Month: September 2016

We all know the expression “alpha male” but we always use it in a wrong way. The term “alpha male” comes from wolf packs, but we apply it to people who actually don’t look like a real alpha male at all.

In our imagination, the alpha male is always an aggressive man who imposes his ideas on others and establishes his leadership by force, doing everything only in his own benefit, stepping over everything else. But the true alpha male is something different.

In wolf packs, leadership is carried out together with a partner: both the male and the female of a couple of power are authority figures. It’s a shame that we have such a violent and irrational image of wolves whereas they are creatures from which we could learn a lot.

The real Alfa.

The alpha male in a pack of wolves doesn’t impose his leadership upon the pack violently. Alpha, either male or female, is an individual who inspires confidence in its pack mates. If you are a wolf you can be born in a pack and be promoted to alpha because of your personality and your leadership skills. You can leave the pack, find a female and start your own pack, or you can join another pack as beta. Although it has long been speculated about how the packs are structured, it seems that in the end it doesn’t have much to do with power struggles but with being the most suitable individual for the job and having the respect of the pack. If “you’re” an alpha, the pack will follow you, not because they must, but because they want.

It’s interesting that we can find a social system based on trust, respect and responsibility in wild nature, within a species that we have always considered criminals.

lobitos

Although the change of the leader can be made through a “ritual battle”, it’s not a real fight in which wolves measure their physical strength, as the leadership in a pack of wolves always depends on the personality. An ambitious wolf that tries to challenge the current leader without being supported by the pack won’t get the job, even if it’s bigger, stronger and more ferocious.

The mission of an alpha is mainly to keep the pack safe, united and well fed. So, for example, an alpha can be very active and aggressive while hunting and even take the first bites of the prey, but it will step back immediately and ensure that the whole pack is eating. It takes special care about the youngsters, either its own or those of the rest of the pack. An alpha never shows aggression to the rest of the pack or subdue them by force or threats. However, it shows its tough side in order to defend a member of the pack from external threats. Alpha is a true authority in all aspects and it is vital that the whole pack feels safe in presence of its alpha, adults as well as youngsters.

The couple of alphas doesn’t usually have a lot of privileges above the pack, but if they do, the privileges are first of all the right to choose the territory and start the hunt and breeding preference, but little else. Although the leaders of the pack may sometimes sleep at a higher spot, the rest of the pack “at its feet”, it is not really a superiority mark because in this way alpha can have a broader view of the surroundings, keeping the pack protected from possible rivals or other threats.

Although we don’t usually talk about it, the decisions of the alpha female are as important for the pack as those of the alpha male. In fact the alpha female can influence the whole pack as well as the male alpha would do.

What can we learn from the wolves?

This example is very clear and can be easily summarized. The leader of a team, as well as that of a pack, is primarily the one who knows how to gain support of the team, to be trusted by everyone. And how to keep that trust through responsible leadership when the best for the team is the goal.

Leadership is not a privilege but a responsibility, and those who know it best so far are not the humans, but the wolves.

Like Mariana López de Waard on Facebook for more news and tips! And if you want to be a part of a strong team, send a message here to Mariana and she’ll contact you.

0

It can be a relative, it can be a friend, it can be a partner or a neighbor who you always meet in the lift and who looks very nice but always has a very strong opinion about something that shouldn’t concern them. It’s always someone with good intentions, in principle, perhaps without any malice, but , even not on purpose, they always produce a shadow of doubt. A sentence with a slightly odd tone, a kind of a judging look when they listen to you talk about your plans. I’m sure you have experienced that.

You’ve got an idea, a goal, determination and your heart beats faster any time you think about it, you feel more alive than ever, driven by this purpose. And then that well-meaning friend comes with their “Are you sure? I wouldn’t do it”

Well … and who asked them?

Sometimes, the mistake of good people is in failing to recognize that we all can make mistakes, and an opinion, despite of our right to have one, is pretty useless except for destroying dreams. And also an opinion may be erroneous.

