Mes: enero 2017

Se puede hacer mucho en Network Marketing aunque pienses que no tienes suficiente tiempo para dedicarlo a desarrollar tu negocio.
Es una barrera que vemos con frecuencia pero que no resulta ser tal. Tal vez comienzas mientras desarrollas un empleo tradicional y solo te quedan unas horas para hacer networking. O sea cual sea tu situación, incluso si no estás en un empleo tradicional, crees que no dispones de tanto tiempo como te gustaría para tu negocio.

Bueno, pues eso no es ningún problema. Como mucho es un reto, y es un reto que podemos desafiar y vencer.

– Cada minuto cuenta.
Si tienes poco tiempo, simplemente haz que ese poco que tengas cuente con creces. Céntrate en este tiempo para destinarlo a las labores de networking sin pensar que tienes poco, sino que el que tienes ha de ser muy bien aprovechado.
Además, siempre puedes aprovechar incluso momentos sueltos del día, viajes, hacer contactos allá donde estés y vayas.

– Actúa de verdad.
Incluso con poco tiempo, con buena motivación, ambición y una acción masiva puedes hacer grandes avances. Pero para ello necesitas dejar de gastar el tiempo que podrías usar para hacer crecer tu negocio en distracciones y excusas. Si aún no tienes buenas tarjetas, etc, nada de eso importa siempre que estés tú y tu motivación. Luego todo llega.
Puede ser agotador si estás dedicándole parte del tiempo a por ejemplo otro empleo o a cuidar de hijos pequeños… y luego ver que tu negocio de network marketing no avanza, no tienes demasiadas negativas. Pero sigue, sigue con más ambición, con más hambre. Sólo actuando de forma masiva es cuando encuentras la manera de que todo encaje y empieces a ver el progreso. Incluso si solo puedes hacer eso durante 3 horas al día. Esas tres horas han de aportarte un pequeño progreso al día al menos, ya sea en forma de resultados o en tu formación.

– Sin excusas.
Si de verdad quieres resultados no sirve de nada que te fijes en todos los pequeños detalles que te pueden frenar cada día, y además los expliques como justificación. Puede que un día se te complique demasiado y no puedas hacer nada, o al menos no contactar con alguien por el asunto del horario. Eso significa que el día siguiente tendrás intentar ponerte al día.

– Más tiempo.
Por poco tiempo que tengas puedes crear un poco más de tiempo con un poco de mejor organización. Puedes prescindir de distracciones, maximizar la productividad de tus horas, rescatar minutos entre horas y utilizar cuanto puedas para desarrollar tu negocio, o para potenciarte con entrenamiento, educación y desarrollo personal.

0

Estamos viendo poco a poco la transformación de una economía a nivel global. Con nuevos métodos de pago, con nuevas divisas, con nuevas formas de comprar y de pagar. Nos estamos acostumbrando a hacer cada vez más compras y trámites a través de nuestros aparatos conectados a Internet. Ese cambio de hábitos nos lleva a que las empresas y las instituciones tengan las siguientes dos opciones: Unirse al cambio o rechazarlo.

Rechazar el cambio supone negarse a ver el presente tal como es. Eso puede pasar con personas o entidades que han estado mucho tiempo con un sólo sistema. Son los que dicen “si no esta roto, para que arreglarlo.” El problema es que el sistema si que está un poco roto y coinciden en tiempo y espacio el hecho de que aparezcan nuevas formas de hacer las cosas que, tal vez no pretendan ser la solución, pero son un buen plan alternativo.

Y hablando de quienes si se unen al cambio, resulta que el Banco de la Reserva de la India, que es la institución bancaria central de la India, está haciendo investigaciones sobre la tecnología blockchain, con las intenciones de adoptar ese sistema a nivel nacional. Varios sectores del gobierno como la banca y los seguros, y quien sabe si también parte de los tramites oficiales, pasarían a un formato 100% digital.

Esas noticias vienen acompañadas del hecho de que han estado reduciendo el dinero impreso en este ultimo año. Si la India encamina esos planes tal como parecen ahora… a lo mejor dentro de muy pocos años vemos a la India convertida en el primer país sin dinero en efectivo, a la rupia siendo la primera criptomoneda nacional y gubernamental, y con eso… muchas cosas van a cambiar en el mundo.

