Mes: septiembre 2016

El guepardo nos parece un depredador casi perfecto. Letal, preciso, rápido. Lo que no sabemos es que es un animal que en realidad tiene muy poca fuerza muscular y tiene una cantidad de energía muy limitada.

Para un animal como el guepardo conseguir su fuente de energía, la comida, debe ser un trabajo bien planificado y tiene que conseguir la mayor tasa de éxito posible en cada intento de conseguir una presa. Esto hace del guepardo un gran estratega ya que debe calcular las probabilidades antes de atacar y decidir si merece la pena o no.

Si se enfrenta a presas con mayor fuerza que él, está perdido, si se enfrenta a presas más rápidas que él, está perdido. Y si tiene que mantener la persecución durante mucho tiempo está aún más perdido, no sólo porque se le pueda escapar lo que iba a ser su almuerzo del día, sino porque el gasto energético que produce la cacería podría dejarlo sin fuerzas para atacar una segunda vez. Y todo esto en un ambiente lleno de otros tipos de depredadores (la competencia) más fuertes, más resistentes, o que cazan en manada. Nada fácil.

En resumen: si no piensa bien lo que hace, el guepardo puede morir de hambre en poco tiempo por un solo fallo.

0b75d08ce55ca8c8971093dbdca544f0Para el guepardo, la supervivencia depende de una sabia administración de todos sus recursos por lo que desde jóvenes aprenden de sus adultos como sobrevivir midiendo sus acciones y estudiando el entorno, guardando sus energías para las presas que realmente merecen la pena y haciendo una selección muy delicada de sus objetivos.

Además de todo esto, una de las habilidades que mejor ayuda al guepardo a conseguir sus objetivos es un manejo muy inteligente de sus mejores bazas: la velocidad y la agilidad. Son animales que consiguen una alta velocidad, pero también han de saber administrarla a la hora de cazar. En muchas ocasiones no alcanzan más del 60% de la velocidad total y es más útil saber decelerar a tiempo, controlar la dirección de la carrera y cambiar de dirección lo más rápido posible para acorralar a la presa.

Esa rapidez de reacción es lo que hace que el guepardo controle la situación sin gastar demasiadas de sus energías, antes de que las fuerzas les falle.

¿Qué podemos aprender en los negocios?

– Los guepardos tienen que analizar sus objetivos antes de lanzarse a correr de forma que cuando se pongan en marcha sean invencibles. De la misma manera tenemos que preparar nuestros objetivos, analizarlos y planificarlos.

– Tienen unos recursos limitados en cuanto a fuerza y resistencia, así que usan el resto de sus habilidades para maximizar esos recursos, conservando energías para los momentos clave. Cuando carecemos de un recurso importante debemos estudiar el resto de los que si disponemos y ponerlos a trabajar en el objetivo haciendo que la falta se otros recursos nos sea casi imperceptible.

Los guepardos no desarrollan sus habilidades de caza y su administración de recursos de manera intuitiva, es un arte que enseñan a la siguiente generación, la cual entrena hasta perfeccionarla. El aprendizaje y perfeccionamiento de habilidades que nos permitan gestionar nuestros recursos, maximizar nuestros puntos fuertes para compensar nuestros puntos débiles y planificar nuestras metas.

¡Sigue a Mariana Lopez de Waard en Facebook para más consejos! Y, si quieres formar parte de un grupo fuerte y unido, no dudes en enviar un mensaje con tus datos y ella se pondrá en contacto contigo personalmente .

0

Todos conocemos la expresión “macho alfa” pero siempre lo usamos de una manera errónea. Sacamos la expresión “macho alfa” de las manadas de lobos, pero la aplicamos a personas que no se parecen en nada a lo que un verdadero macho alfa.

En nuestro imaginario popular, el macho alfa es siempre un hombre agresivo que impone sus ideas a la de los demás y establece su liderazgo por la fuerza, haciendo que sea sobre todo en beneficio a sus necesidades y sus deseos pasando por encima de todo lo demás. Pero el verdadero macho alfa es otra cosa.

