Día: 10 octubre, 2016

Cuando conseguí llegar a ser Diamante, fue una sensación increíble. No se podía poner en palabras. Había trabajado tan duro para conseguirlo y por fin estaba allí. Y no sólo eso, sino que había conseguido ser la primera mujer en la compañía en alcanzar ese rango. Un honor doble.

Desde entonces muchas cosas han pasado y he dado la enhorabuena a muchos compañeros y compañeras que alcanzaban ese rango. Diamantes, Esmeraldas, Rubís…. aún si yo seguía como Diamante, cada triunfo de un miembro de mi equipo me inflaba en orgullo. En un punto en el medio, decidí tomarme un tiempo para mí misma, rebajando el ritmo de eventos y pasando por un entrenamiento personal, de cuerpo y de mente. Porque mi objetivo seguía muy claro frente a mí, pero una parte de mi misma no me permitía avanzar con toda la fuerza que necesitaba.

Cuando descubres eso, lo mejor es tomar las medidas necesarias lo antes posible, y afortunadamente, yo lo hice.

Tras mi periodo de reflexión, de educación, de entrenamiento… resurgí en agosto, sintiéndome como una nueva versión de mi misma, mejorada, más preparada, más enfocada. ¿Y sabéis qué? Que no era sólo un sentimiento. Realmente había conseguido alcanzar un nuevo nivel de mi misma, una nueva versión de mi misma. Y ahora, tras lo ocurrido en agosto y septiembre, me doy cuenta de que era la decisión correcta.

Todo el trabajo, tanto en la Red como en mis misma han dado sus frutos y sé que seguirán dándolos porque sé que ahora pocas cosas me pueden frenar ante lo que realmente me importa.

mariana-lopez-de-waard

Estoy muy feliz de poder anunciarlos que, finalmente, soy Blue Diamond. Y si llegar a Diamond era increíble… es muy difícil describir lo que estoy sintiendo ahora mismo. Llevo mucho tiempo enfocada en este objetivo y es simplemente, increíble.

Es importante enfocarte en un rango y marcarte como meta el próximo y un plan para llegar a él, ¡muy importante! Porque, so lo si lo ves claro en tu mente, puedes conseguirlo.

Estoy muy feliz y muy orgullosa. Y ahora, ¡a por el siguiente objetivo! ¡Black Diamond!

4