Day: June 22, 2016

Desde hace unas cuantas décadas en las que algunas valientes emprendedoras comenzaran a liderar sus negocios, el número de mujeres en los negocios ha ascendido de manera imparable. Tanto que hoy día somos ya un 47% de nuestro entorno de trabajo y se ha demostrado que las mujeres tenemos un impacto positivo en el resultado final de muchos negocios.

Sin embargo, resulta que aun queda mucho por hacer.

Mientras que la sociedad por fin empieza a reconocer la importancia de las mujeres en el entorno laboral, los estudios no dejan de señalar que todavía quedan muchos cabos por atar y es que aún estado más preparadas que nuestros compañeros para la misma posición, lo normal es que cobremos menos.
Y en cuanto a liderazgo, seguimos teniendo poca representación con alrededor de un 30% de compañías lideradas por mujeres, pero sólo un 5% de las mas grandes.

Que aún queden pequeñas batallas por ganar, no quiere decir que no podamos admirar lo que hemos conseguido e inspirarnos para seguir adelante, cambiando el mundo de los negocios a mejor.

De hecho, estamos en un momento en que nuevos modelos de negocio se abren camino, en una época de innovación y tecnología. Y las mujeres emprendedoras están empezando a romper el techo ce cristal, creando sus propios proyectos en los que pueden ser muy capaces de ganar más que sus compañeros masculinos en los mismos sectores.

Es precisamente en torno a redes sociales, comercio electrónico y negocios que implican a la vez innovación, la ruptura de modelos tradicionales y contacto social los que empiezan a estar cada vez más poblados de emprendedoras femeninas.

Y es en ese área donde podríamos decir que se encuentra el network marketing y en especial el network marketing orientado a productos poco comunes o que estén relacionados con la tecnología. Dónde se encuentra lo que hago yo. Incluso si en apariencia parece un modelo de negocio típicamente masculino ya que implica finanzas y nuevas tecnologías, no podemos olvidarnos de que la fundadora de OneCoin y creadora su tecnología es una mujer.

Las estadísticas nos muestran un cambio lento pero progresivo, y poco a poco, podremos hacer de ese cambio algo más evidente en todas las cifras. Después de todo, el network marketing es uno de los pocos modelos de negocio en los que una mujer es capaz de ganar lo mismo que sus compañeros.

0