aprendido el truco de la tarjeta, pero no todo el mundo tiene y puede que no sea suficiente. Sin embargo, tu teléfono móvil tiene un montón de funcionalidades que te ayudarán a mantener el seguimiento con esa persona que acabas de conocer.

Puedes añadir notas en la entrada de contactos de tu teléfono, añadir correo electrónico y algunos datos útiles, y puedes crear una alarma para recordarte dentro de varios días, volverle a llamar o concertar una reunión.

Una agenda en papel para no olvidarte de nada.

Además de todo lo que puedes hacer desde tu teléfono, puede ayudarte mucho tener una agenda en la que organices contactos, citas, y donde tengas la planificación de tu día y de varios días en adelante. Apunta cuando hablaste por última vez con esa persona, por ejemplo y cómo os ha ido.

Hay mil maneras de llevar una agenda, pero lo importante es que no descuides los detalles, porque cuando tienes 10 o 20 conversaciones distintas al día y por mucho que pongas de tu parte en acordarte de todo, simplemente a veces no puedes fiarte de tu memoria tras un día ajetreado y puedes llegar a confundir algo.

Es sólo cuestión de hábito y costumbre, y con el tiempo se hará mucho más fácil.

Llamando de nuevo.

Una parte dura del seguimiento es el momento en que tienes que volver a ponerte en contacto con personas que no lo tenían claro pero que piensas que podrían decidirse.

Claro que esto no es algo que guste a muchas personas, te pones a ello sabiendo que muchas de las respuestas serán un no, o mucho peor: te dicen que no han podido mirarlo porque tenían mucho lío pero que en tres o cuatro días sin falta volvéis a hablar. Es mucho mejor un No, al menos ninguno de los dos está perdiendo su tiempo…

Pero inevitablemente esto es algo que tienes que hacer, porque también habrá Si, porque es parte del proceso y aprendes a identificar los “No sé, tal vez luego” que realmente son lo que dicen ser de los “no sé, tal vez luego” que en realidad son “es un no, pero me cuesta decir que no a las claras.”

Pon tu agenda y tus notas delante de ti en el escritorio, coge un lápiz o un boli y llama. Utiliza cualquier novedad que tengas sobre el producto o cualquier anécdota que hayas recogido en el último evento en el que estuviste que ayude a esa persona a tener un enfoque nuevo, algo que pueda interesarle además de lo que ya sabe. Dale algo más aparte de esa llamada típica de “bueno, me preguntaba si ya te aclaraste”. No te limites a preguntar, emociónale, entusiásmale, anímale.

Verás que con el tiempo y un poco de práctica, esta parte se vuelve mucho más amena, más alegre, mucho más fácil.

2

Hace justamente cien años desde la primera chispa que daría luz al Network Marketing. En 1917, un investigador llamado Carl F. Rehnborg viajó desde Estados Unidos a China. Allí observó la relación entre la alimentación y la salud.

Cuando estalló la revuelta política de China se convirtió en un preso. Pero él aprovechó la situación para experimentar con lo que había aprendido sobre la alimentación china y con lo que tenía a mano para crear un caldo con el que mantenerse saludable.

Años después Carl y sus compañeros fueron liberados, y aquellos que habían estado tomando su sopa estaban mucho más sanos que los que sólo comían la comida que el ejército les había estado dando. Con esa información volvió a Estados Unidos dispuesto continuar su investigación.

Fue al principio de la década de los 30 cuando fundó la compañía California Vitamins, que era el resultado de sus investigaciones. Eran suplementos vitamínicos que comenzó vendiendo a pequeña escala, dándolos a conocer entre sus familiares y amigos.

Las vitaminas se fueron volviendo populares, era un producto que realmente era útil y se notaba. Así que muchas de las personas que las probaban recomendaban el producto a otras personas, aunque eso era algo normal en aquella época en la que no había grandes campañas de marketing y anuncios virales. La promoción de los productos dependía muchísimo más de las personas y de su opinión sobre el producto.

Lo diferente en este caso es que Carl pensó que sería buena idea que algunos de los clientes que ya le enviaban nuevos consumidores, se convirtieran también en vendedores del producto. Así sería más fácil distribuirlo y hacer frente a la creciente demanda. Quienes distribuían las vitaminas obtenían también descuentos en sus propias compras.

