Día: 30 junio, 2017

Ya debes saber que, según los datos, alrededor de un tercio de las personas que trabajan en el Network Marketing son mujeres. De ese tercio os puedo asegurar que la gran mayoría de ellas son madres.

Hay una relación evidente en esto: el Network Marketing es una industria en la que puedes generar ingresos y, a la vez, conciliar perfectamente tus horarios. Eso llama la atención de muchas madres que quieren trabajar, pero han estado fuera del mercado laboral un tiempo después de tener a sus hijos, o no quieren sacrificar todo su horario y el tiempo que podrían dedicar a educar y sus hijos en un empleo estricto y mal pagado.

De entre estas mujeres y madres, siempre podrá haber una división entre aquellas que priorizan el tiempo en casa y usan el Network Marketing como una forma de mantener la economía familiar en un mejor estado, y aquellas que definitivamente quieren hacer carrera de ello y van a por todas.

Yo siempre te dirá que cualquiera que sea tu elección, si estás feliz con esa elección y te garantiza la libertad que buscas, está bien. Mi experiencia ha sido la de ir siempre a por la cima. Lo he dado todo y he hecho sacrificios personales. Pero, aun así, a día de hoy puedo decir que tengo más tiempo de calidad para disfrutar con mi hijo que cuando no hacía esos sacrificios… O, mejor dicho, los hacía sin saberlo.

Porque pasar ocho horas o más diarias fuera de casa, en un empleo tradicional, siempre significa sacrificar tiempo. Un tiempo que nunca se recupera y que nunca te llegan a reconocer realmente con un salario que se adecue a tu esfuerzo. Eso significa no ver a tus hijos hasta por la noche, cuando todos están cansados. Es no tener tiempo nunca para hacer nada juntos y no ayudarles con sus deberes… Y la otra opción es quedarte en casa pero no ganar nada de dinero.

Por eso, El Network Marketing es una alternativa que atrae a madres. Representa una nueva forma de libertad. Tenemos la posibilidad de ganar calidad de vida, dejar el estrés a un lado, disfrutar de la familia y elegir, sin trabajas qué queremos ser: la madre que, desde casa gana algunos ingresos extra y, mes a mes, las facturas vayan preocupando cada vez menos, o la madre que a veces sale de viaje, pero siempre estará en casa para lo importante y que sabe que a sus pequeños nunca les va a faltar nada.

En esta industria puedes crear el balance perfecto para tus necesidades y las de tu familia. Puedes trabajar desde casa y ser muy productiva. Puedes inspirar a tus hijos a entender que todo es posible si saben lo que quieren y se deciden a conseguirlo. Y sobre todo, pueden demostrar que se puede querer la vida que deseas sin renunciar a ninguna de las partes importantes de ella.

Ahora, sólo necesitamos que más mujeres de ese gran tercio que componen el Network Marketing, se decidan a ser caras más visibles en esta industria y demuestren que querer es poder.

2