No sé aún si esos cambios benefician o no a las monedas que no pertenecen a ningún gobierno, pero lo que sé es que la economía, como el mundo, esta cambiando de manera inevitable e irreversible, y que yo ya me he estado preparando para esos cambios.

0

Cómo podéis haber comprobado, un tema recurrente en mi blog, uno que realmente me apasiona, es la inspiración en mujeres que han transformado el mundo a pequeña o a gran escala, o simplemente mujeres que han transformado su vida al liderar de forma significativa en los negocios.

¿Por qué este tema me interesa?
Por una parte puede ser obvia… porque soy una mujer teniendo éxito en los negocios y tener referentes es importante para nosotros, y ser un referente es importante para la siguiente generación. Podeis decir que siendo mujer puedo tener referentes masculinos y que cualquier otro hombre de negocios podría tener un referente femenino. Y si, tenéis mucha razón. Eso es completamente cierto y de hecho, hay muchos nombres en masculino que sirven de inspiración en mi carrera.

Pero, mientras hay sagas y listas interminables de hombres que inspiran a la humanidad por su intelecto, por su ingenio, por sus éxitos, por sus fortunas o simplemente por haber sido grandes carismas en la historia, las historias de la mujeres en esa misma posición escasean si las ponemos en una balanza. Y por eso me gusta sacar a relucir a menudo nombres que nos sirven de inspiración a las mujeres que queremos estar en una posición parecida.

Estamos en una época en la que puedo decir que somos afortunadas, ya que en buena parte del mundo las mujeres podemos educarnos y decidir sobre nuestras propias vidas y carreras. Pero el hecho de que no haya pasado realmente demasiado tiempo desde épocas en las que no se podía, quiere decir que por mucho avance que haya, aún es un poco un trabajo en proceso hasta hacerlo algo completamente ordinario. Y lo otro es que también significa que faltan figuras reconocibles a lo largo de la historia.

Aunque existan grandes ejemplos de, por ejemplo, científicas, inventoras, pintoras, literatas, doctoras y, por supuesto, mujeres de negocios, en diferentes momentos de la historia, también es cierto que hemos pasado de puntillas por ella.

Y el principal problema es que seguimos pasando de puntillas. Las mujeres en las grandes empresas, por regla general, admiten sus méritos y talentos con mucha menos frecuencia que sus compañeros. Nos subestimamos. Nos apartamos y pensamos en la familia como una responsabilidad nuestra en su mayoría en lugar de un proyecto compartido, y ese pensamiento acaba llevando a que arriesguemos menos a la hora de dar un paso a delante e ir a por un objetivo.

También hay un obstáculo contra el que todos deberíamos luchar por igual, y es uno de percepción. Y es que según varios estudios y experimentos sociales, un empresario es percibido de diferente manera si es hombre o mujer. La misma persona, con los mismos logros y el mismo modo de tratar con sus compañeros, equipo o empleados, es considerado un líder ideal cuando se presenta con un nombre masculino, pero de forma muy negativa simplemente por cambiar el nombre al de una mujer.

¿Por qué pasa esto? Quizás sea porque la sociedad no está acostumbrada del todo, por mucho que nos digamos que si, a que una mujer esté al mando con las mismas cualidades que un hombre. Se nos espera más suaves. Somos cuidadoras, madres y hermanas. Pero no jefas. Y ese cambio choca. Como dije antes, el problema es que aunque hemos avanzado mucho en derechos civiles, históricamente es como si hubiera pasado ayer mismo. Y esa percepción del poder en femenino es también algo que te lo puede poner más difícil, o directamente te desalienta de seguir intentándolo, porque no se puede liderar a quien no te va a seguir.