En las manadas de lobos el liderazgo se ejerce en pareja: tanto el macho como la hembra de la pareja de poder son figuras de autoridad. Es una lástima la imagen tan violenta e irracional que tenemos de los lobos cuando son unas criaturas de las que podríamos aprender muchísimo.

El verdadero Alfa.

El macho alfa en una manada de lobos no impone su liderazgo a la manada de forma violenta. El alfa, ya sea macho o hembra, es un individuo que infunde confianza en sus compañeros de manada.

Si eres un lobo puedes nacer en una manada y ascender a alfa por tu propia personalidad y tu capacidad de liderazgo. Puedes irte de la manada, encontrar una hembra y comenzar tu nueva manada, o puedes unirte a otra manada como beta. A pesar de que durante mucho tiempo se ha especulado sobre cómo se estructuran las manadas y parece que al final no tiene tanto que ver con luchas de poder como de ser el más apto para el trabajo y tener el respeto de la manada. Si “eres” un alfa, la manada te seguirá, no porque deban, sino porque quieren.

Es curioso como en la naturaleza encontramos un sistema social basado en la confianza, el respeto y la responsabilidad, y en una especia que siempre hemos tenido injustamente criminalizada.
lobitosAunque el cambio de lidera pueda hacerse mediante una “lucha ritual” no es una pelea de verdad en la que estén midiendo sus fuerzas físicas, ya que el liderazgo en la manada del lobo siempre depende de la personalidad y un lobo ambicioso que intentase retar al líder actual sin contar con el respaldo de la manada no conseguiría el puesto, aunque fuera más grande, más fuerte y más feroz.

La misión de un alfa está orientada principalmente a mantener la manada a salvo, unida y bien alimentada. Así que, por ejemplo, puede ser muy activo y agresivo en una cacería e incluso dar los primeros bocados a la presa, pero se retira enseguida y se asegura de que toda la manada está comiendo. Tiene especial cuidado por los cachorros ya sean suyos o del resto de la manada. Un alfa no muestra jamás agresividad al resto de la manada ni los somete con fiereza y amenazas. Si saca, sin embargo, su lado duro cuando debe defender un miembro de la manda de amenazas exteriores. El alfa es una verdadera autoridad en todos los aspectos y es vital que toda la manada se sienta segura en la compañía de su alfa, mayores y pequeños.

La pareja de alfas no suele tener unos muchos privilegios por encima de la manada y estos suelen ser sobre todo la libertad de elegir el territorio o, la preferencia a la hora de reproducirse si hay pocos recursos e inaugurar la caza, pero muy poco más. Aunque se ve a los líderes de la manada dormir en ocasiones en lugar más altos con el resto de los lobos “a sus pies”, no es realmente un símbolo de superioridad si no porque así el alfa puede tener una visión más amplia del lugar que les rodea, manteniendo al resto protegidos de posibles rivales por el territorio u otras amenazas.

Aunque no se suele hablar de ello las decisiones de la hembra alfa son tan importantes para el conjunto de la manda como lo son las del macho alfa, y de hecho una hembra alfa puede influir y definir a toda una manada como en otra manada puede ser el caso de un macho.

¿Qué podemos aprender de los lobos?

Este ejemplo es muy claro y se puede resumir fácilmente. El líder de un equipo, así como el de una manada es principalmente aquel que sabe tener el respaldo del equipo, la confianza de todos los demás. Y mantener esa confianza con un liderazgo responsable que tenga como principal objetivo lo mejor para el equipo.

Un líder es un individuo seguro de si mismo capaz de mostrar con esa calma segura que lo tiene todo bajo control y si no lo tiene ahora, sabrá como hacerlo.

El liderazgo no es un privilegio sino que es una responsabilidad, y eso quienes mejor lo saben hasta ahora no son los humanos, sino los lobos.

 

 

¡Sigue a Mariana Lopez de Waard en Facebook para más consejos! Y, si quieres formar parte de un grupo fuerte y unido, no dudes en enviar un mensaje con tus datos y ella se pondrá en contacto contigo personalmente .