Really, think about it. Think about it thoroughly. An opinion is just that – an opinion. It can be used for fun in a discussion with some friends, mark what you like or what you don’t, what you feel comfortable with or what you don’t. But in important issues, an opinion without any base is no more than a shadow.

When someone decides to undertake something it’s normal that this side of someone very close flourishes, because human beings sometimes tend to comment on the life plans of those whom they know, especially if those plans are out of the norm. We maintain connections that are pleasant for us because we voluntarily or involuntarily want that those close to us who have had the audacity to sort out a problem, which we don’t want to have either, to be there for us.

Is it stable? Is it risky? Are you ready for that responsibility? Aren’t you going to bite off more than you can chew?

I find it much worse to chain you to a life where nothing exceptional awaits you, nothing exciting, nothing big … and even worse that only because of the fact that you see no way out now you make other people be afraid to try new things and look for different ways and bigger life plans.

However, well … we could say that those people don’t do it with malice. They are afraid. They are afraid for you, too. So  they must learn that a life of one is for one to live, and that protecting you from a failure will not do you any good, it will only turn you into a person with less experience and less preparation … It’s okay that they have their own decisions and opinions, that they decide to live their lives as they will, although not the one I would choose for me. But what is not ok is to get in the way of another person with dreams and plans and to say “uhm … I do not know, what if it goes wrong?”

If it doesn’t work, I will still have done more than that person who raised an eyebrow while listening to me talk about my plans, and I will be prepared to continue doing and living much more than that person. I will always be grateful to those willing to support me, whether or not they share my ideas. And those who judge me for what I do and try to get me into their fears zones… Well can only tell you this: “If you’re not going to help me fly, clear the track.”

0

En esta nueva entrega de aprendiendo negocios de la naturaleza, vamos a fijarnos en los pingüinos y como tienen una sociedad estructurada en base a una sola cosa: sobrevivir la mayor cantidad posible de individuos.

Así es, una pare importante en el instinto de cualquier especie es el de la preservación, principalmente mediante la reproducción y la propia supervivencia hasta al menos haber cumplido con la tarea de lanzar al mundo la siguiente generación.

Pero los pingüinos llevan esa preservación de manera organizada, no sólo como una sociedad, sino como equipos.

El huevo y el sistema de rotación.

pingu 1Cuando los pingüinos emperador esperan una cría, esta está en un huevo que debe estar protegido y caliente cada segundo hasta que la cría salga de él. Al estar en un ambiente tan inhóspito, unos pocos segundos de despiste pueden costarle la vida al polluelo, así que esa tarea es un trabajo de veinticuatro horas. Es por eso que ambos padres deben hacerse cargo del huevo por turnos que pueden ser de semanas. Mientras uno cuida del huevo, el otro debe buscar comida para ambos. Si el progenitor que esté buscando comida falla, tarda más de lo normal o le pasa algo, todo se va al traste: el otro padre acabará dejando el huevo desamparado porque el hambre le haga flaquear, abandonar, o muera. Por eso el sistema de turnos ha de ser muy dedicado y preciso o todo el plan fracasa. Suele ser la madre la que emprende el viaje mientras el padre cuida del huevo, la mayor parte del tiempo.

La guardería de crías y la minimización del riesgo y el esfuerzo.

Los mismos pingüinos emperador crean un sistema para proteger a las crías de los depredadores. En lugar de vigilar a sus crías de forma individual, saben que aunando sus fuerzas todos tienen más posibilidades de conseguir que sus crías salgan adelante. Ese sistema requiere que se olviden hasta de quién es cada cría y den el 100% por el conjunto, por todas las crías de la colonia. Los pingüinos se desempeñan por el futuro de su grupo como objetivo global.