Antes de llegar a la década de los 40, aquella empresa de complementos vitamínicos se había convertido en un gran éxito, hasta transformarse en una multinacional llamada Nutrilite.

Aquel nuevo sistema de distribución fue copiado y adaptado por otras empresas hasta formar lo que es el Network Marketing de hoy en día. Pero todo comienza con ese viaje en 1917, con las plantas de china, aquella sopa que salvó la salud de los prisioneros y las vitaminas.

0

Mucho podemos estar hablando sobre lo que significa para ti o para mí, o para cualquier otra persona el Network Marketing. Pero en esencia, y reducido de una manera muy simple, fría y objetiva, su sentido más evidente y marcado está en la palabra Network.

Con esto me refiero no a las estructuras, los enlaces, los tecnicismos, la teoría o los números. Con esto me refiero a las personas que deciden formar parte de esa red.

La fortaleza del Network Marketing está en saber unir a un gran número de personas que se organizan en una red intercambiando conocimientos, objetivos y, claro está, productos y servicios.

Cuando desde otras industrias se infravalora o se desprecia el Network Marketing, equivale a ignorar la fuerza que tienen las personas cuando se organizan. Es ignorar el hecho real de que todos los grandes cambios son producidos por las personas, que las tendencias de consumo dependen de las personas. El marketing es importante, pero el marketing en si mismo no es lo bastante potente para cambiar los hábitos de las personas. No hay mejor campaña de marketing como la opinión de alguien que ya lo probó y te da su recomendación. Esa es la fuerza que hace la red, el Network.

Son las redes de personas las que han construido el mundo que es hoy de una manera u otra, y ese espíritu de colaboración mutua, de ayudarte a ti para que a todos nos vaya bien que impulsa el Network Marketing es un rasgo humano que deberíamos potenciar más a menudo.

Las redes en el Network Marketing tienen su identidad propia, tienen una estructura, tienen reglas, tiene su manera de aprender y de enseñar. Es una pequeña sociedad (en ocasiones no tan pequeña) unida por cosas como las ganas de mejorar su vida, de desarrollar un trabajo flexible que le permita emplear más tiempo en otros asuntos personales, por ejemplo, y la creencia en que el producto y el servicio que se ofrece es útil y añade calidad a la vida de los consumidores.

No son simplemente empleados deseando ver la hora de salida. Son agentes activos de su organización, personas colaborativas, entusiasmadas y que están siendo las que deciden que hacen con cada uno de sus días.

Ese es el poder de la red, del Network en el Network Marketing.

2

Reino Unido es un territorio que ha renacido para nosotros, que ha tenido un segundo impulso significativo, notable, importantísimo en los últimos meses. Los equipos se transformaron, se reestructuraron ¡y crecieron para ser aún más grandes e imparables!

Y ahora, tras este último evento que celebramos el domingo 16 de julio, es cuando queda más demostrado que nunca hasta dónde ha llegado y ha calado la visión y el proyecto de educación financiera de OneLife en los líderes y en los usuarios de Reino Unido.

Celebramos un entrenamiento en el que participaban diamantes de todo reino unido, y el hotel Copthorne Tara de Londres se llenó de profesionales de gran talla, personas con un compromiso con su negocio y con la visión realmente asombrosa. Es gracias a todos ellos que ahora es uno de los países europeos con mayor número de usuarios de educación financiera.

Eso se puede conseguir porque estos líderes saben enviar el mensaje correcto, porque han entendido plenamente la visión de la compañía, el proyecto de OneLife y están vendiendo el producto más importante de todos: una educación que nos hace a todos un poco más libres y un poco más poderosos en este mundo actual.

 

Ha sido un día muy satisfactorio en el que tanto aquellos que acudían a entrenarse como aquellos que acudimos para entrenar a otros hemos aprendido muchísimo, unos de otros. Y en el que todos hemos salido recargados, animados, motivados y muy felices de ver cómo el sueño se convierte en hechos, en datos irrefutables. La teoría se convierte en una verdad tangible que hace del mundo un poco mejor, persona a persona.

Lo que también hace de este domingo pasado un gran día es, simplemente, haber compartido el día con tantísimas personas increíbles y maravillosas, como son lo son todos estos comprometidos compañeros del equipo británico.