0

A veces el reflejo del éxito de tu trabajo no es en forma de ganancias, de títulos, de cosas materiales…

Verás. Cuando entras en una industria como el network marketing, puede que lo hagas principalmente para ganar algo extra además de tu trabajo principal, por necesidad. Puede que lo hagas porque has agotado las opciones en un mercado muy saturado y necesitas probar algo nuevo que te ayude a salir del bache. Puede que lo hagas para ganar una libertad financiera que te asegure un futuro libre de ansiedades y deudas. Puede que el trabajo te atraiga por su dinámica, o porque realmente eres una persona muy social y esta este es el trabajo perfecto para ti, tu vocación. Hay mil historias distintas.

Para mi fueron dos cosas clave: una la libertad financiera y otra la necesidad de hacer algo más constructivo, algo que representara un reto.

Puedo decir que lo primero ya hace tiempo que me lo he asegurado y estoy muy agradecida por ello, y lo segundo… lo bueno de los retos es que una vez conquistas uno, puedes ponerte todos los que quieras. Este trabajo ha sido siempre estimulante y lo continúa siendo.

Así que como decía al principio el éxito no siempre es sobre las ganancias. Para mí el éxito puede ser un logro pequeño o uno grande y yo he tenido éxitos desde que comencé a comprender realmente como había que prepararse para este trabajo.

Pero si tengo que señalar el Éxito, el más grande, para mi ahora mismo en el momento en el que me encuentro y como me siento, no ha sido conseguir la libertad financiera, no ha sido conseguir llegar hasta aquí o hasta allí.

El éxito más grande que he vivido recientemente es el sentir que formaba parte de algo grandioso de un proyecto que tendrá ya no un legado si no que será parte de la vida de millones de personas. Ser parte en primera persona y llegar a tener momentos de gran responsabilidad en eventos como el de México del 10 de Septiembre, y llegando a tener la oportunidad de hablar con la Dra Ruja en esa fantástica entrevista que nos concedió.

Estoy viviendo el momento correcto en el lugar correcto. Podría decir que es la suerte, tal vez, pero también sé que yo decidí ponerme en el lugar correcto en el momento correcto hace tiempo para llegar hasta aquí, por lo que me siento muy orgullosa de mi misma. Y a la misma vez siento que es un gran honor poder participar en un evento junto a la Dra Ruja, poder entrevistarla, hablar de cosas tan importantes y tan personales.

Habéis visto ya el video y habéis escuchado los temas que discutíamos. Yo lo vuelvo a ver y recuerdo estar allí y vivir el momento con una gran emoción y mucha ilusión por estar haciendo esa entrevista. Y ahora viéndolo me doy cuenta de que este es uno de mis grandes éxitos en mi carrera. Uno que no tiene que ver con las ganancias, ni los títulos… sino uno que tiene que ver con la satisfacción personal de formar parte de algo inmenso.

Si tu también quieres formar parte de esto, cuenta conmigo: http://marianalw.com/es/oportunidad

0

Puede ser un familiar, puede ser un amigo, puede ser un compañero o una vecina con que siempre te encuentras en el ascensor y parece muy agradable pero siempre tiene una opinión muy fuerte sobre algo que no debería concernirle. Siempre es alguien bienintencionado, en principio, quizás sin ningún tipo de malicia, pero que, aunque sea sin querer está metiendo siempre la sombra de la duda. Una frase con un tono un poco extraño, una mirada como juzgando cuando te escuchan hablar sobre tus planes. Seguro que lo has vivido.

Tienes una idea, un propósito, una determinación y se te acelera el corazón nada más pensar en ello, te sientes más vivo que nunca, impulsado por ese propósito. Y entonces llega ese bienintencionado amigo con su “¿Estás seguro? ¿yo no lo haría?”

Bueno… y ¿quién le preguntó?

A veces, lo peor de las buenas personas está en no saber reconocer que todos nos podemos equivocar y que una opinión, por mucho que todos tengamos derecho a las nuestras, no sirven de nada salvo para destruir sueños, porque, además, tal vez esa opinión sea muy muy errónea.
Realmente, pensad, pensadlo a fondo. Una opinión no es más que eso, puede servirte para divertirte en un debate con unos amigos, marca lo que te gusta o lo que no, con que te sientes cómodo o con qué no. Pero en los asuntos importantes, una opinión sin algo más que lo sustente que la simple opinión no es más que una sombra.