Es un comportamiento no muy habitual en la naturaleza en la que en muchas especies prima mucho más el asegurarse de que el gen de cada individuo prevalece por encima de los genes ajenos. Mientras que los pingüinos invierten sus esfuerzos en la especie en general y no sólo en su marca genética.

pingu 2Así pues, los adultos forman “guarderías”, en las que todos los polluelos se juntan en el centro, muy pegaditos unos a otros, mientras que los adultos forman una barrera a su alrededor. Ahí también se establecen algunos turnos, mientras que unos luchar por mantener a las crías juntas, protegidas calientes, otros vuelven al mar a por comida.

Este sistema les ayuda a minimizar esfuerzos para conseguir la mayor cantidad de seguridad para todas las crías de la colonia.

Cuando los que fueron a buscar comida vuelven, alimentan a los polluelos sin importarle si es exactamente su cría o no, todas las crías alimentadas y cuidadas.

¿Qué podemos aprender de ellos, de cara a los negocios?

Los pingüinos son un ejemplo de un funcionamiento prefecto de un grupo repartiéndose las tareas a partes iguales. En un sistema que no tiene unas tareas definidas para cada individuo, se rotan para que dichas tareas se lleven a cabo con total precisión. Ninguno tiene una tarea concreta y sin embargo todos saben que hay que hacer en cada momento para asegurarse de que la mayor cantidad de crías llegan a la madurez en un hábitat duro y difícil para la prosperidad. Ningún pingüino es capaz de llevar una sola tarea por si solo y a tiempo completo.

De esto podemos aprender que los objetivos altamente complejos, difíciles y a largo plazo son más fáciles de completar si repartimos el tiempo de forma eficiente.

Este sistema tiene estos ejemplos de uso en la vida humana y los negocios muy claros:

1. Cómo emprendedor, en solitario, el reparto del tiempo entre tareas de una manera inteligente nos evita el desgaste. No se trata de saltar de una tarea a otra, sino de evitar que centrarnos en exceso en una sola tarea y perder el control sobre las demás.

2. Compartir objetivo con otras personas puede ayudarnos también a evitar un desgaste gracias al apoyo en otros y a que el esfuerzo se ve amortiguado en el equipo.

3. El objetivo del equipo, la visión de conjunto, el plan a largo plazo es más importante que el beneficio personal.

¡Sigue a Mariana Lopez de Waard en Facebook para más consejos! Y, si quieres formar parte de un grupo fuerte y unido, no dudes en enviar un mensaje con tus datos y ella se pondrá en contacto contigo personalmente .

1

Hoy es un buen día para retomar la tradición de las fábulas aplicadas a los negocios y tomarnos unos minutos de tranquilidad y de reflexión con esta nueva historia que trata sobre el esfuerzo y las metas.
La fábula de hoy se llama:

La Zorra y las Uvas.


Una buena mañana paseaba una zorra buscando algo que comer, cuando dio por casualidad con un gran y frondoso viñedo, repleto de uvas maduras y jugosas. Aquella visión le parecía un paraíso, pues estaba hambrienta y algo tan jugoso y refrescante como unas uvas (un gran montón de uvas) era justamente lo que quería y lo que necesitaba.

Por desgracia para la Zorra, las uvas estaban dispuestas sobre unos troncos alzados a una distancia a la que la Zorra no podía llegar simplemente con la boca. Intentó estirarse primero, y ponerse de puntilla después. Pronto estaría saltando, pero a los pocos intentos las uvas le parecían cada vez más lejanas y sus fuerzas cada vez menores.

zorriFrustrada, hambrienta y molesta. Decidió dejar las uvas atrás y se puso en marcha hacia otro lugar donde encontrar una comida que requiriese menos esfuerzo. Fue entonces cuando vio que un águila apoyada en la rama de un árbol, a muy pocos metros del viñedo, había visto todo el espectáculo.

Avergonzada por su fracaso le dijo al águila:
– Estaba por cogerlas cuando, al acercarme, vi que ni siquiera estaban maduras. Están amargas…

La zorra se marchó orgullosa contándose y convenciéndose a sí misma de que las uvas no merecían el esfuerzo, pues aún no estaban maduras.