Desde aquí, el cielo ya no es el límite, el cielo se queda corto para un equipo que tiene sus objetivos tan claros y que están 100% en armonía con el espíritu de la propia compañía. Ya están haciendo un gran trabajo, pero desde este entrenamiento surgirán más grandes cosas que veremos muy pronto, Reino Unido está ahora destinado a darnos las mayores y más gratas sorpresas y un liderazgo ejemplar.

 

 

2

Tras un espectacular evento en Panamá, los líderes se reunieron en la azotea del Hotel Le Meridien Panamá, donde se celebró un curioso concurso de cocina. ¡Y los participantes eran los líderes de OneLife!

Separados en equipos, se enfrentaron a retos dignos de los chefs más experimentados y los resolvieron con soltura gracias al equipo en trabajo y, sobre todo, por disfrutar al máximo del momento.

Y es que el Network Marketing tiene mucho que ver con la cocina, al fin y al cabo, se trata de un trabajo que requiere coordinación, colaboración, agilidad, saber aguantar la presión, la disciplina… pero, sobre todo, requiere tener una gran pasión por lo que se hace, y tener muy claro el objetivo. Y el resultado es un delicioso plato de éxito y de felicidad. Pues, lo que entregas al final es algo que debe ser disfrutado por otras personas.

Pero los platos de este concurso fueron disfrutados por Jose Gordo, Embajador de OneLife en América Latina, y el propio staff de cocina del hotel Le Meridien, quienes componían el jurado que decidía que equipo lo había hecho mejor en la prueba.

¿Qué equipo ganó?

En realidad, todos ganaron una experiencia magnífica entre compañeros y se divirtieron preparando las elaboraciones, y esta actividad les hizo aprender una cosa más sobre la importancia del trabajo en equipo. Así que es justo decir que todos ganaron algo esa tarde.

Y, en otras palabras, ¡en esos fogones se estaba cocinando también un liderazgo de alta calidad para toda América Latina y el Caribe! Una receta para el éxito que podremos degustar todos en los próximos meses.

A continuación, tienes las fotos del concurso y puedes ver a los líderes entre fogones:

 

« 1 de 2 »
0

Como persona positiva, con determinación y un gran sueño, comienzas tu aventura en el Network Marketing y empiezas a buscar el SI. Te encuentras con el NO una y otra vez y te vas cuestionando si puedes con ello. Cada NO hace que te den más ganas de dejarlo, pasar la tarde viendo una película y replantearte tus planes profesionales el día siguiente.

Pero, ese es el peor enfoque posible que debes hacer.

No es solamente porque los NOs sean parte inevitable y natural de cada comienzo de cada carrera en el Network Marketing, sino porque también son una fuente de crecimiento y auto conocimiento.

Este consejo te puede hacer ver las cosas de otra manera, y una manera que dará un giro total a tu negocio:

Alégrate por cada No, y enfréntate a tantos como puedas cada día.

Si, si, ya lo sé, no se hacen ventas ni equipo sumando únicamente los No. Pero lo que aún no sabes es que cuantos más negativas tengas durante un periodo de tiempo, más experiencia estás ganando y, eventualmente, conseguirás hacer que esas negativas sean un si.

Cada No te hace más fuerte. Cada No te hace más sabio. Siempre que estés dispuesto a aceptar que esas negativas son una parte natural, indispensable, imprescindible de este negocio. Siempre que estés dispuesto a que tu estado de ánimo no dependa sólo de que TODO salga bien, sino de apreciar el momento en el que vives y las experiencias que ganas.

Prueba a no rendirte ni un solo día sin haber alcanzado algún progreso, pero sobre todo sin haberte enfrentado a un mínimo de negativas. Porque además de ese número de No, tendrás a los dudosos, tendrás a los que dicen que si, y habrás observado cuáles son las excusas, cuáles son las preguntas, en qué momento parece que empiezan a dudar o en que momento pasan de un no a un si.

Pero te diré algo más, sigue ganando esa experiencia y, hazte mejor y sigue aspirando a encontrarte a esas personas que te dirán que no. Con el tiempo verás que por cada 10 Nos, estarás teniendo 20 Sies.

Con el tiempo hasta te será cada vez más difícil encontrarte con esas personas.

