Mes: octubre 2016

París es una ciudad con un encanto muy propio y único, en el que encuentras muestras de muchas culturas distintas y diversas en un marco visualmente espectacular y sobrecogedor para todos los sentidos.  Es un lugar al que podría volver todos los meses sin cansarme lo más mínimo del lugar, sino todo lo contrario: volviendo cada vez con más ganas y más motivación. Y no sólo porque Francia en general y París en concreto sean lugares que conquisten sólo con pisar sus calles, sino porque tiene un potencial increíble con personas, especialmente gente joven, que están dispuestas a darlo todo, a comerse el mundo, a cambiarlo todo.

Francia es aún un mercado poco explorado y sin embargo nos encontramos con un equipo altamente formado, con líderes experimentados y con una motivación común muy fuerte por hacer desde Francia y para el mundo que nuestra moneda gane más valor y se convierta en una criptomoneda de reserva global fuerte y predominante.

Fue en el evento del sábado cuando pude darme cuenta realmente del alcance del liderazgo parisino. Impartimos un entrenamiento muy intento y en dos idiomas (francés y chino) para los líderes locales, que se encontraban muy emocionados, motivados, cargados de energía y poniendo todo lo mejor de sí mismos para absorber todo el conocimiento y mejorar. Líderes que mostraban un gran compromiso con OneLife y nuestro proyecto de criptomoneda global. Por lo cual, estas son personas que tienen todo mi apoyo en su progreso. Mi compromiso es total y aún más, del 101%, con personas así.

Durante el entrenamiento tuvimos la suerte de poder poner en común distintas visiones y distintas líneas de trabajo. Y es algo que siempre resulta constructivo, porque muchas mentes tienen la cantidad de ideas perfectas para mejorar algo ya bueno, si saben ponerlas en común y estudiarlas. Y es algo que pudimos hacer con la mayor profesionalidad, y al mismo tiempo con la confianza de estar casi entre familia. Pues es lo que uno siente en reuniones así, con personas tan afines y con tanto potencial. Y lo mejor es que todas esas ideas y todas esas líneas siempre desembocan en ir en una dirección común para todos, que es el crecimiento de OneLife y el valor de las OneCoins.

Nada más que decir que mando un gran saludo y unas sinceras gracias a todo el equipo y a París por todo lo que estamos logrando.

La próxima vez que vaya a París, seguramente brillará aún más con los destellos de todos esos diamantes que aún están en bruto.

0

¡Atento México! ¡Una quincena de network marketing sin descanso! Mariana López de Waard te trae su oportunidad y su liderazgo en una serie de fechas por todo el país mexicano. ¡Mira el vídeo y toma nota porque hay fechas nuevas!

0

Seguimos en Atenas concluyendo una saga épica de inspiraciones y éxitos.

El día de hoy ha estado dedicado a un súper entrenamiento de liderazgo y sólo tenéis que echar un ojo a las imágenes para ver la cantidad de líderes griegos que tenemos, poniendo empeño en ser aún mejores líderes. Tomando notas, haciendo las preguntas correctas.

Además, muchos líderes de los presentes han celebrado un nuevo éxito hoy, una razón para felicitarse y mantenerse centrados y motivados hacia el futuro. Hacia el siguiente objetivo, hacia la próxima meta. Todos estos líderes tienen mis felicitaciones y me enorgullece ser parte de este momento. Me enorgullece ver y vivir estos éxitos como si fueran propios

Prosigo mi gira sin descanso y dejo Grecia tras haber encontrado un liderazgo potente en estas tierras que da más impulso para continuar mi viaje.

¡Sigue a Mariana Lopez de Waard en Facebook para más consejos! Y, si quieres formar parte de un grupo fuerte y unido, no dudes en enviar un mensaje con tus datos y ella se pondrá en contacto contigo personalmente .

0

Grecia es un país muy especial pues, además de lo que tiene que ofrecer culturalmente a día de hoy, de su belleza y del poder de su gente, es un lugar que evoca sensaciones de grandeza y de gloria. Grecia es la tierra de los dioses olímpicos y de las historias en las que todo era posible.