Cuando alguien decide emprender es normal que este lado de alguien muy cercano florezca, porque el ser humano a veces tiende a necesitar opinar sobre los planes de vida de aquellos que conoce, especialmente si estos se salen de la norma. Mantenemos sistemas que no nos agradan entre nosotros mismos porque hacemos voluntaria o involuntariamente que las personas cercanas que han tenido la osadía de salir de una situación en la que nosotros tampoco queremos estar, se queden allí.

Que si no es estable, que si es un riesgo, que si no estás preparado para esa responsabilidad, que si vas a morder más de lo que puedes masticar.

Mucho peor me parece a mí encadenarte a una vida en la que no te espere nada memorable, nada excitante, nada grande… y aún peor que por el mero hecho de verte sin salida hagas que los demás también le tengan miedo a probar cosas nuevas y buscarse caminos distintos y planes de vida más grandes.

Sin embargo, bueno… podríamos decir que estas personas no lo hacen con malicia absoluta. Tienen miedo. Tienen miedo por ti también, salvo que deben aprender que la vida de cada uno es de cada uno para vivirla y que protegerte de una caída no te hace ningún bien, sólo te hará una persona con menos experiencias y menos preparación… Está bien que tengan sus propias decisiones y opiniones, está bien que decidan vivir su vida como quieran, aunque no sea una que yo escogería para mí. Pero lo que no está bien es ponerse en el camino de otra persona con sueños y con planes y decir “uhm… no sé, ¿y si no sale bien?”.

Si no sale bien, habré hecho más que esa persona que alzó una ceja al oírme hablar sobre mis planes, y estaré preparada para seguir haciendo y viviendo mucho más que esa persona. Quienes estén dispuestos a apoyarme tendrán siempre me agradecimiento, compartan o no mis ideas y mis planes. Y a quienes me juzguen por hacerlo e intenten ponerme en su zona de miedos… Pues sólo les puede decir lo siguiente: “Si no me vas a ayudar a volar, despéjame la pista.”

0

En esta nueva entrega de aprendiendo negocios de la naturaleza, vamos a fijarnos en los pingüinos y como tienen una sociedad estructurada en base a una sola cosa: sobrevivir la mayor cantidad posible de individuos.

Así es, una parte importante en el instinto de cualquier especie es el de la preservación, principalmente mediante la reproducción y la propia supervivencia hasta al menos haber cumplido con la tarea de lanzar al mundo la siguiente generación.

Pero los pingüinos llevan esa preservación de manera organizada, no sólo como una sociedad, sino como equipos.

El huevo y el sistema de rotación.

pingu 1Cuando los pingüinos emperador esperan una cría, esta está en un huevo que debe estar protegido y caliente cada segundo hasta que la cría salga de él. Al estar en un ambiente tan inhóspito, unos pocos segundos de despiste pueden costarle la vida al polluelo, así que esa tarea es un trabajo de veinticuatro horas. Es por eso que ambos padres deben hacerse cargo del huevo por turnos que pueden ser de semanas. Mientras uno cuida del huevo, el otro debe buscar comida para ambos. Si el progenitor que esté buscando comida falla, tarda más de lo normal o le pasa algo, todo se va al traste: el otro padre acabará dejando el huevo desamparado porque el hambre le haga flaquear, abandonar, o muera. Por eso el sistema de turnos ha de ser muy dedicado y preciso o todo el plan fracasa. Suele ser la madre la que emprende el viaje mientras el padre cuida del huevo, la mayor parte del tiempo.

La guardería de crías y la minimización del riesgo y el esfuerzo.

Los mismos pingüinos emperador crean un sistema para proteger a las crías de los depredadores. En lugar de vigilar a sus crías de forma individual, saben que aunando sus fuerzas todos tienen más posibilidades de conseguir que sus crías salgan adelante. Ese sistema requiere que se olviden hasta de quién es cada cría y den el 100% por el conjunto, por todas las crías de la colonia. Los pingüinos se desempeñan por el futuro de su grupo como objetivo global.

