Mes: julio 2015

La felicidad es el primer deseo de la mayoría de nosotros. Pero, ¿existe un UNA RECETA PARA SER FELIZ o es sólo cuestión de suerte?
Muchas personas piensan que la felicidad proviene del éxito, de la acumulación de riqueza, por tener salud y tener relaciones duraderas. Seré feliz cuando… tenga un coche nuevo, la casa más grande, la compañera ideal, cuando disfrute más de mis amigos, cuando adelgace, cuándo, cuándo…”. Es un fuerte condicionamiento social y cultural creer que una hermosa casa, una carrera en ascenso y un gran amor son sinónimos de una vida feliz.

En realidad éxito, riqueza, salud, relaciones son una consecuencia de la felicidad, no la causa. ¿Cuántas personas conocemos que tienen todo esto y sin embargo no son felices? Ahora piensa en las ocasiones en las que tú te has sentido feliz. Puede ser al regresar de unas espléndidas vacaciones, por las felicitaciones del tu jefe, tras un reencuentro con los amigos ¿qué sucede?
En los últimos años psicólogos e investigadores han efectuado numerosos estudios sobre este tema. En el pasado se hablaba de cómo curar la infelicidad; ahora que ha crecido el interés por el bienestar y la prevención, ha crecido también el interés por “cómo” alcanzar la felicidad.

En particular, los profesores de la universidad de Illinois y de Pensilvania Sonya Lyubomirsky, Ed Diener, Martin Seligman, han descubierto la que en muchos casos llaman la fórmula de la felicidad.

La Felicidad = Set point cerebral + Condiciones de vida + Actividad voluntaria

Ser Feliz

1- EL SET POINT CEREBRAL.

Representa el 40% de la fórmula y determina como “naturalmente” somos felices. Es un factor que se transmite genéticamente y a menudo está vinculado a la infancia. En síntesis: si tu ADN está predispuesto a ser infeliz, al crecer, tu mente desarrollará un mecanismo que te hará ver en cada situación un problema, y esto te hará aún más infeliz. Al contrario, si desde pequeño te enseñan a interpretar la vida de manera constructiva, verás los problemas como oportunidades.

El Set point cerebral no es algo que nos “etiquete” para siempre. Según los autores en efecto, mediante instrumentos tales como la terapia cognitiva, podemos “hacer feliz” nuestro Set point cerebral. Se trata de convertir nuestras creencias limitantes “Soy desgraciado, todos están en mi contra” en pensamientos positivos y reales del tipo: “Quizás en el pasado he sido una víctima pero esto no quiere decir que lo vaya a ser siempre”. En síntesis, estos instrumentos pueden hacer nuestra mente más favorable y receptiva a los hábitos constructivos y a la felicidad.

2- LAS CONDICIONES & EL ESTILO DE VIDA

El segundo factor que determina la felicidad de cada uno de nosotros está ligado a las condiciones de vida, o al estilo de vida que llevamos. Como todos nosotros queremos mejorar la calidad de nuestra vida, damos por sentado que mejorar las condiciones de vida, en los términos de bienestar y riqueza nos hará más felices.
Sorprendentemente este segundo factor, vinculado a los aspectos más tangibles de la vida, afecta a la felicidad sólo entre el 7% – 12%. Es como decir: no todas las personas que nos parecen satisfechas y felices porque llevan una vida envidiable, son realmente felices. En concreto, el primer resultado que ha aflorado es que, una vez que se cumplen las necesidades primarias, conquistando mayor bienestar, las personas obtienen una felicidad sólo temporal.

3- LAS ACTIVIDADES VOLUNTARIAS.

Según los expertos, casi el 50% de la fórmula depende de las actividades voluntarias, es decir, de lo que espontáneamente elegimos pensar y hacer cada día. Somos nosotros los que elegimos ser felices. Somos nosotros los que elegimos hacer las cosas que nos enriquecen y nos hacen sentir “vivos” o las que nos debilitan.