Ese concepto choca con la realidad del pueblo griego. Los últimos años no han sido amables para este gran país, haciéndolo víctima de un sistema que hace mucho que da señales de caducidad.

Hoy hemos tenido un encuentro con numerosas personas en Atenas, muchas mentes inquietas, tantas que llenaron al máximo la sala, y todas con un interés común: un futuro más brillante.

Ha sido una experiencia muy grata compartir este evento con todos estos griegos de espíritu ganador, con los líderes helenos Bakalis Konstantinos, Kehegias Konstantinos y Polychroniadis Christos, con Julian Cimbala y mi mentor Jose Gordo. Además, teníamos la participación experta de la economista Elena Margariti.

Es el primer día y ha sido un éxito rotundo que de seguro llevará a cientos de éxitos con nombres y apellidos griegos y las historias en las que todo es posible volverán a los griegos en todo su esplendor. No como mitología sino como realidades. Hoy ha sido el primer día y mañana multiplicaremos el cambio.

 

¡Sigue a Mariana Lopez de Waard en Facebook para más consejos! Y, si quieres formar parte de un grupo fuerte y unido, no dudes en enviar un mensaje con tus datos y ella se pondrá en contacto contigo personalmente .

0

El águila se eleva en el cielo majestuosamente y sabe perfectamente cuál es su objetivo, incluso antes de haber emprendido el vuelo.

Existe la historia, la cual es realmente inspiradora y motivacional, de la renovación del águila. Es una historial realmente potente e inspiradora pero no es un dato real sobre estos magníficos animales. Nos os desanimo a aprender de esa historia, ni mucho menos, pero las águilas tienen muchas otras cualidades reales de las cuales podemos aprender.

Incluso si el águila no es una representación del liderazgo puesto en práctica (no tiene que liderar ningún grupo) tiene una serie de características propias de un verdadero líder.

Las águilas vuelan más alto que cualquier otra ave, en un espacio aéreo que solo compartirán con otras águilas y luego descienden a toda velocidad y enfocadas hacia su presa. Desde esa altura que sólo las águilas alcanzan tienen una visión general de todo lo que está debajo de ellas.

Su visión, impecable, es su herramienta más poderosa. Si no vuelan están paradas en lo más alto de un árbol, mirando el horizonte y estudiando la zona, con calma, con precisión.

Como depredador, el águila se alimenta sólo de presas frescas que haya cazado ella misma. Nunca picotea de sobras que encuentre, nunca roban una presa a otra águila… sino que elije personalmente sus presas y va a por ellas. Y nunca le preocupa si son presas demasiado grandes: el águila puede cazar a otras aves o a animales desde a conejos a cabras, ¡hasta se ha visto águilas intentando darse un festín de carne de lobo! E incluso, a veces, lo consiguen.

Golden Eagle 5

Uno de los datos más interesantes sobre las águilas y del que ya hablé hace tiempo, es cómo, al contrario que otros animales, no les espanta la tormenta. Al contrario, vuelan alto, tal alto que sobrepasan la tormenta y se deslizan sobre las nubes aprovechando la presión atmosférica que se crea, de manera que planea y se desplazan sin esfuerzo. De esta manera se protegen de la lluvia sin esconderse y aprovechan las nubes para descansar. Todo un ejemplo de cómo enfrentarse a los problemas.

Y a pesar de que todo esto parezca darles una imagen agresiva, son unos animales muy cuidadosos de sus crías. Las águilas cuidan con esmero a las crías y las educan poco a poco. Les enseñan y las entrenan en el sistema de ensayo y error. Cuando van creciendo y pueden estar listas, entonces las jóvenes águilas son animadas y empujadas a conocer sus límites, sus debilidades y sus fortalezas. Pero nunca son dejadas a su suerte.

 

¿Qué podemos aprender de las águilas para los negocios y el liderazgo?

