Día: 31 octubre, 2016

París es una ciudad con un encanto muy propio y único, en el que encuentras muestras de muchas culturas distintas y diversas en un marco visualmente espectacular y sobrecogedor para todos los sentidos.  Es un lugar al que podría volver todos los meses sin cansarme lo más mínimo del lugar, sino todo lo contrario: volviendo cada vez con más ganas y más motivación. Y no sólo porque Francia en general y París en concreto sean lugares que conquisten sólo con pisar sus calles, sino porque tiene un potencial increíble con personas, especialmente gente joven, que están dispuestas a darlo todo, a comerse el mundo, a cambiarlo todo.

Francia es aún un mercado poco explorado y sin embargo nos encontramos con un equipo altamente formado, con líderes experimentados y con una motivación común muy fuerte por hacer desde Francia y para el mundo que nuestra moneda gane más valor y se convierta en una criptomoneda de reserva global fuerte y predominante.

Fue en el evento del sábado cuando pude darme cuenta realmente del alcance del liderazgo parisino. Impartimos un entrenamiento muy intento y en dos idiomas (francés y chino) para los líderes locales, que se encontraban muy emocionados, motivados, cargados de energía y poniendo todo lo mejor de sí mismos para absorber todo el conocimiento y mejorar. Líderes que mostraban un gran compromiso con OneLife y nuestro proyecto de criptomoneda global. Por lo cual, estas son personas que tienen todo mi apoyo en su progreso. Mi compromiso es total y aún más, del 101%, con personas así.

Durante el entrenamiento tuvimos la suerte de poder poner en común distintas visiones y distintas líneas de trabajo. Y es algo que siempre resulta constructivo, porque muchas mentes tienen la cantidad de ideas perfectas para mejorar algo ya bueno, si saben ponerlas en común y estudiarlas. Y es algo que pudimos hacer con la mayor profesionalidad, y al mismo tiempo con la confianza de estar casi entre familia. Pues es lo que uno siente en reuniones así, con personas tan afines y con tanto potencial. Y lo mejor es que todas esas ideas y todas esas líneas siempre desembocan en ir en una dirección común para todos, que es el crecimiento de OneLife y el valor de las OneCoins.

Nada más que decir que mando un gran saludo y unas sinceras gracias a todo el equipo y a París por todo lo que estamos logrando.

La próxima vez que vaya a París, seguramente brillará aún más con los destellos de todos esos diamantes que aún están en bruto.

0

¡Atento México! ¡Una quincena de network marketing sin descanso! Mariana López de Waard te trae su oportunidad y su liderazgo en una serie de fechas por todo el país mexicano. ¡Mira el vídeo y toma nota porque hay fechas nuevas!

0