Si, precisamente, la felicidad es tu elección… ¿estás sorprendido? 😉

El primer paso a dar es pensar pues en todas las cosas que te hacen estar bien.

RECUERDA: Ahora que sabes cómo.. ¡ACOSTÚMBRATE A SER FELIZ!

Articulo de: Isabel Sales, Coach Personal y Formadora: “Isabel Sales es coach personal y te ayuda a conseguir tus metas. Visita ahora www.isabelsales.com para más recursos gratuitos.

Gracias Isabel por permitirme compartir tu articulo, me ha encantado! www.marianal.com

1

Érase una vez un hombre, que mientras caminaba por el bosque, encontró un aguilucho. Se lo llevó a su casa y lo puso en un corral, donde pronto aprendió a comer la misma comida que los pollos y a conducirse como estos. Un día un naturalista que pasaba por allí le preguntó al propietario porqué razón un águila, el rey de todas las aves y los pájaros, tenía que permanecer encerrada en el corral con los pollos.

-Como le he dado la misma comida que a los pollos y le he enseñado a ser pollo, nunca ha aprendido a volar- respondió el propietario-. Se conduce como los pollos, y por tanto, ya no es un águila.

-Sin embargo- insistió el naturalista- tiene corazón de águila y, con toda seguridad, se le puede enseñar a volar.
Después de discutir un poco más, los dos hombres convinieron en averiguar si era posible que el águila volara. El naturalista la tomó en sus brazos suavemente y le dijo: “Tú perteneces al cielo, no a la tierra. Abre las alas y vuela”.
El águila, sin embargo, estaba confusa; no sabía qué era y, al ver a los pollos comiendo, saltó y se reunió con ellos de nuevo.
Sin desanimarse, al día siguiente, el naturalista llevó al águila al tejado de la casa y le animó diciéndole: “Eres un águila. Abre las alas y vuela”. Pero el águila tenía miedo de su yo y del mundo desconocido y saltó una vez más en busca de la comida de los pollos.
El naturalista se levantó temprano al tercer día, sacó al águila del corral y la llevó a una montaña. Una vez allí, alzó al rey de las aves y le animó diciendo: “Eres un águila. Eres un águila y perteneces tanto al cielo como a la tierra. Ahora, abre las alas y vuela”.
El águila miró alrededor, hacia el corral, y arriba, hacia el cielo. Pero siguió sin volar. Entonces, el naturalista la levantó directamente hacia el sol; el águila empezó a temblar, a abrir lentamente las alas y finalmente, con un grito triunfante, se voló alejándose en el cielo.
Es posible que el águila recuerde todavía a los pollos con nostalgia; hasta es posible que, de cuando en cuando, vuelva a visitar el corral. Que nadie sepa, el águila nunca ha vuelto a vivir vida de pollo. Sin embargo, fue un águila, pese a que fue mantenida y domesticada como un pollo”.REFLEXIONEsta parábola refleja muy bien la situación de cada uno de nosotros y del hombre de hoy. Este ha perdido su identidad y el sentido de la vida. ¿Quién es el hombre? ¿Cuál es el sentido de su vida? ¿Quién soy yo? La respuesta no es fácil ¿Soy águila o soy pollo de corral? Mi conciencia me dice lo primero, mi forma de vida tal vez lo segundo. Como el aguilucho, el hombre ha perdido identidad. A fuerza de vivir en el corral y de comer la comida de los pollos, ha traicionado su verdadera esencia y se ha rebajado. Ya no sabe lo que es. Ha perdido el sentido de la actividad y de su vida.El hombre, como el águila, es el rey de la creación. Posee un corazón grande capaz de anhelar lo sublime. Tiene alas para perseguir lo más alto. Sin embargo, se ha encarcelado en el corral; la sociedad de consumo lo tiene atrapado en sus fauces voraces. Y es que es mucho más fácil y placentero ser pollo que águila. El pollo posee la seguridad del corral, la comodidad de las rejas que delimitan su espacio, el cuidado de su amo, la tranquilidad del alimento asegurado, la protección frente a las vicisitudes de la vida. El águila, sin embargo, debe asumir el riesgo de moverse en un espacio sin límites, tiene que estar alerta para no caer en manos del cazador que la convertiría en trofeo de caza o en pieza de museo, tiene que luchar frecuentemente en la soledad y en un ambiente adverso, por proteger y defender su vida de quienes quieren someter. Pero el pollo ha perdido su libertad, la ha entregado a cambio de unos granos de trigo que llenen su buche hambriento, es explotado y sometido al sucio mercado de la compra y venta. El águila en cambio, es libre, sus alas le permiten surcar los cielos y explorar horizontes siempre nuevos.
¡Que triste es ver al hombre, como el aguilucho, en el corral comiendo la comida de los pollos y llevando la vida de estos, cuando su corazón y su mente están hechos para cosas más grandes.
La tarea no es fácil; en parte, porque estamos convencidos de ser pollos o porque no conocemos cuál es realmente nuestra identidad; en parte, porque nuestros amos, la comodidad, la dependencia y el consumismo, no nos dejan salir. Sentiremos miedo, indecisión; tendremos que luchar contra la inercia, que una y otra vez tratará de devolvernos al corral. Únicamente el aire limpio de la montaña y la contemplación de ideales tan nobles y altos como el sol, podrán desplegar nuestras alas y hacer cantar el grito triunfante de la liberación.
Recordaremos con nostalgia nuestra vida de pollos y sufriremos la tentación de volver al corral. Pero quien realmente descubre su vocación a la libertad y encuentra un claro sentido de su vida, jamás dará un paso atrás en su decisión de llevar una existencia auténticamente humana.-En este momento de tu vida ¿Con quién te identificas más con el águila o con el pollo?