1 – A tener una visión completa del panorama y estudiar los detalles para ir hacia nuestros objetivos con total determinación.

2 – A trabajar en nuestra carrera y nuestros éxitos. Descubrir nuestra propia manera y no necesariamente hacerlo a la manera de otro, o intentar ser igual al otro para obtener sus mismos resultados. No atribuirte un mérito ajeno como propio.

3 – A no temer los retos y a no renunciar a un objetivo por muy grande que nos parezca, si realmente es lo que queremos.

4 – Usar los retos para probar nuestro nivel resolutivo y aprender a “volar en la tormenta”, usándola a nuestro favor.

5 – Que incluso las águilas requieren un entrenamiento para llegar a ser el majestuoso animal que es, y que las águilas adultas se encargan de seguir difundiendo la sabiduría que las ha llevado a ser como son.

¡Sigue a Mariana Lopez de Waard en Facebook para más consejos! Y, si quieres formar parte de un grupo fuerte y unido, no dudes en enviar un mensaje con tus datos y ella se pondrá en contacto contigo personalmente .

2

Queremos dinero porque todo en el mundo funciona con dinero. Incluso cuando pensamos que el dinero no da la felicidad, tenemos que estar de acuerdo en que, por lo menos, nos aleja de muchos problemas. El dinero pone comida en la mesa y mantiene la calefacción funcionando durante el invierno, paga la educación de los niños (libros, material, matrículas) y, queramos o no que sea así, la vida es mucho más sencilla con dinero en la cuenta bancaria para poder asumir los imprevistos.

Aun así, existe una preocupación recurrente. Queremos dinero en la cuenta bancaria y nos alegramos cuando ésta cada vez está más llena. Pero al mismo tiempo empezamos a temer lo que ese dinero nos hará.

Y es que es una historia que conocemos, por la literatura, por las películas, incluso por las noticias… esas historias de ganadores de lotería que acaban más pobres que antes de ganar, adictos a alguna droga. No quieres verte como esos personajes de las películas que ante un gran éxito financiero empiezan a gastar el dinero a lo loco en cualquier tontería, que pierdas los papeles y acabes dejando que el dinero te cambie.

De hecho, existe la gente de éxito que han hecho una fortuna con su trabajo y siguen llevando hábitos de ahorro porque es la forma de vivir que aprendieron y es algo que está muy arraigado en ellos. El dinero no te cambia de manera mágica como si fuera un ente diabólico, y esas es una idea que tenemos que empezar a desterrar: que el dinero es malo per sé. Somos nosotros los que no aprendemos a utilizarlo y no todo el mundo tiene el mismo control o los mismos hábitos.

Pero hay formas, si es algo que realmente te preocupa, de asegurarse de que eres capaz de ser una persona sensata cuando tu cuenta bancaria crezca a números a los que no estabas acostumbrado.

– Piensa que trabajas para un bienestar constante y no para alcanzar una cifra en concreto.
– Piensa que primero tienes que asegurar tus próximas entradas de dinero antes de empezar a darle salida.
– La felicidad y el éxito son formas de vida, son caminos a recorrer.
– Recuerda tus razones para empezar a emprender. ¿Cuál era tu motivación? Ese debe seguir siendo el motor de tu trabajo y esa es la razón de ser de tu dinero.
– Aunque llegues a tener una fortuna, no dejes de trabajar. Mantente con los pies en la tierra.
– Celebra tus éxitos como fruto del esfuerzo, no como una victoria sobre otros compañeros o conocidos.
– No olvides los valores que tenías antes de empezar y guarda algún hábito humilde, alguna pequeña muestra de austeridad que te recuerde a tu vida antes del éxito. Eso te recordará que el dinero no siempre ha sido parte de tu vida y te recordarás que siempre hay que cuidarlo para que no se marche.

Estos entre otros muchos e innumerables son sólo algunos consejos para mantener la mente centrada en que el dinero no nos debe controlar, sino que somos nosotros quienes controlamos nuestro dinero.