De esta fantástica fábula podemos sacar varias lecciones y por eso es una de mis favoritas.

1. Las metas demasiado altas invitan al abandono más pronto: Es por eso que siempre que nos marcamos metas debemos estudiarla, comprender su viabilidad y separarla en distintos objetivos más pequeños, que de igual manera nos van ayudando a llegar a nuestra meta final. Pero de esta manera nos ayuda a ir avanzando y realmente sentir que hay un progreso en lugar de ver una gran meta difícil de realizar. Tal vez si la zorra hubiera estudiado otros medos de llegar a las uvas, aunque requiriesen varios pasos, como encontrar un trozo de tronco en que auparse, o una rama con la que sacudir las vides, podría haber llegado a ellas.

2. La gente odia aquello que no logra: No sólo la zorra no se come las uvas sino que le dice al águila que aun no están maduras, creando un posible efecto disuasorio. En su afán de justificar no haber conseguido lo que quiere, convierte esa meta en algo no deseable y dice a los demás, incluso a aquellos que podrían lograrlo, que es algo que no quieren. Es por eso que no debemos escuchar mensajes desmotivadores o tóxicos de personas que nunca han cumplido sus objetivos, porque ellos son como la Zorra de la fábula.

3. Justificamos nuestra falta de esfuerzo con cualquier otra cosa: Si realmente quieres algo, no debes justificarte porque no hay nada que te lo esté impidiendo. Tal vez debes esforzarte más o pensar otra solución. Si no lo hiciste, si no te esforzaste más o no buscaste otras soluciones es responsabilidad tuya y de nadie más. La meta no era demasiado alta, no era inalcanzable. Simplemente no quisiste esforzarte más. Esta es la lección más poderosa que encontramos en esta fábula, que la zorra no logró algo porque no quiso esforzarse más, pero nunca asumió ni su propia responsabilidad, ni el hecho de que pensó que era algo que iba a requerir mucho más trabajo del que quería realizar.

¿Alguna vez te has visto en esta situación? Espero que no, y si es así, que hayas sabido reaccionar y cambiar tu actitud.

Si te ha gustado, te ha sido útil y quieres saber más sobre negocios y liderazgo sígueme en Facebook.
Y si quieres que me ponga en contacto contigo, sólo tienes que dejarme tus datos aquí: http://marianalw.com/es/oportunidad

1

Acabo de regresar de México y puedo decir que la experiencia ha sido tal que me siendo cambiada. A mejor, por suerte. Me doy cuenta nada más subirme al avión que lo que dejo atrás no es un simple evento más, sino un momento muy determinado que me llega a marcar como persona y como líder.

Tenía muy claro que desde finales de agosto en adelante tenía en mi agenda una serie de fechas que significaban mucho, pero no es hasta ahora cuando comprendo realmente lo que eran. Porque en México viví la experiencia al máximo y sentí uno de esos momentos en los que tienes la completa seguridad de que siempre fue este el camino que tenías que haber cogido, que no había otro, y si lo había, definitivamente no lo quiero.

Sensaciones aparte, quiero contaros como fue el evento.

Estuve en una situación de bastante responsabilidad al haber estado traduciendo las palabras de la Doctora Ruja, lo cual además es un grandísimo honor. Fui parte de su presentación y de todo lo que ella tenía que compartir con nosotros, aunque sólo fuera como una voz de fondo, que no deja de ser un puesto muy importante. Es la Doctora Ruja y lo que tiene que decirnos siempre es de alta importancia y de alto interés.

También viví un momento muy especial cuando pude hacerle algunas preguntas antes del evento. Es un momento que voy a poder compartir con vosotros muy pronto y del que estoy muy contenta y orgullosa.