1

Allá en el lejano Oriente cuidadosamente plantan la semilla del árbol de bambú y ese año nada brota de la tierra, el segundo año lo riegan lo fertilizan lo cuidan y nada sale de la faz de la tierra, el tercer año lo cuidan lo fertilizan y nada surge de la tierra, el cuarto año lo riegan, lo cuidan, lo fertilizan y en solamente dos semanas crece de QUINCE A VEINTE METROS DE ALTURA.
La pregunta es:
¿CRECIÓ EN DOS SEMANAS O EN CUATRO AÑOS?
Cuántos de ustedes tienen la paciencia de seguir fertilizando, regando y cuidando su negocio, su carrera, su relación, aunque no dé resultados inmediatos como nosotros quisiéramos, analiza; tengo la paciencia para seguir trabajando en ello aunque no vea resultados inmediatos por muy mínimos que sean, el primero, el segundo o el tercer año.
Como ves, LA PACIENCIA Y LA FE juegan un papel muy importante en nuestros resultados.
NO TE RINDAS FÁCILMENTE!!!
TIEMPOS CAÓTICOS????….. SI!!!!
INCERTIDUMBRE ECONÓMICA????…. SI!!
DIFÍCIL SEGUIR???…. ABSOLUTAMENTE!!!
VALE LA PENA SEGUIR?… TU QUE CREES??
Yo digo: POR SUPUESTO!!!!

levantado
Entiende LA FE Y EL TEMOR son la misma fuerza, FE significa anticipar y esperar LO BUENO, TEMOR significa anticipar y esperar LO MALO, si pierdes la FE, pierdes la motivación y ya fracasaste en el primero o el segundo año y no dejarás que ese ÁRBOL surja de la faz DE LA TIERRA.
Cada mañana al salir a trabajar, inconscientemente decides FE O TEMOR, y desgraciadamente 95% de los humanos escogen TEMOR… VENDERÉ HOY?, ME PAGARAN HOY? ME DESPEDIRÁN HOY?
Tristemente fuimos diseñados para triunfar, pero programados a fracasar… HASTA CUANDO?, HASTA QUE TU QUIERAS!!! Re-programa tu mente.
Solo piensa si el miedo al fracaso es mayor que cualquier sacrificio o trabajo!
Lo peor que puede pasar es que termines donde estás ahora.
Salud te deseo, lo demás depende de ti, bueno la salud también 😉

Eres el diseñador de tu destino!