Es un comportamiento no muy habitual en la naturaleza en la que en muchas especies prima mucho más el asegurarse de que el gen de cada individuo prevalece por encima de los genes ajenos. Mientras que los pingüinos invierten sus esfuerzos en la especie en general y no sólo en su marca genética.

pingu 2Así pues, los adultos forman “guarderías”, en las que todos los polluelos se juntan en el centro, muy pegaditos unos a otros, mientras que los adultos forman una barrera a su alrededor. Ahí también se establecen algunos turnos, mientras que unos luchar por mantener a las crías juntas, protegidas calientes, otros vuelven al mar a por comida.

Este sistema les ayuda a minimizar esfuerzos para conseguir la mayor cantidad de seguridad para todas las crías de la colonia.

Cuando los que fueron a buscar comida vuelven, alimentan a los polluelos sin importarle si es exactamente su cría o no, todas las crías alimentadas y cuidadas.

¿Qué podemos aprender de ellos, de cara a los negocios?

Los pingüinos son un ejemplo de un funcionamiento prefecto de un grupo repartiéndose las tareas a partes iguales. En un sistema que no tiene unas tareas definidas para cada individuo, se rotan para que dichas tareas se lleven a cabo con total precisión. Ninguno tiene una tarea concreta y sin embargo todos saben que hay que hacer en cada momento para asegurarse de que la mayor cantidad de crías llegan a la madurez en un hábitat duro y difícil para la prosperidad. Ningún pingüino es capaz de llevar una sola tarea por si solo y a tiempo completo.

De esto podemos aprender que los objetivos altamente complejos, difíciles y a largo plazo son más fáciles de completar si repartimos el tiempo de forma eficiente.

Este sistema tiene estos ejemplos de uso en la vida humana y los negocios muy claros:

1. Cómo emprendedor, en solitario, el reparto del tiempo entre tareas de una manera inteligente nos evita el desgaste. No se trata de saltar de una tarea a otra, sino de evitar que centrarnos en exceso en una sola tarea y perder el control sobre las demás.

2. Compartir objetivo con otras personas puede ayudarnos también a evitar un desgaste gracias al apoyo en otros y a que el esfuerzo se ve amortiguado en el equipo.

3. El objetivo del equipo, la visión de conjunto, el plan a largo plazo es más importante que el beneficio personal.

¡Sigue a Mariana Lopez de Waard en Facebook para más consejos! Y, si quieres formar parte de un grupo fuerte y unido, no dudes en enviar un mensaje con tus datos y ella se pondrá en contacto contigo personalmente .

1

Hoy es un buen día para retomar la tradición de las fábulas aplicadas a los negocios y tomarnos unos minutos de tranquilidad y de reflexión con esta nueva historia que trata sobre el esfuerzo y las metas.
La fábula de hoy se llama:

La Zorra y las Uvas.


Una buena mañana paseaba una zorra buscando algo que comer, cuando dio por casualidad con un gran y frondoso viñedo, repleto de uvas maduras y jugosas. Aquella visión le parecía un paraíso, pues estaba hambrienta y algo tan jugoso y refrescante como unas uvas (un gran montón de uvas) era justamente lo que quería y lo que necesitaba.

Por desgracia para la Zorra, las uvas estaban dispuestas sobre unos troncos alzados a una distancia a la que la Zorra no podía llegar simplemente con la boca. Intentó estirarse primero, y ponerse de puntilla después. Pronto estaría saltando, pero a los pocos intentos las uvas le parecían cada vez más lejanas y sus fuerzas cada vez menores.

zorriFrustrada, hambrienta y molesta. Decidió dejar las uvas atrás y se puso en marcha hacia otro lugar donde encontrar una comida que requiriese menos esfuerzo. Fue entonces cuando vio que un águila apoyada en la rama de un árbol, a muy pocos metros del viñedo, había visto todo el espectáculo.

Avergonzada por su fracaso le dijo al águila:
– Estaba por cogerlas cuando, al acercarme, vi que ni siquiera estaban maduras. Están amargas…

La zorra se marchó orgullosa contándose y convenciéndose a sí misma de que las uvas no merecían el esfuerzo, pues aún no estaban maduras.

