Day: May 18, 2016

Las personas tenemos tendencia a olvidar nuestra conexión con la tierra y su naturaleza. Vivimos en la ciudad y nuestros negocios de forma fría y analizamos todo, dejando de lado nuestro instinto y palpitaciones. Pero, en la naturaleza, puedes encontrar una conexión y una nueva forma de vivir los negocios.

Este es el principio de una serie de artículos en los que usaré el mundo animal y la naturaleza para educar en los negocios, buscar qué nos pueden enseñar y exponerlo aquí para que aprendas, conmigo, cómo tener éxito simplemente mirando a tu alrededor mientras paseas por el campo, el bosque… Y voy a empezar con mi mayor conexión e inspiración: Las Águilas.

Y es que creo firmemente que deberíamos tenerlas en mente, tanto en los negocios como en decisiones cruciales a nivel personal. ¿Por qué?

El águila y la tormenta

¿Sabías que el Águila es capaz de prever cuándo va a haber una tormenta?

Cuando las nubes empiezan a reunirse, el águila usa el viento de la tormenta para elevarse, alcanzando alturas sorprendentes y posicionándose sobre las nubes.

Mientras que los demás pájaros buscan cobijo, las lluvias y el temporal destroza todo lo que hay bajo la tormenta. Ellas, por el contrario, se protegen sobrevolando la tormenta mirando el problema desde arriba, utilizando la presión para dejar de aletear y descansar sobre sus alas.

No sólo evitan el problema, sino que además se lo usan en su propio beneficio.

Aprendiendo a resolver problemas

¿Alguna vez has sentido que se acerca una tormenta a tu vida? Has mirado al cielo y has visto nubes negras juntarse. Sientes que algo va mal y, cuando te quieres dar cuenta, tienes temporal encima.

Podemos utilizar las tormentas de nuestro negocio para elevarnos y crecer como personas y profesionales o podemos refugiarnos, escondernos mientras el temporal nos azota y luego recoger los daños.

¿Tú qué eliges?

Todos y cada uno de los problemas que tenemos en negocios tienen sus dos caras y tendemos a ver siempre la negativa y a resignarnos, ¡pero puedes aprender a sobrevolarlos como un águila!

¿Cómo? Es muy sencillo

Hay un proverbio que reza “Si quieres volar como el águila, no te rodees de pavos”.

Si quieres aprender a volar como un águila, debes aprender de otras águilas, no de personas negativas que ni se plantean que sea posible sobrevolar las tormentas porque, por mucho que trates de convencerlos, no pueden y solo te robarán energías y tiempo.
Cambia tu mentalidad, trata de ver cada problema como una solución, concéntrate en esa solución y usa el viento para volar.

0