¡Sigue a Mariana Lopez de Waard en Facebook para más consejos! Y, si quieres formar parte de un grupo fuerte y unido, no dudes en enviar un mensaje con tus datos y ella se pondrá en contacto contigo personalmente .

0

Hace poco he descubierto un fenómeno psicológico que ocurre entre personas que alcanzan el éxito y, durante mucho tiempo, se ha visto con más frecuencia en mujeres.
Es la sensación de que tus logros no te pertenecen, que estás ocupando una posición en la que otra persona estaría mejor capacitada que tú, que todo lo que haces bien es por pura suerte, no por tu talento. Es pensar que la gente cree que eres más inteligente o más capaz de lo que tú “sabes” que eres y vives en un miedo continuo a que tus compañeros descubran que en realidad no eres tan competente como te hacían, no eres tan listo, no eres tan capaz, no eres nadie… que no entienden cómo puedes estar en la misma posición que ellos, o incluso más alto, sino tienes ningún talento especial. El síndrome del impostor te hace pensar que eres mediocre, aunque hagas cosas extraordinarias, que no te mereces tu propio éxito.

Se trata de un problema que llega por una falta de autoestima que tal ve ya estaba allí. Y la falta de autoestima es algo que afecta en mayor o menor medida a muchísimas personas. Y para colmo, en muchos casos, personas que son realmente dedicadas, perfeccionistas, exigentes… Imagina haber pensado en tu juventud que no serías capaz de conseguir grandes cosas porque tu autoestima no te dejaba pensar otra cosa, porque no creías en ti… y consigues superar esos pensamientos para lograr lo que soñabas, el trabajo de tus sueños, la casa de tus sueños, una posición envidiable dentro de tu compañía, tienes el respeto de tus compañeros por tu trabajo… Pero un día, esa sombra vuelve a atormentarte. Sólo que esta vez no puede decirte que no serás capaz, puesto que lo has hecho, has sido capaz. Esta vez la sombra en tu mente te atormenta diciendo que en realidad es todo pura casualidad, no eres tan bueno o tan buena en lo tuyo, que pronto tus compañeros dejarán de respetarte cuando vean que ha sido todo por pura suerte y que tu posición le debería corresponder a otra persona.

Que no te mereces ser feliz por mucho empreño que pongas.

Es un sentimiento terrible. Nadie debería sentir que sus propios logros no le pertenecen y que su trabajo no significa nada. Además, hay que tener en cuenta que muchas personas a las que les pasa esto empiezan a bajar su rendimiento, a paralizarse, a dejar de hacer lo que les gusta y tanto éxito les proporciona. Y si no ponen remedio, pueden empezar a poner en peligro su carrera.

Así que, si alguna vez te sientes así, entiende que no es real y que no estás sólo.

Y, lo mejor es que sí tiene solución. Con este tipo de pensamientos es difícil luchar porque no hay peor jurado que nosotros mismos, pero podemos poner a prueba algunas herramientas para intentar superarlos.

Cómo vencer el síndrome del impostor.

– Háblalo. Busca alguien de confianza en tu entorno laboral, un compañero, un mentor y, si hace falta, alguien experto en este tipo de casos como un coach. Que compartas ese sentimiento es bueno, es liberador y te darás cuenta de que no tiene ningún fundamento.

– Recuérdate que nadie es perfecto, que nadie sabe hacerlo todo bien y que no sepas algo en concreto o no se te dé bien otra cosa, no significa que no sepas hacer NADA de lo que haces, porque de lo contrario no estarías ahí.

– Reconoce tus limitaciones, pero celebra tus capacidades. Aprende a diferenciar ambas cosas.

– No te compares con otros. No tienes que hacer las cosas igual que otros para que tus éxitos te correspondan al 100%. La comparación siempre trae malas cosas.