De esta fantástica fábula podemos sacar varias lecciones y por eso es una de mis favoritas.

1. Las metas demasiado altas invitan al abandono más pronto: Es por eso que siempre que nos marcamos metas debemos estudiarla, comprender su viabilidad y separarla en distintos objetivos más pequeños, que de igual manera nos van ayudando a llegar a nuestra meta final. Pero de esta manera nos ayuda a ir avanzando y realmente sentir que hay un progreso en lugar de ver una gran meta difícil de realizar. Tal vez si la zorra hubiera estudiado otros medos de llegar a las uvas, aunque requiriesen varios pasos, como encontrar un trozo de tronco en que auparse, o una rama con la que sacudir las vides, podría haber llegado a ellas.

2. La gente odia aquello que no logra: No sólo la zorra no se come las uvas sino que le dice al águila que aun no están maduras, creando un posible efecto disuasorio. En su afán de justificar no haber conseguido lo que quiere, convierte esa meta en algo no deseable y dice a los demás, incluso a aquellos que podrían lograrlo, que es algo que no quieren. Es por eso que no debemos escuchar mensajes desmotivadores o tóxicos de personas que nunca han cumplido sus objetivos, porque ellos son como la Zorra de la fábula.

3. Justificamos nuestra falta de esfuerzo con cualquier otra cosa: Si realmente quieres algo, no debes justificarte porque no hay nada que te lo esté impidiendo. Tal vez debes esforzarte más o pensar otra solución. Si no lo hiciste, si no te esforzaste más o no buscaste otras soluciones es responsabilidad tuya y de nadie más. La meta no era demasiado alta, no era inalcanzable. Simplemente no quisiste esforzarte más. Esta es la lección más poderosa que encontramos en esta fábula, que la zorra no logró algo porque no quiso esforzarse más, pero nunca asumió ni su propia responsabilidad, ni el hecho de que pensó que era algo que iba a requerir mucho más trabajo del que quería realizar.

¿Alguna vez te has visto en esta situación? Espero que no, y si es así, que hayas sabido reaccionar y cambiar tu actitud.

Si te ha gustado, te ha sido útil y quieres saber más sobre negocios y liderazgo sígueme en Facebook.
Y si quieres que me ponga en contacto contigo, sólo tienes que dejarme tus datos aquí: http://marianalw.com/es/oportunidad

1

Acabo de regresar de México y puedo decir que la experiencia ha sido tal que me siendo cambiada. A mejor, por suerte. Me doy cuenta nada más subirme al avión que lo que dejo atrás no es un simple evento más, sino un momento muy determinado que me llega a marcar como persona y como líder.

Tenía muy claro que desde finales de agosto en adelante tenía en mi agenda una serie de fechas que significaban mucho, pero no es hasta ahora cuando comprendo realmente lo que eran. Porque en México viví la experiencia al máximo y sentí uno de esos momentos en los que tienes la completa seguridad de que siempre fue este el camino que tenías que haber cogido, que no había otro, y si lo había, definitivamente no lo quiero.

Sensaciones aparte, quiero contaros como fue el evento.

Estuve en una situación de bastante responsabilidad al haber estado traduciendo las palabras de la Doctora Ruja, lo cual además es un grandísimo honor. Fui parte de su presentación y de todo lo que ella tenía que compartir con nosotros, aunque sólo fuera como una voz de fondo, que no deja de ser un puesto muy importante. Es la Doctora Ruja y lo que tiene que decirnos siempre es de alta importancia y de alto interés.

También viví un momento muy especial cuando pude hacerle algunas preguntas antes del evento. Es un momento que voy a poder compartir con vosotros muy pronto y del que estoy muy contenta y orgullosa.