Eso es lo que busco en las historias de mujeres de éxito: una inspiración para decir “es totalmente posible estar ahí”, pero que aun debería haber más, y compartir espacio con todos esos grande hombres emprendedores, visionarios y pioneros. Cuando por fin empecemos a aceptar que la vida y las negocios es algo humano, sin género, podremos ver salas llenas tantos de hombres como de mujeres, debatiendo ideas con la misma naturalidad, y siendo percibidos iguales, sólo diferenciados por los logros y talentos propios de cada uno como individuo, como ser humano, como profesional.

El día de mañana, los profesionales de la siguiente generación mirarán sin importar el género de cada uno, a las personas que los inspiran. Y desaparecerán secciones como ésta, porque ya no tendrán sentido, porque hombres y mujeres destacarán por igual por derecho propio, hablaremos de personas de éxito, líderes de éxito.

Pero hasta entonces, trabajemos por hacer que esas listas, las de mujeres de éxito, se hagan más numerosas, trabajando duro, dejándonos de complejos y reclamando el

0

Seguramente has hecho algunas de estas cosas, sin saber que son las formas más rápidas y sencillas de tirar el dinero.

1. Gastar más de lo que ganas.
Tus ingresos no soportan tu estilo de vida y no estás trabajando por cambiar esos ingresos. Así deberías empezar a ver en qué debería ir ahorrando o ese estilo de vida te llevará a…
2. Endeudarte con créditos.
Pides prestamos o compras cosas a plazos que luego tendrás que pagar con intereses y comisiones, haciendo que te salga mucho más caro.
3. Olvidarte de ahorrar.
Lo gastas todo y vives a un mes de diferencia de quedarte en la ruina. Tienes que aprender la importancia de tener unos ahorros o crear un fondo para el futuro o para emergencias.
4. Todo el mundo sabe qué ganas y en qué lo gastas.
Es innecesario que cuentes a todo el mundo lo que haces con el dinero, y además te expone y te hace vulnerable.
5. Dejar que la impulsividad coja la tarjeta de crédito.
Ropa bonita, un reloj, ese nuevo iPhone… Antes de comprobar las entradas y salidas del mes ya estás pasando la tarjeta. Y lo que ahora es un subidón de alegría el mes que viene es un disgusto. En lugar de eso, hazte un presupuesto del mes y aparta, si los números te dan para ello, una pequeña cantidad para hacerte un regalo de vez en cuando.
6. Negarte a una educación financiera.
La educación financiera te ayuda a saber administrar tu dinero y a sacarle mucho más partido. Lo que nos lleva a al siguiente punto.
7. Pagar a alguien para que te lleve las finanzas.
A menos que tengas grandes ingresos y muy poco tiempo para poder dedicarle a tus propias finanzas, deberías poder encargarte tu mismo. Con un poco de educación financiera y un interés genuíno por tener el control de tu economía,

0

De entre todas las historias de éxito y de inspiración que podría contaros de mujeres que han marcado la historia, han cambiado industrias y vidas, hayan destacado o no sus nombres tras ello, esta es una de las que más importantes me parece a mi personalmente. Y es porque Rhonda Byrnes es una de mis inspiraciones continuas, la persona que, indirectamente, me ha dado parte de lo que soy y tengo hoy día, al revelar ese gran secreto.

Así es, Rhonda Byrne, autora del secreto, es la mujer que ha dado alas a millones de personas para comprender como podían cumplir sus sueños simplemente por empezar a cambiar la manera en que pensaban sobre sus vidas y sus objetivos.

Antes de descubrirlo ella misma, trabajaba como productora en televisión y había participado en la producción de varias series de televisión australianas y algunos documentales.

Pero en 2004 una serie de sucesos personales la llevaron a una mala situación emocional y mental. Fue entonces cuando a través de un libro que su hija le prestó, empezó a ver algo más que hasta la fecha no conocía. Era un libro llamado “La ciencia de hacerse rico” de un autor llamado Wallace D. Wattles, en el que hablaba de lo que él llamaba “una cierta forma de pensar”. Rhonda encontró inspiración en ese libro no sólo para cambiar su mentalidad, sino para buscar más ejemplos de ese secreto y así descubrió que, llamandándolo de distintas maneras, muchas otras personas a lo largo de la historia y con diferentes entornos culturales ya había experimentado lo que sucedía cuando cambiabas tu forma de pensar.