Por último, pero no menos importante es destacar que en mi presentación en solitario me hice cargo de explicar a alrededor de mil trescientas personas, que no es poco, las nuevas condiciones de uso de la red OneLife. Puede no parecer un tema en especial emocionante, pero es una gran responsabilidad ya que se trata de algo tan importante como el propio corazón de la red OneLife ahora mismo, las reglas, la ética común de todos los que somos parte de esa red. No se puede crear nuevos líderes sin una ética. No se puede hacer nada que tenga alma y futuro sin un sólido y bien cimentado sistema ético. Por eso me tomo esta responsabilidad, explicar estos detalles tan técnicos, pero tan delicados y vitales a miles de personas, como lo que es, un honor.

La confianza que mis compañeros y que la misma Doctora Ruja ponen en mí en eventos como estos hace que me reafirme en mi determinación, que quiera asumir más responsabilidad, fortalecer mis estrategias, mi equipo y hacer mis próximos objetivos más grandes y más claros.

1

Esto no te lo esperabas, ¿verdad? En este capítulo de “Aprendiendo negocios de la naturaleza” hablaremos de los suricatos. Estos son unos animales bastante desconocidos que ganaron algo de popularidad con la película El Rey León (¿recuerdas a Timón y Pumba?) y que poco a poco se han abierto un rincón en el corazón de los enamorados de la naturaleza.

Son pequeños, adorables y parecen realmente frágiles, aunque viven en terrenos peligrosos, rodeados de depredadores. Nadie se atrevería a apostar que son capaces de sobrevivir a los terribles peligros del desierto del Kalahari, ¡pero lo hacen!

¿Y cómo lo hacen?

Gracias a la confianza.

meerkat_watcher_by_motherblessing-d542t4a (1)Los suricatos son animales con un sistema social complejo basado completamente en la cooperación. En una colonia de suricatos podemos distinguir a un grupo de individuos que se dedican a tareas concretas, como la vigilancia y alimentación de las crías.

Solo algunos primates y elefantes asiáticos son capaces de identificar a un compañero por su voz, ¡pero ellos también lo hacen! Y tienen llamadas especiales que solo usan en el desarrollo de éstas tareas.

Pero esto no es todo y es que, mientras sus compañeros se alimentan, un miembro de la colonia, conocido como centinela, está atento a cualquier señal de peligro y ellos confían ciegamente en él, que les alerta si hay alguna para que puedan ponerse a salvo.

Antes de salir de caza (son animales carnívoros) se reúnen para asearse los unos a los otros. Ésta muestra de cordialidad suele durar media hora o más hasta que parten.

Cuando el alimento escasea, el grupo se mantiene unido y se marcha a una nueva zona, donde construyen juntos un nuevo refugio para todos.

Aprendiendo negocios de los suricatos

Seas un tiburón de los negocios o alguien que está empezando y se siente aún débil y perdido, lo más importante es que puedas confiar en tu equipo. Que cada uno tenga claras sus habilidades y su papel dentro del grupo.

Y, si eres un tiburón de los negocios, ¡protege a tu equipo! Incluso los más débiles, juntos pueden ser un equipo fuerte y estarán ahí para ti con total confianza si les demuestras que eres digno de ella.

La motivación y la comunicación con tu equipo es esencial para trabajar y, 30 minutos de ánimos entre compañeros, pueden convertir un grupo de suricatos en tiburones del desierto.

¡Sigue a Mariana Lopez de Waard en Facebook para más consejos! Y, si quieres formar parte de un grupo fuerte y unido, no dudes en enviar  un mensaje con tus datos y ella se  pondrá en contacto contigo personalmente .

2

Previously I wrote about the importance of speaking other languages when you’re working on a job like this, network marketing. This is one of the most evident examples I can show you. But I’m not going to focus on that because there’s more important things to say about it besides the languages issue.

Well, yes, speaking English gave me this opportunity of being among other international partners, doing a presentation in United Kingdom, in London.