Por último, pero no menos importante es destacar que en mi presentación en solitario me hice cargo de explicar a alrededor de mil trescientas personas, que no es poco, las nuevas condiciones de uso de la red OneLife. Puede no parecer un tema en especial emocionante, pero es una gran responsabilidad ya que se trata de algo tan importante como el propio corazón de la red OneLife ahora mismo, las reglas, la ética común de todos los que somos parte de esa red. No se puede crear nuevos líderes sin una ética. No se puede hacer nada que tenga alma y futuro sin un sólido y bien cimentado sistema ético. Por eso me tomo esta responsabilidad, explicar estos detalles tan técnicos, pero tan delicados y vitales a miles de personas, como lo que es, un honor.

La confianza que mis compañeros y que la misma Doctora Ruja ponen en mí en eventos como estos hace que me reafirme en mi determinación, que quiera asumir más responsabilidad, fortalecer mis estrategias, mi equipo y hacer mis próximos objetivos más grandes y más claros.

1

Esto no te lo esperabas, ¿verdad? En este capítulo de “Aprendiendo negocios de la naturaleza” hablaremos de los suricatos. Estos son unos animales bastante desconocidos que ganaron algo de popularidad con la película El Rey León (¿recuerdas a Timón y Pumba?) y que poco a poco se han abierto un rincón en el corazón de los enamorados de la naturaleza.

Son pequeños, adorables y parecen realmente frágiles, aunque viven en terrenos peligrosos, rodeados de depredadores. Nadie se atrevería a apostar que son capaces de sobrevivir a los terribles peligros del desierto del Kalahari, ¡pero lo hacen!

¿Y cómo lo hacen?

Gracias a la confianza.

meerkat_watcher_by_motherblessing-d542t4a (1)Los suricatos son animales con un sistema social complejo basado completamente en la cooperación. En una colonia de suricatos podemos distinguir a un grupo de individuos que se dedican a tareas concretas, como la vigilancia y alimentación de las crías.

Solo algunos primates y elefantes asiáticos son capaces de identificar a un compañero por su voz, ¡pero ellos también lo hacen! Y tienen llamadas especiales que solo usan en el desarrollo de éstas tareas.

Pero esto no es todo y es que, mientras sus compañeros se alimentan, un miembro de la colonia, conocido como centinela, está atento a cualquier señal de peligro y ellos confían ciegamente en él, que les alerta si hay alguna para que puedan ponerse a salvo.

Antes de salir de caza (son animales carnívoros) se reúnen para asearse los unos a los otros. Ésta muestra de cordialidad suele durar media hora o más hasta que parten.

Cuando el alimento escasea, el grupo se mantiene unido y se marcha a una nueva zona, donde construyen juntos un nuevo refugio para todos.

Aprendiendo negocios de los suricatos

Seas un tiburón de los negocios o alguien que está empezando y se siente aún débil y perdido, lo más importante es que puedas confiar en tu equipo. Que cada uno tenga claras sus habilidades y su papel dentro del grupo.

Y, si eres un tiburón de los negocios, ¡protege a tu equipo! Incluso los más débiles, juntos pueden ser un equipo fuerte y estarán ahí para ti con total confianza si les demuestras que eres digno de ella.

La motivación y la comunicación con tu equipo es esencial para trabajar y, 30 minutos de ánimos entre compañeros, pueden convertir un grupo de suricatos en tiburones del desierto.

¡Sigue a Mariana Lopez de Waard en Facebook para más consejos! Y, si quieres formar parte de un grupo fuerte y unido, no dudes en enviar  un mensaje con tus datos y ella se  pondrá en contacto contigo personalmente .

2

Si antes hablé de la importancia de saber hablar otros idiomas cuando te dedicas a una profesión cómo esta, el network marketing, este es uno de los ejemplos prácticos más evidentes que os puedo exponer. Pero no vamos a centrarnos en eso puesto que hay mucha tela que cortar aparte del tema del idioma.

Sí, saber inglés me dio una oportunidad inigualable de estar entre otros compañeros internacionales haciendo una presentación en pleno United Kingdom, en Londres.