Así surgió “El Secreto”, que nos trajo La Ley de la Atracción y así Rhonda Byrne dedicó el resto de su carrera hasta nuestros días a explorar más este secreto ocultado a simple vista a lo largo de la historia y darnos acceso a una forma de pensar y de vivir más feliz y completa.

El éxito le llega al hacernos partícipes de ello, por su afán de hacer del Secreto, menos secreto y cada vez más entendible por todos.

0

Cuando la vida se te presenta llena de emociones y sabes verlo, es difícil poder quedarse parado a esperar que las cosas ocurran. Quieres abarcar todo lo posible, quieres moverte, quieres ver como la acción crea acción que crea reacciones.

Así es como todo diciembre ha sido un encadenar de situaciones que me aportaban mucho de una manera o de otra, y en las que podía aportar yo algo también o que me ayudaban a aportar mejor.

Pero antes de cerrar el mes y también el año, hice otra parada más para seguir con mi concatenación de acciones y reacciones. Y la siguiente parada en este trayecto constante se llamaba Rodas. Si, la ciudad del Coloso, imagen del dios Helio, representación de la mitología clásica del Sol que daba la bienvenida a los navegantes que llegaban a la ciudad.

Hoy no existe tal figura y es casi tan mitológica como el propio Helios en sí. Pero en esta ciudad hay grandeza, hay grandeza colosal, sin necesidad de una enorme estatua que intente hacerles sombra.

Aunque ya había estado en Grecia, era la primera vez visitando esta isla en particular, y quise aprovechar e ir con un poco de tiempo para poder explorarla y disfrutar de sus vistas. Ya no hay coloso, pero esta isla no lo necesita para ser grandiosa.
Han sido tres días llenos de energía y un evento emocionantes junto a mis compañeros griegos Nikos Patakas y Konstantinos Bakalis y de todos estos tres días o dejo unas fotitos.

Y tras despedirme de la Colosal Rodas, mi siguiente parada era hacia el evento más importante de todos: compartir estas fiestas junto a mi familia.

¡Felices fiestas a todos!

0

Apenas termino una experiencia vital tan intensa e inmensa como han sido estos 6 días de aprendizaje con Tony Robbins y el siguiente paso lo doy hacia la ciudad que es el corazón de todo esto que hemos puesto en movimiento: Sofía, en Bulgaria. Porque el movimiento sigue y se expande, poderoso, porque es un sueño que ha sido invocado por muchas personas incluso sin saberlo.

Parte simbólica de lo que acabo de mencionar es el hecho de que en estos días estemos estrenando unas preciosas y flamantes oficinas en Sofía, un lugar llamado “Cryptocentre” y que es un rincón para la información sobre la moneda OneCoin y que representa también cada cara de la Familia One.

Es otro pasito para todo lo que viene, y es que además de las novedades que aún depara 2017, estas oficinas son una parte muy importante de ese futuro, y veremos muchas como estas en otras partes del mundo muy pronto con toda seguridad.

Pero mi viaje no era sólo con el motivo de visitar las nuevas instalaciones, sino que tenía una cita muy especial con muchísimos de mis compañeros, para celebrar entre otras cosas la apertura de esta oficina, el programa de comerciantes, los logros de todos estos meses anteriores y, lo más importante, que se acaba un año maravilloso que vamos a despedir con mucho cariño, pero mirando al futuro, para dar la bienvenida a un nuevo año cargado de más oportunidades, más novedades, más logros, más alegrías.

Teníamos una reunión llena de líderes, que era mucho más como una gran familia celebrando que llegan unas fechas que a muchas personas le resultan casi mágicas, y era el mejor de los momentos para brindar por lo afortunados que somos de estar en este proyecto ahora mismo, y por la magia que hemos vivido en este último año.

Por lo que llegue a continuación, alzo mi copa.

0

Esta mujer de la que voy a hablar hoy está al frente de una de las empresas más grandes del planeta: PepsiCo.
Pero la historia aquí no se centra en la famosa marca de bebidas, sino que es la historia inspiradora de alguien que ha derribado varias barreras (y fronteras) con un talento increíble, hasta llegar a lo más alto.