Pero ahora mismo, súmalos, haz acopio de ellos. Apunta todo lo que puedas de ellos, aprende todo lo que puedas de ellas, y nunca les des más importancia de la que tienen.

1

Tú y yo ya hemos hablado de la necesidad de ponernos una mentalidad positiva en las cabezas. Esa necesidad es por una razón: el éxito requiere esfuerzo, y el esfuerzo necesita de un buen ánimo y de una visión objetiva y calmada para poder reaccionar cuando un reto se resiste.

Se trata de cambiar el chip para que, cuando aparezca un problema vayas directamente a pensar en la solución en lugar de como te hace sentir o los efectos negativos que tendría en tu vida. Esos efectos negativos no tienen por qué existir si trabajas enseguida en buscar la solución.

Se trata, sobre todo, no de ignorar las cosas que no van bien, sino reconocer cómo irían mejor. La positividad no es más que un realismo orientado a la mejora constante. Un realismo feliz y constructivo.

Como he escrito al principio, tu y yo ya hemos hablado de esto: maneras de ganar energías y positividad. Y seguro seguiré hablando del tema porque es imprescindible no perder esta mentalidad y también lo es aprender nuevas formas de ganarla y potenciarla.

Pero, en realidad, hoy no iba a hablar tanto de como instaurar la mentalidad positiva, sino actuar para mantenerla.

Uno de los factores más importantes, que crean una gran influencia en tu vida, es tu entorno. La gente que te rodea y las personas con las que pasas más tiempo, poco a poco pueden transformar tu mente. Por eso, además de incorporar los cambios para rutinas positivas y que ayuden a crear la mentalidad necesaria, es bueno que animes a las personas que te rodean a que compartan ese viaje en el desarrollo personal contigo, incluso si tienen metas y ambiciones muy distintas. Lo haces por ello, pero también lo haces por ti.

Si no puedes ayudar a esas personas, tienes que pensar que tal vez tengas que limitar tu tiempo con ellos. ¡Eso no quiere decir que cortes relación con ellos! No, no te lo tomes tan drásticamente.

Puede ser gente que adores, aunque no compartas sus ideas, puede ser gente que involuntariamente te echen a bajo tus planes con su negatividad o con un exceso de protección, pero que lo hagan con toda su buena fe.

Tú debes valorar qué relación tienes con esas personas, y si son personas importantes para ti, deben seguir siéndolo. Pero en tu camino al éxito, si mantienen comportamientos o pensamientos negativos, tendrás que limitar algo el tiempo que pasas con ellos y, tal vez, no hablar demasiado de tus proyectos, hasta que estés en el buen camino.

Si ellos no quieren cambiar, no podrás insistirles. Pero también ocurre que, cuando ven lo que el cambio ha hecho contigo y con tu vida, son más propensos a creer y querer sumarse a ese cambio, al desarrollo, a la mentalidad y hasta a los riesgos.

Así que, ya sabes. Controla con quién pasa más tiempo, no tienes que sacrificar ninguna relación, sólo administrarla mejor. Intenta pasar más tiempo con gente que tenga la mentalidad positiva orientada al éxito, y no pierdas nunca la fe: a veces la señal aparece, hasta para los más negativos, de que el cambio es necesario y que la felicidad empieza desde dentro.

3

No es fácil apartarse de las distracciones y de aquellas cosas que te desvían siempre un poco de la meta o te hacen perder el enfoque. Lo sé, no es fácil.

El enfoque es algo muy importante en tu carrera como networker. Es casi lo más importante; puedes tener todas las habilidades del mundo, puedes saber idiomas y tener un don de gentes increíble, puedes tenerlo todo, pero sin enfoque, estarás perdido igualmente. Con el enfoque adecuado puedes llegar tan lejos como quieras incluso con menos recursos, así de importante es.

Y el enemigo de tu enfoque son todas esas distracciones. Por eso no es fácil, si fuera fácil, seguramente no sería tan importante.

Pero aquí es donde viene lo más curioso de todo:

Las distracciones y el enfoque son dos contendientes en una lucha. Es un duelo entre dos oponentes. Y el más fuerte será aquél a quien tu decidas prestar atención, a quién le das agua, a quien animas… Conscientemente, dirás que estás animando a tu enfoque, pero inconscientemente puede que estés prestando más tiempo de tu día a tus distracciones. Éstas ganan y tu enfoque es derrotado.