– Guarda en algún lado, una libreta, como más te guste, una colección de cosas buenas que han dicho sobre ti y tu trabajo. Si te comentan en Facebook y te dan la enhorabuena por algo que has logrado, tal vez te sea útil tener una captura de ello en tu ordenador. Es muy motivador y si, en algún momento dudas de tus capacidades, échale un vistazo a tu colección y piensa “todas estas personas piensan que soy buen profesional. Todas estas personas no pueden estar viendo las cosas mal”. Si te mantienes firme, verás que con el tiempo acumularás más y más, y llegará un momento en que no necesites acumular testimonios ajenos porque por fin tendrás los tuyos propios.

– Haz las cosas a tu manera y hazte dueño de “tu manera”. No quieras ser perfeccionista hasta el punto en que todo lo que hagas te parezca mal hecho. Sólo da lo mejor de ti, siempre, y siendo tú al cien por cien. Esa es la única manera en vas a saber con certeza que todos tus logros son completamente tuyos.

– Y piensa, ¿acaso has heredado el puesto de un familiar? ¿Te han puesto a dedo en tu posición sin haber hecho nada? ¿Todo tu dinero pertenece a tu familia? Si la respuesta a todo eso es no y has estado trabajando todo este tiempo por esos logros, no hay ninguna manera posible que no merezcas todo eso.

– Y finalmente… confía en la probabilidad, porque, ¿qué probabilidades tienes de que cada paso que hayas dado, cada cosa que has hecho y cada logro que has alcanzado sean fruto de la suerte y el destino te haya regalado una vida que le pertenecía a otro?

 

¡Sigue a Mariana Lopez de Waard en Facebook para más consejos! Y, si quieres formar parte de un grupo fuerte y unido, no dudes en enviar un mensaje con tus datos y ella se pondrá en contacto contigo personalmente .

0

Cuando conseguí llegar a ser Diamante, fue una sensación increíble. No se podía poner en palabras. Había trabajado tan duro para conseguirlo y por fin estaba allí. Y no sólo eso, sino que había conseguido ser la primera mujer en la compañía en alcanzar ese rango. Un honor doble.

Desde entonces muchas cosas han pasado y he dado la enhorabuena a muchos compañeros y compañeras que alcanzaban ese rango. Diamantes, Esmeraldas, Rubís…. aún si yo seguía como Diamante, cada triunfo de un miembro de mi equipo me inflaba en orgullo. En un punto en el medio, decidí tomarme un tiempo para mí misma, rebajando el ritmo de eventos y pasando por un entrenamiento personal, de cuerpo y de mente. Porque mi objetivo seguía muy claro frente a mí, pero una parte de mi misma no me permitía avanzar con toda la fuerza que necesitaba.

Cuando descubres eso, lo mejor es tomar las medidas necesarias lo antes posible, y afortunadamente, yo lo hice.

Tras mi periodo de reflexión, de educación, de entrenamiento… resurgí en agosto, sintiéndome como una nueva versión de mi misma, mejorada, más preparada, más enfocada. ¿Y sabéis qué? Que no era sólo un sentimiento. Realmente había conseguido alcanzar un nuevo nivel de mi misma, una nueva versión de mi misma. Y ahora, tras lo ocurrido en agosto y septiembre, me doy cuenta de que era la decisión correcta.

Todo el trabajo, tanto en la Red como en mis misma han dado sus frutos y sé que seguirán dándolos porque sé que ahora pocas cosas me pueden frenar ante lo que realmente me importa.

mariana-lopez-de-waard

Estoy muy feliz de poder anunciarlos que, finalmente, soy Blue Diamond. Y si llegar a Diamond era increíble… es muy difícil describir lo que estoy sintiendo ahora mismo. Llevo mucho tiempo enfocada en este objetivo y es simplemente, increíble.

Es importante enfocarte en un rango y marcarte como meta el próximo y un plan para llegar a él, ¡muy importante! Porque, so lo si lo ves claro en tu mente, puedes conseguirlo.

Estoy muy feliz y muy orgullosa. Y ahora, ¡a por el siguiente objetivo! ¡Black Diamond!

2