Actitudes para una vida mejor

Actitudes para una vida mejor

Me encuentro en un proceso fantástico en el que además de conectar mucho mejor con mis emociones, estoy aprendiendo a escuchar a mi cuerpo y cuidarlo mucho más.

Muy pronto estoy de vuelta al 100% pero por el momento os dejo unos pequeños consejos, muy sencillos pero que pueden cambiar cualquier vida por completo. Se trata de un pequeño cambio de actitud y os aseguro que bien para con vuestro equipo o vuestra familia, estos pequeños cambios de actitud os hacen una convivencia, un trabajo y una vida en general un poco más feliz.

Agradece lo que tienes.
Antes que nada, fíjate más en lo que has conseguido, en lo que tienes y de lo que si disfrutas que en lo que te falta o lo que no has podido conseguir. Ni el éxito es instantáneo, ni nadie está libre de errores. Y lo que es más importante, con amargura no se va a ningún lado. Seguro que ya tienes mucho por lo que estar agradecido.Y a partir de ahí, puedes trabajar por mejorar la situación.

No ignores tus sentimiento.
Tienes emociones, como cualquier persona y aunque sean incómodas o no te guste sentirlas en ese momento, son tuyas y son válidas. Si algo va mal, no lo reprimas, simplemente tienes que intentan entender qué es lo que te está haciendo sentir así y hacer algo al respecto.

Positividad no es autoengaño.
El pensamiento positivo atrae acciones positivas. Pero vamos a aclarar una cosa: La positividad no está en negar que haya cosas que estén mal y en ignorar los problemas. La positividad es saber que, pese a los problemas, seremos capaces de seguir adelante, en que todo tiene solución y sólo tenemos que centrarnos en encontrarla. Podemos combinar el reconocimiento de nuestros sentimientos, incluso los negativos, con el pensamiento positivo, porque ser conscientes de nuestros problemas y estar decididos a hacer algo para cambiarlos o mejorarlos es siempre el primer paso para conseguirlo realmente.

Sé 100% libre de toxicidad.
Y con eso me refiero a que no viertas veneno sobre tus compañeros. La critica constructiva está bien si de verdad piensas que tiene un valor, cómo digo, constructivo y lo haces por el bien de la otra persona. En otro caso, ¿para qué? Además tanta negatividad es mala para otros pero también para ti. Es una forma muy rápida de desgastar tus energías inútilmente.

Dale a tu vida el valor que se merece.
Esto es tan simple como decidir que tus sueños tienen importancia y que no debes olvidarlos. Tus sueños y tus metas, da igual el tamaño que tengan, tienes que alcanzarlos. Ser de ayuda para otros o reconocer los sentimientos de los demás, no significa nunca anular tus propias necesidades y aquello que necesites para sentir tu vida realizada.

¡Y disfruta del hoy!
Tu pasado no define tu futuro, así que deja de preocuparte por ambos. Trabaja el hoy para que el mañana sea mejor, pero sin dejar de disfrutarlo porque es el único momento que realmente cuenta. Hoy tu tienes el control, hoy puedes hacer algo, hoy puedes vivirlo y puedes disfrutarlo.

Si son tan sencillas ¿Por qué tardamos tanto en decidirnos a hacerlo de verdad?

2

You May Also Like