Indra nació en la India hace 61 años. De pequeña su madre les animaba a ella y a su hermana a fantasear tanto con una vida familiar, algo más esperado en familias más tradicionales, como con el discurso que darían si se convertían en Presidenta de la India. Y cosas como esas, seguro que tienen un efecto.

Además de grandes sueños, la joven Indra tenía inteligencia, iniciativa y fortaleza, y Estudió Física y Química, Matemáticas, Máster de Administración de Empresas… Consiguió un puesto en Johnsons & Johnsons en la India. Pero ella quería aún más y se propuso seguir su formación en Yale, para lo cual consiguió una beca.

Todo este trayecto es fruto de mucho esfuerzo, así como sus primeros años en Estados Unidos. En Yale sólo contaba con la beca y se pasó sus años de formación vistiendo los mismos saris que había traído desde su hogar, porque no podía permitirse otra ropa.

Las cartas no estaban a su favor, en los años 80 siendo mujer, extranjera, de origen humilde. Y aún así se hizo un importante hueco en The Boston Consulting Group, entró en Motorola y llegó a la vicepresidencia. Llegó a Pepsico en 1994 y en 2001 directora financiera. Y en 2006 era Presidenta.

Quizás no lo sabíais, pero es así, esta inmigrante de origen humilde lleva a cargo de la segunda compañía de comestibles más rentable del mundo varios años. Y con su estrategia financiera logró resultados en poco tiempo, haciendo que Pepsi sobrepasara a su eterna rival Coca Cola en valor de mercado. Coca Cola tuvo que apretar tuercas para ponerse al día.

Nooyi no solo reimpulsó PepsiCo a un nivel económico sino que eso fue el resultado de una gran reorganización de la compañía en la que se creó conciencia de salud y de medioambiente y de la incorporación de productos y marcas muy variados.

La historia de Indra Nooyi es una historia sobre cómo dejar que el talento te lleve a donde tenga que llevarte, y que puede que sea duro durante un tiempo, pero con constancia, con voluntad, podrás conseguirlo. Sabiendo desde lo más profundo de tu ser que hay algo más grande que te espera y que no pararas hasta lograrlo. Nooyi también nos enseña que no basta con llegar a la meta, sino seguir mejorando, seguir innovando, seguir creando.

0

Te puedo decir que salir de tu zona de confort es lo mejor que puedes hacer por tu propia vida. En parte te estoy diciendo una gran verdad. Pero en parte me estoy equivocando.

Pero el problema aquí es simplemente a la hora de definir la zona de confort. Solemos decir que salimos de ella, como si fuera un espacio cerrado del que escapamos para no volver. E incluso cuando conocemos bien como funciona, seguimos usando la expresión “salir de la zona” con cierta naturalidad. No es incorrecto, pero no es completo. Hay que entender realmente lo que es la zona de confort, entenderlo a fondo, para comprender todo lo que no cuenta esa frase, lo que damos por hecho.

Tu zona de confort es lo que ya conoces. Puede que eso te haga feliz o infeliz, eso no importa, porque es lo que conoces. Y eso te da una sensación de seguridad que has valorado por encima de tu felicidad y el grado de satisfacción con la vida.

Aunque puedes desafiar las fronteras de esa zona constantemente. Nunca vas a abandonar del todo la zona de confort. No, no te desanimes. Eso sólo significa que, si la zona de confort es un área de nuestra vida en la que nos sentimos cómodos, cuanto más experiencias ganes y más aprenda, ese área se hará más y más grande.

Aunque cueste al principio, una vez has expandido esa zona, no quieres volver jamás a verla menguada, pero tendrás todo ese espacio para moverte.

Pero aquellos que no queremos verla empequeñecida jamás, siempre procuramos expandirla un poco más cada vez, para asegurarnos de que no nos estamos conformando con poco, que no estamos dejando que la zona se retraiga, que nos acostumbremos demasiado a no movernos lo suficiente.