0

diosaPor fin lo veo claro, por fin… cada día me preguntaba “Como puedo hacerlo? Cómo? Cómo? Cómo? Y ya …

“Paso a paso”, tan simple como eso, no hay atajos. El éxito es un proceso y hay que estar preparado, porque llegará cuando tenga que llegar. Hasta que no te des cuenta, puedes empezar a andar, pero si ni siquiera sabes a donde quieres ir….! ¿Sabes lo que quieres? Hasta que no lo sabemos, vamos perdidos y las dudas nos frenan, nos desorientan, los robadores de sueños acechan por todas partes….

Tómate hoy un rato y piénsalo, que quieres? Si no lo sabes, ni OG, ni yo, ni nadie, te podrá ayudar aunque queramos!

Que trabajito me ha costado a mí, de verdad,… ni te imaginas, pero ya lo tengo claro, clarísimo.

Paseando por la playa me la encontré ayer… a “La Diosa de la Fortuna”, y no es más que  La Ley de la Atracción, porque  funciona, está ahí, siempre ha estado ahí, haz lo que sea necesario para aprender a usarla.

Lo único que yo sabía con certeza es que esta industria era el camino que me ayudaría a llegar a mi meta, eso es lo único que realmente he tenido claro todo este tiempo.

He leído tantas veces el libro “Piense y hágase rico”, he asistido a muchos seminarios, como La Mente Millonaria, (que es espectacular), he copiado a los mejores, escuchado a mis mentores, … todo lo que quieras y más… todo para encontrarme, para entenderme, para saber que quiero, para saber cómo llegar ahí, para saber cómo hacer cumplir mis sueños… y al final me he dado cuenta; No lo he conseguido antes por mí, por mí misma, porque yo no creía en mí al 100%, al menos no a diario. Unos días muy bien hasta que alguien venia e intentaba robarme mis sueños, y yo, débil, les dejaba. Pues se acabó, no te molestes soy 100% fiel a mi trayecto!

Cada día aprendo, me hago más fuerte y creo más en mi,… ya veo la meta, casi la puedo tocar. Si quieres, me puedes acompañar, te puedo ahorrar algunas de las minas que yo, ya he pisado. Pero hay que caer, para levantarse con más fuerza. La única diferencia, es que es más fácil, si alguien te tiende su mano, entiende tus tropiezos y te ayuda a levantarte, verdad?

0

puedesEs maravilloso ver que por fin la ciencia está poniéndose al día con lo que los más sabios, los más exitosos y los más felices entre nosotros han sabido durante años: que las palabras que decimos moldean nuestro pensamiento, moldean nuestro comportamiento y construyen nuestras creencias.

Los neurocientíficos están descubriendo que la corteza prefrontal (el área del cerebro responsable del pensamiento más elevado, tales como la creación de los sueños audaces) se conecta a la parte responsable de nuestras actividades motoras.

Enotras palabras, la calidad de las palabras que pensamos y decimos tiene poder de ataque de influir y elevar nuestras acciones. Todos los días, oígo a tantas personas que utilizan el lenguaje de las víctimas. Es todo acerca de cómo no pueden ponerse en forma o fuerte o delgado que no pueden ser más productivos o que no pueden hacer lo que hay que hacer para crear una vida que adoran … Y, por supuesto, lo que dicen se produce. Y su lenguaje se  convierte en una profecía cumplida …

Pero hay dos palabras que tendrán un efecto casi mágico en su vida una vez que se empiezan a usar … … “Yo puedo”

Cuando se aprende una nueva idea para elevar su confianza, decir “yo puedo hacer esto mi nueva normalidad con un poco de enfoque y la práctica.”

… Cuando alguien le ofrece la oportunidad de mejorar su rendimiento, decir “yo puedo hacer esto con rapidez y de forma excelente.”