Pero lo importante es que fue un evento que llamó la atención de una multitud de participantes que estaban interesados en OneLife, una audiencia numerosa como receptiva que hizo que hacer mi trabajo fuera algo muy fácil y cómodo. Y eso que mi labor era, digamos, un poco la parte aburrida. Vale, ¡no es algo aburrido! Pero comparado con otras partes mucho más atrayentes, como los productos de OneLife, explicar la nueva normativa de ética, los cumplimientos y el nuevo branding, son cosas muy técnicas, de manual, que no a todo el mundo le puede parecer igual de excitante.

¡Sin embargo conté con una audiencia envidiable! Emprendedores y futuros líderes sin duda, con un alto grado de amor y atención por los detalles.

Es un lujo realizar tu trabajo en condiciones tan favorables y acogedoras. El resto del evento y el trabajo realizado por mis compañeros merece también una mención especial, y es que comparto trabajo con auténticos profesionales, líderes que inspiran cada día, de la forma que espero estar inspirando yo, como primera mujer Diamante de OneLife, a que muchas personas y en especial, mujeres, tomen la decisión de agarrar el destino con sus manos y darle la forma que ellos quieran.

Ha sido un evento memorable en Londres y sé que aún quedan muchos momentos mágicos por vivir.

¡Os dejo unas fotitos de ese maravilloso día!

 

0

Cuando somos niños no entendíamos el porqué de aprender esto o aquello, de ciertas asignaturas. Luego como adultos y como padres, y tras haber pasado por el mercado laboral con mayor o menor éxito entendemos una cosa o dos sobre la educación. Y algunos, lo que más claro vemos es que no es suficiente.

Le decimos a nuestros niños, no muy seguro de que lo entiendan, pero insistiendo hasta que lo hagan, que saber inglés les dará trabajo el día de mañana. Pero la mayoría de los padres lo ven de una manera unidimensional. Saben que sus hijos tendrán más oportunidades de ser seleccionados para un puesto de empleo si van algo mejor preparados. Pero no son capaces de ver más allá, y no los culpo, yo una vez tampoco supe las posibilidades reales que tenía.

Por suerte, yo sabía idiomas desde pequeña, por mi familia y mi entorno. Pero es ahora cuando empiezo a entender realmente la importancia de este conocimiento.

Los idiomas equivalen a comunicación, a una mayor comunicación. No son sólo algo extra que poner en tu CV, sino una habilidad real que te da oportunidades reales de entablar conexiones con personas reales. Saber otro idioma es una forma de eliminar una barrera, un obstáculo, para llegar a otra persona, establecer relaciones, buscar mentes afines… comunicarte. Un solo idioma es un espacio muy pequeño para moverse si quieres hacer cosas grandes…

Últimamente estoy llegando a más personas gracias a que puedo comunicarme con ellas en otro idioma y eso nos abre las puertas, tanto a ellos como a mí, de una relación, una colaboración mutua que no podría haber existido de lo contrario. Es decir, sin saber idiomas, me habría perdido conocer a muchas personas; y es un pensamiento muy fuerte y muy potente, cuando determinadas personas han dejado una marca positiva en tu vida, que podría no haber ocurrido por un detalle en apariencia tan insignificante.

Es una reflexión a la que llego tras haber pasado por Londres y haber celebrado un evento aquí a lado mismo, en Lloret de Mar, en el que expuse íntegramente en inglés.

El evento de Lloret de Mar fue una experiencia maravillosa en la que compartí esperanzas y pasión por un futuro distinto y mejor con un buen puñado de gente que no habría estado allí escuchándome si yo no hubiera sido capaz de comunicarme con ellos y exponer claramente lo que tenía que contarles.

Reflexiones aparte, estoy más que contenta por el evento de esta mañana y muy agradecida con los asistentes de esta mañana por su acogida, su interacción y su entusiasmo. Y espero saber de alguno de ellos muy pronto y comprobar si mi labor les ha resultado útil.

¡Muchas gracias a todos!

Para los que no habéis estado ¡Os dejo unas fotos que nos hicimos!

 

 

Y tu, ¿sabes la importancia de la comunicación? ¿estás dispuesto a educarte para convertirte en un buen líder? Entonces eres alguien afín con quien me gustaría trabajar. Si quieres ser parte de mi equipo, escríbeme aquí: http://marianalw.com/es/oportunidad y hablaremos.

0