Si, tienes que salir de ella primero para que se amplíe. Pero ese proceso lleva inevitablemente a su expansión, nunca a un abandono total de ella.

Y tu zona de confort, ¿Cómo es?

No podemos medirla con precisión, porque cada uno, con sus propias experiencias es el único capaz de notar si se le hace pequeña o se ha convertido en más rutinaria que cómoda. Pero hay señales y síntomas de zonas demasiado estrechas.

– ¿Crees que creas tu vida? ¿O tal vez te ves frenado por ti mismo?
Si no has tomado ninguna decisión realmente cambiante en los últimos años, sino has hecho nada que retara lo que ya conocías, o si lo has intentado hacer pero tus inseguridades y tus miedos te han frenado, estás en una zona de confort muy estrecha.

– ¿Eres consciente lo que conforma tu zona de confort?
Puede que aún no lo hayas analizado. Debes hacer un recuento de que cosas te resultan fáciles o cómodas, te gusten o no, y cuales te gustarían hacer, o que experiencias querrías vivir pero nunca te has atrevido. No hablo de cosas demasiado extrañas ni arriesgadas. Puede ser aprender un idioma, hacer un viaje…

– ¿Tienes miedo a las cosas nuevas? ¿Ese miedo te para o intentas superarlo?

– ¿Eres completamente libre para elegir o sientes que tu entorno, tu educación y los prejuicios tienen que ver en la manera en la que vives?

Planteatelo con detenimiento. Aprender el origen de nuestros deseos y nuestros pensamientos nos ayuda a entender cómo tomamos las decisiones que tomamos.

Esta es la manera en la que podemos analizar la zona de confort que nos rodea y entender si alguna vez hemos trabajado en expandirla o hemos dejado que que sea

0

Existe una técnica japonesa para arreglar piezas rotas, por ejemplo de cerámica, que surgió alrededor del siglo XV. La idea principal era no tener que renunciar a esas piezas por haber sufrido un golpe, por haberse desgastado o haberse agrietado, así que las unían o las reparaban con un barniz de resina al que añadían polvo de oro, de plata o de platino. Aunque la forma más común es la del oro, que es de donde viene su nombre: Kintsugi – Reparación con Oro.

La mentalidad detrás de esto era el reconocimiento de cada pieza como algo que tenía un gran valor propio y que su historia, sus roturas, sus grietas, sus desgastes y sus reparaciones, eran parte de la historia de esas pieza. Y como nuestras cicatrices cuentan la historia de sus experiencias, y que todo tiene un arreglo.

Aunque la intención principal era arreglar algo roto, para que siguiera teniendo una vida y un uso más allá de sus imperfecciones, de aquella reparación surgía una pieza nueva, única y aún más bella. Con todo aquello que una vez estuvo roto brillando como el oro.

De hecho, las piezas reparadas con ésta técnica adquirían mayor valor y hoy día son mas valiosas que aquellas que, con la misma antigüedad, nunca llegaron a romperse.

¿Y por qué os cuento esto?

Porque creo que es una maravillosa analogía que podemos aplicar a nosotros mismos. Cuando algo va mal, cuando fallamos, cuando fracasamos… es como si fuéramos una de esas piezas de porcelana y sufriéramos un golpe, tal vez más pequeño que solo nos deje una grieta o un desconchado, o tal vez uno más grande que nos quiebre en pedazos.

Y tenemos dos opciones, podemos dejar que la rotura se quede separando nuestras piezas para siempre, no volver a estar nunca completos y dejar que ese suceso nos modifique de una manera negativa. O podemos reunir nuestras piezas rotas y dispersas y volverlas a unir, aprender de lo ocurrido y, cuando estemos otra vez enteros, el resultado será una versión mejorada y más brillante.

El asunto es que nada nos puede librar de sufrir alguna caída alguna vez, pero podemos tomar la decisión de que esa caída sólo nos defina para mejorarnos.

Así que la próxima vez que sientas que has tenido un fallo, que has sufrido un fracaso o que tu plan no ha salido como debería… piensa que tu negocio no está roto, está en proceso de ser mejorado, en proceso de brillar.

0