Piensa bien. ¿Lo estás haciendo?

Sólo si tu enfoque es realmente fuerte, podrá derrotar a cada distracción.

He dicho que no es fácil. Las distracciones son tentadoras, incluso cuando no son distracciones por ocio. Aunque sean distracciones que te hacen estar de mal humor, incluso las distracciones sobre otros proyectos en los que ni siquiera estás tan seguro de querer participar. Pero esas cosas, sean agradables o no, son siempre tan inmediatas, son capaces de hacer que el tiempo se transforme a tu alrededor y, sin saber cómo, has perdido muchas horas útiles en un día, minutos a minutos.

Sin darte cuenta, siempre es más fácil ayudar al luchador que, en realidad, está en tu contra.

No hay un truco, una respuesta ni una rutina infalible contra las distracciones, sólo existe lo siguiente: Sé consciente de que necesitas concentrarte en tu enfoque. Sé consciente de la importante de seguir tu meta pese a todo y contra toda distracción, y elige, día tras día y hora tras hora, ponerte del lado, siempre, de tu enfoque.

Haz que la visión de lo que quieres conseguir sea tan fuerte, que nada pueda interponerse, ninguna distracción.

0

Ayer mismo os contaba a grandes rasgos por qué el Network Marketing atrae a mujeres y, sobre todo, a mujeres con hijos. Hoy sigo la temática para entrar un poco más en detalle. Así que te invito, especialmente si eres mujer, madre y estás considerando comenzar en el Network Marketing, a que eches un ojo a estas principales motivaciones, las razones que hacen que el Network Marketing sea una industria perfecta para millones de mujeres en todo el mundo.

1. Equilibrio.
Esta motivación es la número uno por una razón, y es de lo que más hablé ayer. El Network Marketing ofrece un equilibro único en el que cada una de nosotras podemos decidir qué horas dedicamos a nuestro negocio y qué horas a nuestra familia. No es necesario intentar sacar tiempo de donde no hay ni sacrificar una cosa por la otra.

2. Es una industria sin techo de cristal.
¿Conoces el termino? Se trata de una limitación por la que muchas mujeres no llegan del todo a los altos cargos en las compañías porque el resto de altos cargos, generalmente hombres, confían antes en otros hombres para nombrarlos en esos cargos. Las mujeres ven que se puede llegar más alto, pero no lo consiguen por más que se esfuercen. Por suerte, algunas compañías ya están derribando ese techo. También ese término habla de la diferencia de salarios entre hombres y mujeres en una misma compañía o como cuando una profesión se ha popularizado entre mujeres, parece que los sueldos empiecen a valer menos. Es decir, se considera que su trabajo importa menos.
En el Network Marketing, es cierto que no hay tantas líderes visibles en comparación con el alto número de mujeres en la industria. Pero en mi experiencia puedo decir que eso pasa mucho más por la manera en que las mujeres aún nos acercamos al Network Marketing. Aun así, cada vez hay más líderes destacadas y es gracias a que, en esta industria vale tanto como te esfuerzas, no importa género, raza, edad, país, nada de eso. Sólo cuenta tu trabajo y siempre será valorado justamente.

3. Las cualidades consideradas femeninas son también valoradas más.
En el mundo de los negocios, y fuera del network marketing, durante mucho tiempo se imponía ser fuerte, autoritario, poco empático y comerte a quien hiciera falta para ganar. Cualquier mujer que quisiera hacerse un hueco en estos negocios se arriesgaba a ser considerada demasiado blanda, o, actuar igual que sus compañeros y ser considerada una marimandona fuera de lugar. No se podía ganar.
El Network Marketing ha popularizado un modelo de negocio y de entrenamiento para el éxito en el que el apoyo al equipo, la generosidad, la colaboración, la sociabilidad, la compasión… rasgos normalmente identificados como femeninos y, por tanto, débiles, son rasgos poderosos, útiles y valorados.

Por supuesto que, para ti, a modo personal, puede haber otra infinidad de buenas razones para adentrarte en el mundo del Network Marketing. Pero estas son algunas de las razones en las que la gran mayoría de mujeres nos sentimos muy bien en esta industria.

1