… Cuando te enfrentas a un miedo o confrontas un reto, decir “yo puedo convertir esto en un regalo … y ver esto como una bendición.” En cuanto a las palabras que se dicen son las cosas en la que nos enfocamos.

En realidad, no vemos el mundo tal como es. Vemos el mundo como somos … a través de la lente personal de nuestras creencias más íntimas. Mira hacia las cosas buenas y las encontrará. Eso es sólo la forma en que funciona el cerebro. Busque el éxito, y lo conseguirás. No es un proceso místico. Es sólo que el cerebro no puede centrarse en un millón de estímulos a la vez, así que deja fuera lo que le has enseñado a pensar que no es importante.

Así que, tómate en serio tus pensamientos, moldealos a lo que es importante para ti y repítete constantemente YO PUEDO, YO PUEDO, YO PUEDO… autoprográmate para el éxito! Gracias Robin Sharma

0

Suena el despertador y es la hora de la ducha inconsciente, cepillarse los dientes, tomar el desayuno para ir a trabajar. ¿Esto es realmente todo?

Para pensar creativamente en el día por delante, las mañanas deben ser algo mas reflexivas.

El autor Annie Dillard escribió una vez que “cómo gastamos nuestros días es, por supuesto, cómo nos pasamos la vida”, pero que podría haber sido ser demasiado general. Estudios recientes muestran que no es cómo gastamos nuestros días lo más importante para nuestra felicidad de la vida y la creatividad, sino cómo pasamos nuestras mañanas.

Nuestras mañanas nos preparan bien para tener un dia de ideas creativas o un día adormecido y sin sentido. Algunos de nosotros nos identificamos como “mañaneros”, mientras que otros son cualquier cosa menos eso; sin embargo, en ambos sentidos importa poco a qué hora nos levantamos, pero si lo que hacemos con ese tiempo. Las personas creativas viven la vida de manera diferente en una variedad de maneras, pero tal vez ninguno es más importante que lo que hacen con sus horas de la mañana.

Así que echa un vistazo a algunos de los hábitos científicamente probados que los individuos más creativos utilizan cada mañana y ver si es no sólo sus mañanas que se transforman, pero su creatividad de toda la vida así.

La inspiración existe, pero debe encontrarte trabajando
La inspiración existe, pero debe encontrarte trabajando

1. Tomar el tiempo para Mindfullness (consciencia plena)

Tomarse el tiempo para la consciencia plena por la mañana es uno de los hábitos más importantes que una persona puede crear por su progresión creativa. Estudios recientes muestran que tomarse el tiempo para meditar hace que la gente sea más creativa y aumenta la claridad mental.

En concreto, una meditación para despejar su mente, sin pensar en un solo concepto, persona, u objeto, sino que está abierto a cualquier cosa que revolotea por la cabeza – es particularmente propicio para la creatividad. Las personas en el estudio que se dedican a la meditación de monitoreo abierta fueron significativamente mejores en la generación de nuevas ideas creativas, que los que o bien no meditan o meditan de forma diferente.

2. Manténgase desconectado a primera hora de la mañana

Las personas sólo tienen un determinado tiempo para concentrarse y mantenerse creativos, y perder ese tiempo en actividades relativamente improductivas por la mañana es una mala gestión de su tiempo y de su creatividad. A primera hora evite tareas como revisar el correo electrónico o escribir listas o notas , en vez de eso, intente centrar ese precioso tiempo y atención hacia, tareas creativas más rigurosos que requieren lo mejor de ti mismo.

Todos disponemos de esos cortos periodos de tiempo en el que somos más creativos – es una pena desperdiciarlos.

3. Sigue tomando café

Una super noticia. La cafeína nos hace estar más alerta, sí, pero quizás lo más importante, es que también aumenta la producción de dopamina de nuestro cerebro, lo que nos da una sensación de recompensa y de motivación cuando empezamos a tener buenas ideas. Hacer un hábito de tomar un café con leche por la mañana añade estructura a una mañana y ayuda a crear esos periodos de tiempo creativos antes mencionados.

Cafe por la mañana

 

0