But the thing is that the event attracted attention of a great multitude of participants interested on OneLife, a full and receptive audience that made my job a lot easier and comfortable. Even if my job that day was, maybe, a little boring. Well… is not really boring at all! But compared with other parts more attractive such as the OneLife products, explaining the new ethics & compliance and the new branding are too technical and handbook stuff not everybody is equally excited about.

However, I was gifted with a very enviable audience! Entrepreneurs and future leaders without any doubt, with a great grade of love and attention for details.

Is a real privilege to do your job in friendly and welcoming circumstances like that.
The rest of the event and the labour made by my partners deserves a special mention too, because I share profession with authentic professional, leaders capable of inspiring day to day in a way I hope I’m inspiring too, as the first Diamond woman of OneLife to many people and specially women, to make a decision to hold their destiny in their hands and transform it into the shape they want.

It has been a remarkable event in London and I know many more magic moments are to be lived.

Here are some pics of that lovely day:

0

Cuando somos niños no entendíamos el porqué de aprender esto o aquello, de ciertas asignaturas. Luego como adultos y como padres, y tras haber pasado por el mercado laboral con mayor o menor éxito entendemos una cosa o dos sobre la educación. Y algunos, lo que más claro vemos es que no es suficiente.

Le decimos a nuestros niños, no muy seguro de que lo entiendan, pero insistiendo hasta que lo hagan, que saber inglés les dará trabajo el día de mañana. Pero la mayoría de los padres lo ven de una manera unidimensional. Saben que sus hijos tendrán más oportunidades de ser seleccionados para un puesto de empleo si van algo mejor preparados. Pero no son capaces de ver más allá, y no los culpo, yo una vez tampoco supe las posibilidades reales que tenía.

Por suerte, yo sabía idiomas desde pequeña, por mi familia y mi entorno. Pero es ahora cuando empiezo a entender realmente la importancia de este conocimiento.

Los idiomas equivalen a comunicación, a una mayor comunicación. No son sólo algo extra que poner en tu CV, sino una habilidad real que te da oportunidades reales de entablar conexiones con personas reales. Saber otro idioma es una forma de eliminar una barrera, un obstáculo, para llegar a otra persona, establecer relaciones, buscar mentes afines… comunicarte. Un solo idioma es un espacio muy pequeño para moverse si quieres hacer cosas grandes…

Últimamente estoy llegando a más personas gracias a que puedo comunicarme con ellas en otro idioma y eso nos abre las puertas, tanto a ellos como a mí, de una relación, una colaboración mutua que no podría haber existido de lo contrario. Es decir, sin saber idiomas, me habría perdido conocer a muchas personas; y es un pensamiento muy fuerte y muy potente, cuando determinadas personas han dejado una marca positiva en tu vida, que podría no haber ocurrido por un detalle en apariencia tan insignificante.

Es una reflexión a la que llego tras haber pasado por Londres y haber celebrado un evento aquí a lado mismo, en Lloret de Mar, en el que expuse íntegramente en inglés.

El evento de Lloret de Mar fue una experiencia maravillosa en la que compartí esperanzas y pasión por un futuro distinto y mejor con un buen puñado de gente que no habría estado allí escuchándome si yo no hubiera sido capaz de comunicarme con ellos y exponer claramente lo que tenía que contarles.

Reflexiones aparte, estoy más que contenta por el evento de esta mañana y muy agradecida con los asistentes de esta mañana por su acogida, su interacción y su entusiasmo. Y espero saber de alguno de ellos muy pronto y comprobar si mi labor les ha resultado útil.

¡Muchas gracias a todos!

Para los que no habéis estado ¡Os dejo unas fotos que nos hicimos!

 

 

Y tu, ¿sabes la importancia de la comunicación? ¿estás dispuesto a educarte para convertirte en un buen líder? Entonces eres alguien afín con quien me gustaría trabajar. Si quieres ser parte de mi equipo, escríbeme aquí: http://marianalw.com/es/oportunidad y hablaremos.

0